opinión

Acariñame

Ha llegado la nieve. Marisa me canta y mueve su boca e imanta la noche entrometida como en madrugada, suavemente, como un vientito en una playa de Bahía. Marisa sabe, que mientras más cante, más nieva en esta guarida a cielo abierto.

Acariñame

Estuve toda la tarde con Marisa Monte, escuchándola claro. La llamé desesperado porque alguien tenía que ponerle música y amor a esa tarde helada de soledad –era como un pozo la tarde-. No quería más nieve de la que tenía en el picaporte. Nos aflojamos. Su presencia cedió el tedio. Nos desnudamos a la altura de la estufa y nos servimos un Baileys. Le pedí una canción de cuna. Le dije: “Quiero Velha infancia Marisa, acústica en la voz, una Velha infancia acústica”.

Como los buenos trovadores le propuse: “larguemos juntos, que no se note y sea amor”. Y ella empezó a cantar y no paró. Marisa Monte cuando empieza no para y la vida no para. Y yo le advertí que “Velha infancia” me importaba más en ese momento que un pedazo de playa bajo mi dominio. Y brilló su voz. La voz que acariña (Acariñar es un verbo que improvisó mi hija con 4 años, “acariñame papá”, me decía hace un tiempo).



Ha llegado la nieve. Marisa me canta y mueve su boca e imanta la noche entrometida como en madrugada, suavemente, como un vientito en una playa de Bahía. Marisa sabe, que mientras más cante, más nieva en esta guarida a cielo abierto. Y bailamos. Por más frío bailamos. Pedimos más frío con el cuerpo. Y los cuerpos dejamos calientes.

No importan los tanques. Importan los cuerpos. Qué importan los misiles. Importan los pechos. Somos pechos avistados por Marisa Monte. Tenemos una infancia pacífica pero a la guerra la necesitamos.  Quiero una metralleta para abrazar y hablarle de la tela que dejó mi araña sin despedirse. Solo para eso quiero una metralleta.

Opiniones (3)
24 de junio de 2018 | 17:40
4
ERROR
24 de junio de 2018 | 17:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. marisa monte una genia me encanta y vanessa damatta con boa sorte exc música.
    3
  2. ... su canción Vehla Infancia. Por eso no me llegó tanto tu relato y me demoré en comentarlo. Ahora busqué la traducción y bueno, lo entiendo más. El escrito tiene cosas buenas como... *Quiero una metralleta para abrazar y hablarle de la tela que dejó mi araña sin despedirse. Solo para eso quiero una metralleta.* Me gustó... PD, tu nena tenía a quien salir...
    2
  3. con el delirio again...Aflojemosle al humo che....
    1