opinión

Perú en su momento crítico

Perú se encuentra transitando días críticos en la modelación de su futuro político, económico y social. Ollanta Humala ha ganado, finalmente, las elecciones presidenciales, y ahora tiene que definir la identidad institucional de su futuro gobierno. La decisión crítica no pasa por la orientación ideológica de izquierda o derecha, sino por el nivel de calidad institucional que va a imprimir a su gobierno. La contradicción fundamental es entre el modelo institucional republicano o el clásico populismo latinoamericano, que minimiza las instituciones, concentra el poder en el caudillo y abre las puertas a la corrupción, inflación y demás resultados que ya conocemos.

En otras palabras, Ollanta Humala está definiendo en estos días, si va a llevar al Perú de retorno al populismo, como en las gestiones  de Alan García  I, y Fujimori; o si lo conducirá hacia un sistema republicano donde las instituciones funcionan, como en las administraciones de Toledo y Alan García II.

En la primera vuelta electoral, el resultado parecía bastante desalentador. Las tres candidaturas que asumían trayectoria y voluntad política de administrar el Estado dentro del sistema institucional-republicano, fueron derrotadas. Sólo permanecieron en carrera dos candidatos de perfil populista, uno de derecha (Fujimori) y otro de corte “nacional y popular” (Humala). En esa primera vuelta electoral, parecía que Perú se alejaba del modelo institucional que había transitado en los últimos 10 años, siguiendo el paradigma de Brasil, Chile y Uruguay, para regresar al paradigma populista, cercano a Venezuela, Ecuador y Argentina. De estos tres países, el parecido mayor era con el último.

En efecto, en las dos últimas décadas, la política argentina ha oscilado entre dos expresiones del populismo peronista: el populismo neoliberal de Menem, y el populismo nacional y popular de los Kirchner, propuestas homólogas a las que representan en Perú Fujimori y Ollanta Humala respectivamente. Por eso algunos analistas interpretaron la primera vuelta electoral como una especie de “argentinización de la política peruana”. Y el Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, manifestó su rechazo al populismo latinoamericano, ganador de esa elección, mediante una metáfora tajante: Perú quedó entre el sida y el cáncer.

Terminada la primera vuelta, se produjo un periodo de reagrupamiento y rediseño de las estrategias de campaña. Aconsejado por sus asesores, Ollanta Humala resolvió modificar su posición, tomar distancia de los modelos populistas, y acercarse a la alternativa de calidad institucional republicana representada por Lula. Ese giro no tardó en despertar dudas. ¿Es una actitud profunda, una convicción real, o mera  táctica electoral?

Mirado con ojos argentinos, el cambio de Ollanta Humala hizo recordar la campaña electoral de Cristina Kirchner en 2007, cuando asumió el compromiso de avanzar en la construcción de un Estado con alta calidad institucional; si la gestión de su marido, signada por la emergencia económica, había tenido que tomar decisiones de emergencia, ella se encargaría de normalizar el país, con el énfasis en las instituciones. Como garantía de esta decisión, convocó al gobernador de Mendoza, el radical Julio Cobos, como vicepresidente. De esta manera se rearticularía la oportunidad perdida en 1946, cuando estuvo a punto de constituirse la fórmula Perón-Sabattini, de modo tal que la energía social que aportaba el liderazgo del general, se compatibilizara con la conciencia cívica y republicana del ex gobernador radical de Córdoba. Cristina asumió esa promesa como un pilar de su gestión.

Después de ganar las elecciones de 2007, Cristina olvidó ese compromiso. Las instituciones siguieron avasalladas. Una de las pruebas más notables estuvo en el INDEC, que de ser una de las más prestigiosas instituciones de medición de indicadores sociales y económicos en América Latina, ha pasado a ser una vergüenza nacional, una máquina de falsificar información y un espacio de indignidad: los empleados del INDEC tienen que mentir, sistemáticamente, para cobrar el sueldo y darle de comer sus hijos. Y a estas irregularidades se les pueden añadir muchas otras, sobre todo en el manejo discrecional de los recursos públicos: no hay instituciones evaluado proyectos con procedimientos transparentes, sino operadores políticos  que extorsionan a empresarios, gobernadores e intendentes, a cambio de otorgar subsidios.

