opinión

La beatificación de Juan Pablo II

El sacerdote Vicente Reale opina, para MDZ, sobre la beatificación de Juan Pablo II, hecho que ocurrirá el domingo.

El próximo domingo, al despuntar el mes de mayo, será beatificado Juan Pablo II.

Sin dudas, un acontecimiento singular por varias razones: apenas han pasado cinco años desde su muerte, ejerció su tarea y misión en la Iglesia Católica a lo largo de veintisiete años, es el predecesor del Papa actual y su vida ha sido reflejo de distintas virtudes no exentas de la humana fragilidad que es connatural a todo ser humano.

Recordemos que la “beatificación” es el segundo paso eclesiástico para que una persona sea declarada santa por la Iglesia Católica. El primero es la declaración de “siervo de Dios” que, en este caso, fue realizada a los pocos meses de su muerte. Y la última diligencia es la “canonización” o declaración oficial de santidad del difunto Papa.

Personalmente, deseo rescatar tres aspectos destacables en la vida de Juan Pablo II.

1-      Su natural facilidad para conectarse y encontrarse con la gente. Sea a través de su palabra, de sus gestos o de sus actitudes. Era un hombre que se hacía querer a primera vista. Rasgo muy importante a la hora de evaluar su misión de evangelizador dentro de la comunidad católica.

2-      Sus Encíclicas Sociales (Laborem excercens, Solicitudo rei socialis y Centessimus annus) que fueron señeras en explicitar la nueva situación socio-político-económica del mundo globalizado, aportando buenos y sólidos criterios para el recto accionar social de los católicos y de toda persona de buena voluntad que deseara aportar su contribución en esta nueva etapa de la vida social mundial.

3-      Los últimos tiempos de su vida entre nosotros. He quedado muy impactado por su “estar al pie del cañón” hasta que el aliento y la palabra le fueron mezquinos. Ese llevar la vejez y la enfermedad con total dignidad y al costo de mucho esfuerzo. Aunque no pronunciara palabra. Derramando su vida interior a través de sus ojos y su mirada.

A muchos nos hubiera agradado que en el andar de la Iglesia Católica en estos tiempos, varias actitudes e intervenciones de Juan Pablo II hubiesen sido otras. Y es aquí donde entran a jugar muchas situaciones personales, institucionales y la ya nombrada debilidad y error humanos.

Porque, en el fondo, el único Santo es Dios, y toda santidad o bondad humana es un pálido reflejo de aquello.

Importa, entonces, destacar que la declaración oficial de Beato/a o de Santo/a de ninguna manera significa que sean las únicas personas que han trascendido en esta tierra y que, con nueva presencia, están junto a Dios y junto a nosotros.

