opinión

Una profesión comprometida con la sociedad

En los últimos años, Argentina mostró un fuerte crecimiento impulsado por la demanda internacional de alimentos evidenciada por un salto preponderante en los precios internacionales, permitiendo la reapertura de los mercados, aumentando nuestra capacidad exportadora. En este sentido, las tareas que desempeñan el Médico Veterinario y el Veterinario resultan excluyentes en un mundo donde se han caído todos los muros restrictivos del comercio mundial, menos el de las barreras sanitarias.

A partir de estas variables el campo retoma su rol de motor de la economía permitiendo la creación de industrias y de nuevos puestos de trabajo incentivando además, la investigación y el desarrollo de nuestros profesionales. Es allí, donde la presencia del Veterinario cobra mayor dimensión, más aún, con la vulneración de espacios biológicos donde su autoridad profesional se vuelve indispensable.

Nuestra institución tiene como misión la formación de recursos humanos, la investigación y la transferencia de conocimientos para mejorar la calidad de vida de la población.

La búsqueda permanente del bienestar animal potenció la idea de comenzar a formar profesionales desde la escuela secundaria. Por eso, la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UBA cuenta con una Escuela Agropecuaria. El proceso de aprendizaje en un entorno de campo y promoviendo el respeto por el medio ambiente, así como la articulación permanente entre actividades teóricas y prácticas, optimiza el nivel de los egresados.

Los veterinarios debemos y queremos ser protagonistas del desarrollo de nuestro país, ya que nuestra tarea está presente en todos los aspectos de la vida en sociedad. Si bien trabajamos en la salud de pequeños animales, nos ocupamos activamente de la producción animal, la salud pública, la bioética, la biotecnología, las terapias asistidas con animales, la tecnología, protección e inspección de alimentos, el bienestar animal y el cuidado del medio ambiente

En este Año Veterinario Mundial, donde se cumplen 250 años del comienzo de la enseñanza veterinaria en el mundo y con la fuerte convicción que es a través de la educación integral tanto profesional como ciudadana, renovamos en este día nuestro esfuerzo para seguir aportando conocimiento con compromiso social, respeto y profesionalismo.

(*) Profesor Marcelo Miguez (Decano de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la UBA)
Opiniones (0)
24 de junio de 2018 | 23:22
1
ERROR
24 de junio de 2018 | 23:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"