opinión

Hijos del Liceo gobiernan la provincia

A la provincia la gobiernan los que ya ganaron hace años. Y esos son los que fueron al Liceo. Después el cocktail se completa con unos opus. Son las sectas que se juntan y se cruzan las mujeres como intercambio para la supervivencia. Comunidades de autosubsistencia que trocan negocios por respaldo político.

Hijos del Liceo gobiernan la provincia
Si por casualidad fuiste al Liceo General Espejo, aquí, en la provincia de Mendoza, tenés una chance, se achica el margen de probabilidades. Estadísticamente tenés más posibilidades de ser gobernador que cualquier gil que fue al Belgrano, al Normal, o al Nacional Agustín Álvarez.
Liceísta. Con eso corrés con ventaja.

Cortados con la misma tijera, afeitados en la misma barbería. Peronista, ganso o radical. Da igual, el tema es haber pasado, con éxito, por el Liceo. Baglini, Aguinaga, Cobos, Iglesias, Paco Pérez. Liceístas.

Ingeniero, abogado o contador. Bien, eso suma, pero lo que garpa es haber sido un pelado botón, un liceísta, en lo posible ex jugador de rugby.

Seguramente, si además te cogiste a un par de mendukas de renombre o vas a misa como un borrego los domingos, el puntaje dispara. Tenés el perfil. Sí que lo tenés. No te arrepientas de ese amor aunque te cueste una gobernación.

Son la relaciones sociales, "¿vistes?"

Maristas garpa pero el Liceo es el Liceo. Digamos, hiciste los deberes capo. Solo tenés que avisar en la comarca que tenés ese barniz y potencialmente sos candidato. Estás en el ADN del poder. Te necesita el poder, estás formateado para el poder.

El tema es que cumpliste el ritual de iniciación, te hacías veinte pajas por semana y el sábado salías a cazar. Chicos de la quinta que ahora viven en chacras. Así se forman los dirigentes en Mendoza, los que triunfan. A ellos les debemos lealtad.

A la provincia la gobiernan los que ya ganaron hace años. Y esos son los que fueron al Liceo. Allí donde encarcelaron militantes durante la dictadura. Después el cocktail se completa con unos opus. Son las sectas que se juntan y se cruzan las mujeres como intercambio para la supervivencia. Comunidades de autosubsistencia que trocan negocios por respaldo político.