Entre nosotros, y antes de nosotros, existen millones de personas buenas y virtuosas que perseverantemente y calladamente han estado y están ayudando a nuestro mundo a ser un poco mejor y a que cada vez más acertemos por el camino de una mayor justicia, dignidad y mejor vida para todos. Para mí, esta es la “santidad primordial” fundada en el amor y en la tarea de cada día.
Opiniones (8)
22 de abril de 2018 | 09:58
9
ERROR
22 de abril de 2018 | 09:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. La vida cotidiana está llena de personas santas, humanamente santas como todos los santos humanos, que no son menos santos porque la institución no los legalice. Lo que regula la iglesia es a quien se le puede rendir culto, pero eso no significa que no existan muchos que no son "legalmente" santos pero que por sus obras en vida hayan merecido el cielo. la misma Iglesia nos pide que aspiremos a la santidad, es decir, en la vida cotidiana se puede ser santo. Otro acierto de Reale.
    8
  2. El Papa (dogma de fe) es infalible en cuestiones de Fe. Dejemos de lado lo tautologico del asunto, y aceptemos el dogma. Entonces, el Papa puede perfectamente estar equivocado en cuestiones como el sostenimiento económico de la institución, la protección a sus miembros aunque hayan pecado gravemente, las declaraciones o posicionamientos políticos, incluso en el sostenimiento del celibato, etc., que no constituyen verdades de Fe. Aquí también Reale se ajusta a la doctrina.
    7
  3. "Papa" significa "padre de padres", y si leemos esto: Mt.23, 8-12 veremos que a don Vicente tampoco deberíamos decirle "padre" (algo que él aprobaría sin duda), y que tampoco deberíamos llamar "santo" a nadie más que a Dios como bien dice don Reale, siendo fiel al Evangelio), con un agravante: al Papa se le llama "santo padre", violando en un sólo adjetivo dos disposiciones de Jesús...
    6
  4. Me parece que tenemos que terminar con las palabras poéticas, que pueden sonar bonito, mas no se ajustan a la Biblia. Santos somos todos los cristianos, lo dice la Biblia. Me extraña que el padre Reale no lo sepa. 1 Pedro 2:9 Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, NACION SANTA, pueblo adquirido, para que mostréis las virtudes de aquel que os ha llamado de las tinieblas a su luz admirable. Lo dice Pedro el que, según ellos, inauguró esa secta, por lo tanto debería saberlo. Según la Biblia, santos somos todos los cristianos que formamos la nación santa. También es contradictorio que hable de los errores del papa, porque según los católicos, el papa no se equivoca. Ese dogma se llama vulgarmente "infalibilidad del papa" y dice basicamente que el sumo pontífice no se equivoca en asuntos 'ex cathedra ' esto es, cuando está cumpliendo su cargo de Pastor y Maestro de los católicos. La historia demuestra que le erran como cualquier hijo de vecino y sus consecuencias son grandes por su cargo, solo basta recordar, la inquisición, la ayuda a los nazis, el cobro de indulgencias, etc, pero ellos creen esa doctrina humana. Tenemos que volver al verdadero cristianismo, sin división, sin denominaciones, sectas ni doctrinas humanas. El que tenga oidos para oir que oiga.
    5
  5. Sábato, General San Martìn, Juan Domingo Perón, etc, son todo tipos extraordinarios, entonces presentemos el proyecto no mas, para santo o beato, que te parece toqueville...así que todo tipo extraordinario es un santo....bueno....soy entonces un santo, porque cada dos por tres me dicen que tipo extraordinario que sos...gracias toqueville me quedo mas tranquilo....soy santo y pecador...que bien....que bien.....
    4
  6. La misma naturaleza humana es imperfecta, el Papa no lo fue, pero sin duda fue un hombre extraordinario y eso justamente es un santo
    3
  7. Lo que rescato de su comentario es solo lo siguiente: "Importa, entonces, destacar que la declaración oficial de Beato/a o de Santo/a de ninguna manera significa que sean las únicas personas que han trascendido en esta tierra y que, con nueva presencia, están junto a Dios y junto a nosotros." Y critico a toda voz, que no es la forma de hacer politica por parte de la IGLESIA CATOLICA a la cual pertenezco, para tapar todo lo malo que hacemos. LO QUE CORRESPONDERIA ES NO CREAR NUEVOS SANTOS O BEATOS, HASTA QUE ALGUNO DE LOS CANDIDATOS HAGA EL MILAGRO DE EVITAR TANTAS MALDADES EN LOS MISMOS INTEGRANTES DE LA IGLESIA. DEBERIA NUESTRO ACTUAL PAPA, EN HONOR A LAS VICTIMAS RESOLVER NO NOMBRAR NINGUN BEATRO O SANTO O LO QUE SEA, HASTA TANTO SE CLARIFIQUE TODO LO QUE MANCHA LA IGLESIA, tal vez cuando la justicia divina quiera poner las cosas en su lugar, sea demaciado tarde, porque el daño es irreparable, SR. REALE, si Usted hubiese sido el violado, ultrajado, y despojado de la dignidad, el amor, etc, etc., estoy seguro, mas que seguro, que no opinaría lo mismo. DIOS QUE PASA CONTIGO........HASTA CUANDO HARAS SUFRIR A LOS INOCENTES.... SI ESA ES TU POLITICA....CREO QUE TE ESTAS EQUIVOCANDO....Y SOY YO QUIEN SE EQUIVOCA PERDON....PERO HAY MUCHO SUFRIMIENTO INNECESARIO EN ESTE MUNDO...ESTOY YA DUDANDO DE TU BONDAD...PERDON...
    2
  8. Es una vergüenza la beatificación de este sujeto. Sólo dos motivos para demostrar lo bako que han caído los católicos: 1. Una nueva BURLA a las víctimas de los abusadores sexuales y sus familias. Curas delincuentes ENCUBIERTOS POR AÑOS por el "Beato". 2. La complicidad del beato con las dictaduras militares de latinoamérica y el aval al ROBO DE BEBÉS. Es PENOSO.
    1
En Imágenes
Aguas color Malbec
17 de Abril de 2018
Aguas color Malbec