¿Se sometió a un aborto clandestino?

Las dudas sobre la mujer internada por un "aborto incompleto"

Las autoridades se manejan con cautela, en base a la historia clínica y la escasa información que proporcionó la mujer antes de ser sedada.
Avatar del

808318

Una mujer de 34 años se encuentra internada en grave estado en el hospital Lagomaggiore y todo indica que se habría practicado un aborto clandestino. Sin embargo, las autoridades del nosocomio señalaron que no cuentan con información suficiente para determinar si se trató de un aborto provocado o espontáneo. "Es un aborto incompleto", determinaron, por ahora.

Lo cierto es que la mujer llegó el último jueves al centro asistencial con un sangrado que ya llevaba 72 horas, fiebre y una infección extendida en el útero. "Puede ser un aborto provocado o puede ser un aborto espontáneo que se dejó estar. En cualquiera de los dos casos se puede generar este tipo de infección", explicó el jefe de Terapia Intensiva del Lagomaggiore, José Luis Marengo.

Lo que dificulta determinar si se trató de un aborto clandestino es que la paciente se encuentra inconsciente, intubada y en coma inducido, a raíz de que sufrió un shock séptico (fallo multiorgánico) por el cual debió ser intervenida quirúrgicamente. Es por esto que los profesionales se están manejando con cautela en base a su historia clínica y la escasa información que proporcionó antes de ser sedada.

Con respecto a la información que proporcionó cuando llegó al hospital, las autoridades indicaron que "desconocía que estaba embarazada" y que negó que se hubiera sometido a un aborto. En tanto los familiares de la paciente, por su parte, también negaron que se haya sometido a una intervención de este tipo.

"En la historia clínica no figuran controles en el último tiempo, por lo cual puede ser que desconociera que estaba atravesando un embarazo de tres meses", especuló Marengo. 

Según trascendió, la paciente es oriunda de Las Heras y madre de cinco niños, el último de los cuales lo tuvo en el año 2012. "Quizás sufrió un aborto espontáneo y no tuvo tiempo de venir al hospital antes. Hubiera cambiado mucho su cuadro si no se hubiera demorado tanto en hacerse atender", indicó el jefe de Terapia Intensiva del Lagomaggiore.  

"Se le practicó una anexohisterectomía (extracción del útero y los ovarios) para combatir la infección. Algunos órganos han mejorado su funcionamiento y otros no. Su estado es muy delicado. Por ahora no contamos con información suficiente para determinar si se trató de un aborto provocado o espontáneo", completó Marengo.