“Mirá mi rodgüeiler, tiene cachorros, hay que ubicarlos. El día de mañana pueden  agarrar un ministerio o ser empresarios, ¿no me digás que no tienen futuros los choquitos?”
Opiniones (158)
25 de febrero de 2018 | 00:00
159
ERROR
25 de febrero de 2018 | 00:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Jajaja padilla aprende a respetar al prójimo se educado y que tu resentimiento te lo guardes bien adentro. Saludos de la 46
    158
  2. Que te pasó? algún cadete te robó la novia y quedaste traumado????
    157
  3. MDZ si son periodistas serios, creo que deberían rever esta ¿nota? ¿opinión? de este ¿periodista? ¿resentido?. La verdad dejan mucho q desear al permitir y mantener online opiniones tan bajas y carentes de utilidad y sentido.Mejoren el perfil, no se suban al tren del resentimiento y la mediocridad que les puede resultar caro...se calumnia y se injuria a mucha gente.. OJO..!!
    156
  4. ...echale agua. A ver Padilla si se pone las pilas y deja de violar la Ley.\ Gabriel Cabrera
    155
  5. Ley 23.592 - Actos Discriminatorios. Art. 1° - Quien arbitrariamente impida, obstruya, restrinja o de algún modo menoscabe el pleno ejercicio sobre bases igualitarias de los derechos y garantías fundamentales reconocidos en la Constitución Nacional, será obligado, a pedido del damnificado, a dejar sin efecto el acto discriminatorio o cesar en su realización y a reparar el daño moral y material ocasionados. El Plan Nacional Contra la Discriminación, aprobado por Decreto presidencial n° 1086/2005 y por decreto provincial 3700/2008 enumera una serie de propuestas, entre las cuales la n° 208 en la que se afirma: "Arbitrar los medios para ejercer un seguimiento y control estatal efectivo sobre formas y contenidos de los medios de comunicación estatales, privados, comunitarios e INTERNET (la mayúscula es mía) que incluyan cualquier tipo de discriminación, prejuicio, agresión o estigmatización a distintos grupos o sectores de la población que por sus características puedan ser víctimas de discriminación. El *insulto* es la acción de ofender a alguien provocándolo o irritándolo con palabras o acciones. Es decir que el insulto tiene por finalidad ofender a la otra persona. Debe ponerse énfasis en que el insulto es un acto, una acción y no un mero enunciado de ideas, expresión de opiniones o transmisión de contenidos. Señor Director le ruego tenga a bien adoptar las medidas necesarias a efectos de evitar que en el uso del derecho a la libertad de expresión de los periodistas y los usuarios se permitan comentarios discriminatorios. PD: *Los mensajes son premoderados*... que se cumpla entonces con la moderación.
    154
  6. Felicitaciones por la nota. Me sorprenden tantos dolidos. Lo que decís me llena de esperanzas. Me entusiasma que las estadísticas estén de mi lado. Mi sueño siempre fue formarme para poder contribuir con el engrandecimiento de mi Patria. Estoy cerca. Que honor si pudiera hacerlo desde el gobierno. Es decir, que el pueblo democrático me elija como su representante, depositando en mí la responsabilidad de dirigir el futuro de miles de personas. Efectivamente, en el Liceo, nos prepararon para liderar (allí se llama mandar) y para destacarnos del resto. Pero en fin, por lo que aseveras, veo que el espíritu que nos inculcaron se manifiesta fácticamente hoy en día. También me llena de agrado, que nuestra formación diferente siga siendo la espina de la sociedad moderna. Cuando era Cadete, me miraban como bicho raro cuando en un colectivo, yo de uniforme, me levantaba para darle el asiento a los mayores, también cuando hablaba en público sin titubear o cuando en cualquier organización aparecía un liceísta manejando la dinámica del grupo sin temblarle la mano por la edad o su condición de soldado. Hoy me siguen mirando diferente porque respeto nuestros símbolos e historia, creo en la democracia y en la República, lloro cuando se canta el Himno Nacional y también lloro cuando veo que entre políticos comerciantes, periodistas amarillistas, empresarios corruptos y ciudadanos traidores, buscan engrandecer sus arcas para alcanzar cierto enteléquico poder, pisando al que tiene al lado. ¿Ah, el País? A quién le importa. Quizás si hubieran pasado por el Liceo, lo hubieran aprendido. De la tijera liceísta me quedan los mejores cortes. Me duele que ya no se consiga una para poder rapar a mi hija del mismo modo. Al menos estoy yo y otros miles de camaradas que me ayudarán a transmitirle lo que aprendimos en nuestra adolescencia, con rigor, respeto, deporte y compromiso. Es un poco sesgado circunscribirse al ámbito del Liceo Espejo y Mendoza. Por los claustros de los seis Liceos Militares (creados por decretos presidenciales), han transitado peronistas, radicales, socialistas, comunistas, de izquierda, de derecha, montoneros, militares, policías, abogados, médicos, presidentes, vicepresidentes, gobernadores, ingenieros, héroes de Malvinas, músicos, artistas, científicos, docentes, políticos, periodistas, artesanos, empresarios y tantos, tantos buenos ciudadanos más. De la ideología, hay de todo en la viña del Señor. Que hay quienes se equivocaron y cometieron errores, también. C'est la vie, mon chéri. El Liceo no es más que un muestrario de la sociedad. Lo que nos distingue, sea cual fuere su línea política o profesión u oficio, es la voluntad de ser los mejores en lo suyo, de diferenciarse del resto, creer en el concepto de familia como base de la sociedad, un gran compromiso con el engrandecimiento de la Nación y de defender los ideales, inclusive, hasta perder la vida. Mientras leía me erotizó en pensar lo de coger a un par de mendukas de renombre, es una buen giro idiomático para decir que el arte de la seducción es algo que llevamos adentro y que manejamos muy bien. Si sos un galán, educado, atlético, ilustrado y con objetivos claros, lo del renombre viene como parte del combo. No queda muy caballeresco que oficiando de comunicador social, te refieras a las mujeres mendocinas de esa manera. Pero es lo de menos, lo importante es saber que %u201Csi la vaina no quiere, el sable no entra%u201D. En todo caso, el liceísta tiene la culpa, pero las mendukas de renombre también. Si las mujeres sectarias se prestan al sexo swinger por supervivencia, cabe la pregunta entonces: ¿Si lo hacen conscientes, que problema hay? Total son relaciones sociales, como debe ser. Somos personas sociables, que vivimos en sociedad, por lo tanto para relacionarnos necesitamos relaciones sociales. O estás planteando que hay un límite ético que no se puede transgredir. Hablamos de ética y moral, cuando quieras, ahora no, se haría muy largo. O acaso la autosubsistencia del trueque que mencionas, no es la materialización del término aristotélico de política. Continuando en tu texto te referís a dos colegios muy prestigiosos. La primaria la cursé en Maristas y el secundario, por decisión propia, en el Liceo. De los dos tengo críticas y excelentes recuerdos y, en cada uno a su estilo, te formatean para el poder. Así debe ser. Así debería ser en todos los colegios. Es necesario que nuestra juventud se forme en y para el poder. Hasta diría que es imprescindible que nuestra juventud se forme con una visión objetiva, firme y comprometida con respecto al poder. Que lo ejerzan de chicos, que lo sientan de cerca, que lo experimenten entre sus pares, que se equivoquen y aprendan. Cuando les llegue el momento será demasiado tarde para formatearse. Hay que empezar de chiquitos o seremos devorados por los de afuera. Ya entrando en lo ocultista, como todo sistema, el Liceo, presupone una iniciación. Como cualquier organización. Implícita o explícitamente. Para pertenecer hay que pasar por el filtro y ese filtro son los valores, o los respetás o no. Estos ideales te hacen soportar el estar lejos de tu familia en la etapa más sensible de la vida de una persona. Yo crecí aprendiendo a confiar en el de la cama del al lado, un extraño, más que en mis hermanos. Con el tiempo esto me ayudó en la vida, porque la familia es la familia, pero ese extraño de entonces es hoy mi amigo con el que peleamos todos los días para generar un lugar agradable para los hijos de todos los argentinos. Ese rito de iniciación es duro, sobre todo cuando se ve a granel tanta desidia y decaimiento de las instituciones. La anécdota de las pajas, seguro que te la contó algún agrandado. Veinte por semana me parece una exageración, sobre todo cuando te pasabas la mayor parte del día en un aula estudiando, un buen rato haciendo deporte de alta exigencia, otro pequeño rato planificando el fin de semana, luego venía la cena y con suerte te quedaban fuerzas para dormirte. Veinte por semana, un héroe el que te lo contó. Felicítalo de mi palo. Perdón, de mi parte. Con una, me hubiera sentido Thor. Por el resto, me cabe el sayo, yo estaba entre los que el sábado salía a cazar. Y me iba bastante bien. Eran blanco selectivos y precisos. Pocos, pero de excelencia. Nunca fui muy popular en mis gustos. Lo que la Quinta, Chacras, qué es eso, un gheto. Lo orígenes de nuestra Mendoza, no vienen de esos lugares. Ni siquiera existían. Hoy, que vivan donde quieran, o que salgan de donde puedan, qué te jode. La lealtad debe ser a la capacidad y al compromiso de las personas, no al cambio de domicilio que figura en el DNI. Me encantaría que la provincia