El antecedente de Cristina sobrevuela el Perú. Como Cristina, Ollanta ha jurado en toda la campaña de la segunda vuelta electoral, que va a respetar las instituciones. Algunos le han creído, como Mario Vargas Llosa, que se jugó el todo por el todo para cerrar el camino a la derecha fujimorista; también confió en Ollanta el ex presidente Toledo, que estaría aportando cuadros y equipos al futuro gabinete de Humala.

Pero las dudas persisten. ¿Qué piensa realmente Ollanta? ¿Cuál es su verdadero referente externo? ¿Qué modelo institucional va a poner realmente en marcha durante su gobierno?

Opiniones (9)
23 de febrero de 2018 | 20:30
10
ERROR
23 de febrero de 2018 | 20:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. He leído por ahí que Humala ha dicho que va a seguir el modelo de Lula, pero, pero, el populismo tienta: asegura votos... como sucede con este gobierno. A pesar de las ollas malolientes que cada tanto se destapan y que el juez Oyarbide se esmera en volver a tapar, parece que Cristina gana en primera vuelta. Lo dicen las encuestas, pero yo no estoy convencida: confío en que los independientes votarán por otros candidatos. Algo me llama la atención: tengo conocidos ultrakirchneristas que ensalzan a Cristina y al modelo (???) y, oh casualidad, trabajan todos para el estado. De los que conozco que se desempeñan en la actividad privada, ni uno la votaría, es más, no la pueden ni ver y critican sus planes descansar que pagamos todos via ANSES, Banco Central y PAMI. Lo que no puedo entender es la indiferencia de mucha gente oficialista hacia la corrupción. Hay muchos que ni están enterados, otros que están enterados pero no les importa y otros que la aceptan con tal de no perder su statu quo. Cuántas obras, viviendas, etc. se podrían hacer con los dineros que van a parar a los corruptos? Me parece que hasta se podría acabar con la pobreza. Veremos que pasará en octubre, todavía tienen que remar durante cuatro meses...
    9
  2. Lacoste: Empezaste escribiendo de Perú, de Humala, de García, de Fujimori de Toledo, de las elecciones peruanas y seguiste escribiendo de Brasil, Chile y Uruguay, de Venezuela, Ecuador y Argentina. Del in-nombrable, de NK, de Vargas Llosa, de Lula, Mendoza, Perón, Sabattini, de COBOS!, de, de, de,.... Me parece que el que está en su momento crítico sos vos.
    8
  3. Tu desdén hacia los populismos latinoamericanos es tan pero tan gorila, que realmente explica porqué al adherir al radicalismo lo hiciste en su ala más derechosa y miserable. Me extraña que un tipo que se dedica a la historia ataque tanto el populismo y avasallamiento institucional del peronismo y se quede calladito respecto del respeto demostrado por sus opositores bombardeando la plaza de mayo o fusilando gente o proscribiendo al peronismo y su constitución por decreto. No te da vergüenza por lo visto ser tan miserable. Decime qué instituciones se avasallan en este gobierno mientras la Justicia procesa a cualquier tipo sin que el gobierno mueva un dedo para interferir, o permita los eructos dialécticos de los 'republicanos prolijitos' como vos y demás liberaloides sin que les caiga la mazorca a la casa. Dejate de decir macanas querés que nunca ha habido tanta libertad de expresión ni independencia de poderes, y si tenés algo para decir presentate en Tribunales tranquilo que si tiene entidad tu denuncia seguramente habrá un fiscal que se encargue
    7
  4. Sos un parásito Lacoste !!!
    6
  5. Para mr winter. Duda. Como hace tiempo que no tengo referencia de Lascote, me gustaría saber en que anda por esa aclaración que vos dejás picando al decir que tenés %u201Calgunas disidencias ideológicas%u201D con tu maestro y que lo logras aclarar. Che: ¿Cambió de nacionalidad o de partido político?
    5
