Horas decisivas para Alejandro Bermejo

Horas decisivas para Alejandro Bermejo

El intendente de Maipú ha participado hasta de sesiones de fotos para la campaña, pero no confirma todavía si aceptará o no ser el candidato a gobernador del PJ. En su entorno afirman que los otros jefes comunales del peronismo ya le dieron su apoyo y que podría dar ese paso la semana que viene, después de un breve descanso en San Luis. Si se anima, Bermejo prefiría ir a una PASO con Anabel Fernández Sagasti, antes que armar una fórmula con ella. 

Es paradójico el presente de Alejandro Bermejo. El intendente de Maipú ya ha participado hasta de sesiones de fotos para la campaña electoral. Sin embargo, todavía no confirma si será o no candidato a gobernador de la provincia.

La decisión del justicialista es, de todos modos, cosa de días. Su entorno más fiel calcula que podría ocurrir la semana próxima, en la antesala de la Fiesta de la Vendimia. Pero Bermejo tampoco parece estar desesperado por esa vidriera.

El dato más relevante es que ha crecido el impulso en el peronismo para que así sea. El fin de semana, lo pudo palpar Bermejo personalmente en dos actos justicialistas de los que participó y en los que hubo gestos de unidad.

Después de los gestos percibidos, sus colaboradores ya dan por descontado el apoyo del resto de los intendentes del PJ, lo cual se notó en la reunión que se realizó en El Challao.

Pero los rumores sobre su candidatura ya llegaron a otras provincias. En medio de la Fiesta del Sol, a la que asistieron varios peronistas locales, también habló de su posible rol en las próximas elecciones con el gobernador de San Juan, Sergio Uñac; y con la propia intendenta de La Matanza, Verónica Magario.

Quienes lo vieron en El Challao y están obligados a guiarse por lo que muestra más que por lo que dice, notaron un "cambio de actitud" el sábado. Hasta ahora, Bermejo se asomaba con timidez a las reuniones políticas de su partido y apenas se mostraba en algunas fotos. En cambio, el sábado, el intendente de Maipú se quedó hasta el final y prácticamente fue empujado por sus compañeros a cerrar el acto.

Sin embargo, ni siquiera en ese momento de mística peronista, dio pistas ciertas sobre su candidatura.

Más tarde, en San Juan, dicen que la diputada nacional Anabel Fernández Sagasti buscó a Bermejo para la foto. No suena raro que así haya sido: Fernández Sagasti elogia a Bermejo desde que dio el paso al costado y anunció que no iría por la reelección en su departamento.

El discurso renovador de Bermejo y su elección de un joven como candidato para Maipú en los comicios de este año se ligan bien con la cruzada de La Cámpora en Mendoza, que se mantiene dentro de la estructura del peronismo, y el propio ímpetu de la legisladora de treinta y pico, quien fue la primera que anunció que quiere ser gobernadora.

A pesar de este feeling, si se diera lo de Bermejo, la constitución de una fórmula con Sagasti no es tan segura: hoy por hoy, Bermejo está más cerca de invitarla a disputar una PASO que de elegirla como vice.

Pero para hacer esos cálculos falta lo más importante todavía. Bermejo se tomará unos días en San Luis y, después de los feriados de Carnaval, podrían haber novedades.

Se advierte que es el plan A del peronismo mendocino y sólo si al final dijera que no, podrían crecer las chances de otros que quieren ser candidatos, como el sanrafaelino Omar Félix.

La semana de la Vendimia traerá por lo menos una novedad importante para el PJ mendocino. El 9 de marzo (justo el día del acto central) vence el plazo para que los cuatro intendentes justicialistas que adelantaron las elecciones se presenten como candidatos a una nueva reelección.

La medida cautelar que elevaron Emir Félix, Jorge Gimenez, Martín Aveiro y Roberto Righi a la Corte debería ver la luz antes del sábado 9 para no generar un "daño irreparable" en los accionantes.

Se sigue mirando esa fecha en la Corte como tope para el fallo que espera el PJ, a pesar de que los supremos todavía no resuelven un paso previo: las recusaciones que pesan sobre los ministros Mario Adaro y Dalmiro Garay, quienes se resisten a apartarse de la causa.

Hay quienes opinan que ninguna candidatura puede lanzarse en el PJ hasta que no salga el fallo de la cautelar, pero cerca de Bermejo, tampoco lo consideran una condición sine qua non.

Ese entorno ilusionado sigue preparando el posible anuncio del "candidato del descontento" en Mendoza. Por supuesto, todavía sin la certeza plena de que Bermejo quiera asumir ese rol.

¿Querés recibir notificaciones de alertas?