la gobiernen los que fueron y van al Liceo, porque gracias a Dios, los valores se siguen manteniendo. Pero eso es una utopía y sería muy aburrido vivir en una sociedad en la que todos piensen muy parecido, con la misma ética y afeitados en la misma barbería. Necesitamos diversidad, opinión, necesitamos el contrapeso que sirva de balance, no la confrontación revanchista desafiante hoy existente que lo único que logra es que perdamos todos. En fin, que le vamo hacer, dijo el gaucho. Rottweiler, doberman o dogo argentino, lo mismo da. Somos perros de caza, hechos a medida, estratégicos, desafiantes. Estamos en constante ataque. Donde nos fijamos un objetivo, lo agarramos y no lo soltamos hasta lograr el éxito. Para mansos, timoratos y genuflexos buscate un caniche, no un liceísta. Por último, quiero aprovechar tu análisis reflexivo para decirles a los actuales padres mendocinos: si añoran una provincia cada día mejor y creen que pueden colaborar activamente con el engrandecimiento del País, manden a sus hijos al Liceo Militar General Espejo. Las estadísticas están de su lado. El futuro de Mendoza está en sus manos.
    153
  7. ya que gastan tanta guita en pretender integrarte a una dudosa elite, pedí que te refuercen la ortografía porque encima que escribís pésimo y con errores, usás lenguaje SMS para expresarte.......
    152
  8. Señores esto no tiene que ver con la ideología de cada uno, tiene que ver con faltar el respeto a los demás, yo no les digo como tienen que educar a sus hijos, tampoco porque piensen distinto a mi los voy a descalificar. Señor Diaz, evidentemente son tan limitado de entendimiento como padilla creyendo que sacando a relucir hechos de hace treinta años, de los cuales la Justicia se tiene que hacer cargo, tal como esta ocurriendo. El Liceo Militar no forma perritos, forma jóvenes con valores como los que perdió esta sociedad esto no tiene que ver con un color o una ideología tiene que ver con educar a nuestro hijos con la herramientas que le van a ser sumamente útiles en su futuro.
    151
  9. Marcelito, existe un dejo de resentimiento en tu nota, bueno bastante resentimiento. Pero en fin es tu vida. Ahora bien que es lo que te molesta más: 1 - no haber tenido la capacidad u oportunidad para entrar al LICEO? 2 - no haberte cogido alguna nena bien? 3 - no intercambiar mujeres con tus CAMARADAS? 0 4 - No estar preparado para cumplir la tarea de Gobernador? Espero que me respondas. Un abrazo fraterno como lo damos en la LOGIA DEL LICEO
    150
  10. ¿Nuestra Ivy League? El elitismo tiene varias facetas.
    En Estados Unidos, la Ivy League es algo más que un certamen deportivo universitario: es la reunión de las ocho universidades más prestigiosas del país. Ivy (hiedra) hace referencia a un rasgo que tienen en común: las enredaderas que tapizan sus edificios vetustos e impresionantes. No es fácil ingresar a Columbia, Yale, Harvard o Princeton. Pero miles de familias estadounidenses matarían por meter ahí a sus hijos. ¿Será por la excelencia académica? Sí y no. En realidad el objetivo prioritario es PERTENECER. Un egresado de alguna de las casas de la Ivy League es un privilegiado en términos de sus contactos sociales, de la poderosa red de la cual va a formar parte cuando egrese. Si viene del 'old money', simplemente confirmará que riqueza y nivel académico pueden ir juntos. Si en cambio sale del 'new money', estará dando un gran paso adelante hacia la aceptación y la integración a una elite codiciada. El punto clave, me parece a mí, es que la Ivy League es tan capaz de darnos a un Kennedy (Harvard) como a un G. W. Bush (Yale). Digamos, un origen elitista legitimado por el voto popular. Salvando todas las distancias, vuelvo a mi post del viernes 20 a las 13:44 (http://www.mdzol.com/0/vnc/voxpopuli.vnc?oid=296864&id=&page=13) donde decía que el Liceo Militar puede suministrarnos egresados tan distantes como Alfonsín y De La Rúa, aunque algún apresurado no haya entendido lo que implica. Un último detalle. Hace muchos años, cuando visité Harvard, me mostraron unas paredes con placas repletas de nombres de egresados. Eran los que habían muerto en las dos guerras mundiales. Eso no es lo sorprendente. Lo curioso es que estaban los graduados DE LOS DOS BANDOS. Como reafirmando la jerarquía de esa hermandad por encima incluso de las naciones en guerra. Todo un símbolo, que quería sugerir que incorporáramos o extrapoláramos en esta discusión sobre el liceo.
    149
En Imágenes
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
13 de Febrero de 2018
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
París bajo la nieve
7 de Febrero de 2018
París bajo la nieve