  6. No ha habido gobierno mas perversamente unitario en la historia argentina que el de los Kirchner, ni siquiera los de las dictaduras. Y lo realmente desargentinizado en estos años K es el petróleo, las estaciones de servicio, la minería, la tierra fértil -900.000 hectáreas sólo de Benetton- , las semillas y los fertilizantes, la agroindustria, la casi totalidad de las bodegas y viñas de Mza. y San Juan, las ensambladoras automotrices (y ya casi no se hacen autopartes, son brasileñas), el grueso del comercio -como todos los hipermercados-, la telefonía y demás comunicaciones -incluída internet que se la quitamos a Clarín para dársela a los extranjeros de Telefónica-, los bancos y servicios financieros -grandes ganadores de la etapa K- y casi todas las grandes empresas que ahora son de los yanquis, brasileños, chilenos, etc., como Alpargátas, Terrabusi, Perez Companc y cientos mas. Por qué no intentás hacer una lista al revés y tratás de ver qué sectores de producción de riqueza quedan en manos argentinas. Te vas a sorprender. Te desafío a contestarme. También te vas a sorprender si descubrís que los que ustedes desprecian por no se "nacionales y populares", como los brasileños y chilenos -además de ser dueños de lo que era nuestro-, son dueños de la gran mayoría de sus empresas privadas, de sus petroléras y principales mineras (son estatales) y pesqueras. Y tienen una inmensa industria. Es increíble la ignorancia y deshonestidad intelectual de estos "granaderos" K (lavándome la boca y pidiéndo mil perdones a los gloriosos granaderos). La política económica K es la misma de Martínez de Hoz, Ménem y De la Rúa, incluído el dólar planchado, con tablita o convertible. A ustedes el libreto se los escribe Shocklender desde sus yates y se lo creen. No me extrañaría que se cree un premio internacional a lo "nacional y popular" y ustedes sean declarados ganadores por Kissinger, Bush y Soros. Muy buena nota Lacoste.
    4
  7. Estoy de acuerdo con Lacoste en su analisis y el tiempo perdido desde la asuncion de cristina como presidenta para originar los cambios institucionales que todos creiamos que iban a suceder...nada de eso paso. Pero, la formula era acompanada por Julio Cobos, el cual nosotros conocemos quiens, un vice presidente tiene que acompanar a la persona que lo selecciono, en USA Walter Mondale, nunca disintio con Jimmy Carter. Bush padre tampoco lo hizo con Reaga, Gore tampoco con Clinto y Biden siempre ha sido leal a Obama, Cobos se equivoco desde el principio en aceptar la coalicion con Cristina, y tambien lo hicierion los mismos radicales, extraviados de su plataforma y desesperados por llegar al poder. Un ejemplo, mas notorio. lo que hace Iglesias en derrotar a su propio partido las eleccoines pasadas. Por eso tenemos a Jaque?
    3
  8. Pablo, la verdad es que tener noticias tuyas aunque sea por este medio me gratifica y me alegra. Sos una de las personas que representan un hito en mi formación, a pesar de que por lo que leo ahora tendríamos algunas disidencias ideológicas, salvando siempre las proporciones de conocimiento. Admiro mucho el hecho de que hayas advertido la necesidad de acompañar el talento con sacrificio y trato todos los días de seguir esa premisa. Mas allá de lo anterior te agradezco porque pusiste una condición sine qua non para que yo viviera una de las etapas más lindas de mi vida. Te mando un abrazo grande donde quiera que estés.
    2
  9. Contra las expresiones peyorativas del señorito Lacoste, le pido a Dios que Ollanta Humala se anime y ponga en práctica un verdadero gobierno nacional y popular. Llama poderosamente la atención el descomunal nivel de extravío mental del señorito, quien pretende trasvasar, para el análisis político latinoamericano, modelos europeos o yanquis que nada tienen que ver con la América Latina. Jauretche diría que es un verdadero "tilingo" de los que siempre están mirando para afuera desde el Puerto de Buenos Aires. Necesitamos verdaderos pensadores nacionales y no unitarios palanganas desnaturalizados y desargentinizados.
    1
En Imágenes
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
13 de Febrero de 2018
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
París bajo la nieve
7 de Febrero de 2018
París bajo la nieve