opinión

Hay dos modelos económicos en disputa en Argentina

De un esquema donde el privilegio estaba en la renta financiera, el gobierno de Néstor Kirchner primero y el de Cristina Fernández luego, postuló un modelo económico donde el eje esta puesto en la producción y la inclusión social. La macroeconomía después de la convertibilidad tuvo un cambio de paradigma que modifico el rol del Estado.

Hay dos modelos económicos en disputa en Argentina
En las próximas elecciones no solo se define la renovación o modificación de  autoridades y funcionarios de los poderes ejecutivo y legislativo en sus distintos niveles, se pone en juego la continuidad de un modelo económico que inicio su marcha en 2003.

De un esquema donde el privilegio estaba en la renta financiera, el gobierno de Néstor Kirchner primero y el de Cristina Fernández luego, postuló un modelo económico donde el eje esta puesto en la producción y la inclusión social.

La estrategia se baso fundamentalmente en el desarrollo de infraestructura productiva, el mantenimiento de un tipo de cambio real competitivo y estable, una política de exportaciones diversificada con la incorporación paulatina de mayor valor agregado. Los integrantes del Poder Ejecutivo Nacional en distintas oportunidades y desde sus respectivas funciones argumentaron los beneficios de las medidas económicas adoptadas en procura de fortalecer el modelo económico en vigencia.

Los logros del modelo en Empleo, Política de Ingresos, Reservas Internacionales, Exportaciones, Inversión y Desendeudamiento, se podrían sintetizar en la reducción en los niveles de desempleo, incrementos del salario mínimo, movilidad jubilatoria, asignación universal por hijo, nivel record de reservas, duplicación de las exportaciones, incremento sostenido de la inversión publica como porcentaje del PBI, restructuración de la deuda externa con exitosas negociaciones en el 2005 y 2010.

La macroeconomía después de la convertibilidad tuvo un cambio de paradigma que modifico el rol del Estado, asumiendo un papel mas destacado en la reestatizacion de empresas, el retorno a un sistema jubilatorio estatal, el fortalecimiento de la banca publica y la intervención en la negociación salarial. 

La industria manufacturera al amparo del nuevo régimen cambiario creció durante el periodo 2002-2008 a una tasa del 11% anual versus el 1% anual verificado para el periodo 1991-2001, no obstante la matriz productiva argentina que soporto un proceso de desindustrializacion durante casi 30 años aun no logra un definitivo posicionamiento relativo de la industria en relación con los servicios.  Desde el gobierno se emitidos claras señales en el tema del desarrollo priorizando la planificación a largo plazo en dos áreas estratégicas como el agro y la industria.

El periodo de inestabilidad 2008-2009 originado en una crisis internacional se enfrento bajo un esquema diferencial a la década de los noventa, basado en un plan de obra publica, fortalecimiento del mercado interno, reforma del sistema previsional, que genero un significativo incremento en la demanda de mano de obra, plan de incentivos a la producción, la inversión y el empleo, apoyado en un flujo de fondos originado en el retiro del manejo del dinero a la banca privada para volcarlos a la inversión en el mercado interno, esto amortiguo los efectos negativos de la crisis mundial y otorgo una base distinta en el proceso de recuperación.

El nuevo patrón de crecimiento económico en origen fortaleció a algunas industrias productoras de bienes dirigidas al mercado interno y al sector agroexportador que se beneficia de los elevados precios internacionales, en ambos casos a partir de un tipo de cambio competitivo. Si bien ambas sectores crecieron de forma simultánea, la alta capacidad de generación de empleo se vincula esencialmente a la industria.  

La ruptura con el modelo anterior no ha logrado variar sustancialmente algunos elementos que persisten históricamente en el contexto económico nacional como el nivel bajo de los salarios reales. El poder adquisitivo de los trabajadores aun no logra recuperar los valores del salario real que se registro en la etapa de industrialización por sustitución de importaciones. Otro rubro que aun sobresale independientemente de los logros alcanzados en el ámbito laboral es el trabajo precario e informal, solo basta con acceder a los informes de los operativos de control del Ministerio de Trabajo de la Nación para verificar que las cifras de precarización laboral abarcan todas las actividades y  son elevadas con el aditamento que las explotaciones agropecuaria registran las cifras mayores.

Pensamientos inflexibles

Como era de esperar, la búsqueda de fisuras en el modelo propuesto en 2003 se direccionan a temas como expectativas, aislamiento internacional, política monetaria y gasto público. Desde una conceptualización ideológica con fuerte arraigo en la teoría neoliberal la argumentación de los críticos expone que cuando el gobierno lleva a que los mercados “fallen” (con controles de precios, leyes de salarios mínimos y otras), la economía puede sufrir acumulaciones indeseadas de stocks, escasez y desempleo. La tarea de los funcionarios en base a datos de la realidad (más allá de las estadísticas del INDEC) y con el apoyo de un reducido e incipientes número de especialistas  fue explicar porque los mercados pueden fallar por otros motivos, mostrando además que la política del Gobierno es necesaria como remedio.

Pese a las dificultades reales o aparentes, surge como conclusión que un simple repaso de las fuerzas que se encuentran beneficiadas y perjudicadas por el modelo, permite comprender el porque del apoyo de un amplio sector de la población a la política económica implementada por el actual gobierno.
Opiniones (1)
20 de abril de 2018 | 03:56
2
ERROR
20 de abril de 2018 | 03:56
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. ENTRARON EN CAMPAÑA PARA OCTUBRE, NO SE OLVIDEN PONGAN EL LOGO DEL FPV, A CONTINUACION DEL DE UDS.,
    1
En Imágenes
Aguas color Malbec
17 de Abril de 2018
Aguas color Malbec