Superclásico: ¿con olor a serie liquidada?

Superclásico: ¿con olor a serie liquidada?

River fue mejor y consiguió un importante resultado ante Boca pensando en la revancha del 22 en la Bombonera. 

Boca, en lo ideal, tenía que meter por lo menos un gol para llegar a la revancha del 22 de octubre con chances de eliminar al River de Marcelo Gallardo en la semifinal de la Copa Libertadores. Nada de esto pasó. 

Otra vez, el conjunto del Muñeco sacó a relucir su jerarquía colectiva para destrozar los objetivos de su archirrival en otra instancia copera. 

El gol tempranero de Rafael Santos Borré, convalidado por el VAR, luego de la falta de Emanuel Más al colombiano, golpeó fuerte al esquema de Gustavo Alfaro. 

El entrenador del xeneize tuvo que asumir riesgos para buscar la igualdad rápidamente y fue ahí donde perdió ante el inteligente manejo que Gallardo tiene de sus jugadores. 

River tuvo más la pelota, fue rápido en el traslado con Ignacio Fernández, Enzo Pérez y Exequiel Palacios, más la movilidad de De la Cruz. Los pases en profundidad rompían cualquier línea y eso fue la pesadilla del mediocampo del visitante.  

El partido terminó con olor a serie liquidada

Boca buscó controlar esa distribución y cuando recuperó el balón apostó al manejo de MacAllister, pero no tuvo compañía en Emanuel Reynoso ni descarga en Ramón Ábila o Franco Soldano, quien nunca se sintió cómodo ya que su posición era indescifrable. Carlos Izquierdoz y Esteban Andrada, los puntos altos en Boca. 

Sobre el final de la primera etapa River pudo haber ampliado el marcador, pero Andrada le tapó un buen envío a Borré y un tiro libre a De la Cruz, aunque también Boca lo pudo haber empatado cuando Ábila habilitó a Nicolás Capaldo, que quedó cara a cara con Armani e increíblemente tiró la pelota de zurda sobre el travesaño.

En el complemento River siguió con mayor tenencia de la pelota y el gol de Nacho Fernández cerró el marcador con un 2-0 que pudo haber sido más amplio, pero que no lo fue gracias al arquero mendocino que se lució una vez más. 

River fue el River de Gallardo: ese equipo que sabe a qué juega, qué es lo quiere y esto no va a cambiar para la revancha. Por eso, Alfaro tendrá que trabajar mucho para modificar la imagen que dejó su equipo. Boca tiene plantel, lo que le falta son ideas o "atacar más" como diría Riquelme. 

Alfaro tendrá que trabajar mucho

El DT del Xeneize tiene 20 días para esto. Boca deberá cambiar mucho, o mejor dicho, deberá cambiar mucho Alfaro. 

Esto es fútbol y todo lo que podemos analizar en estos días puede variar rotundamente el 22 de octubre en la Bombonera. O tal vez no. 

Por lo pronto, con este resultado y por lo hecho por cada equipo, ¿hay olor a serie liquidada?

Encuesta

¿Creés que Boca podrá dar vuelta la serie ante River?

¿Querés recibir notificaciones de alertas?