Guardiola vs Tapia ¿y si vamos a lo importante?

Sumamos un nuevo papelón en el fútbol argentino. La seriedad parece una materia pendiente. Volvamos a lo importante.
809116

Que si. Que no. Que si te llamamos para que vengas a la Selección, que nadie me contactó. La novela entre Pep Guardiola y Claudio Chiqui Tapia sumó un nuevo capítulo que nos desvió de lo que realmente importa: el futuro de nuestro seleccionado. 

El martes pasado, el presidente de la AFA confirmó que buscó al DT para reemplazar a Jorge Sampaoli. "Algo averiguamos pero hay que tener una billetera gorda. Tenemos que hipotecar todo. Hay técnicos que ganaban muchísimo más que Sampaoli en la Selección argentina, pero nunca pensamos que fuera tanto. Así que quedó ahí". 

Esta confesión de Tapia llegó a Guardiola y éste contestó muy firme: "Estoy bastante decepcionado con lo que dijeron en Argentina, hablando de que es imposible contactarme por mi salario. Para saber eso, tienen que conocer mi salario y tienen que saber que yo sé exactamente que cuando estás con una selección nacional es totalmente diferente a dirigir un equipo. Y la tercera cosa, la más importante, es que nadie me contactó. Por supuesto porque yo tengo contrato y quiero estar acá hasta que termine. No fue correcto decir que la razón para no dirigir a la selección argentina era mi salario", sostuvo.

 En la AFA quedaron mal parados ante este planteo, pero salieron a responder. Con una prueba: una captura de un mensaje que un dirigente le habría mandado a Pere Guardiola, hermano y uno de los encargados de manejar la carrera del entrenador del Manchester City. 

 "Llámame cuando puedas, pero ya te avanzo que Pep tiene contrato (por) más (de) tres años y los va a cumplir. No creo que haga sentido reunirnos por ahora", dice el mensaje de Whatsapp que Pere le envió el lunes 23 de julio al hombre que lo contactó por pedido de la AFA".

Una captura de la conversación por Whatsapp entre un emisario de la AFA y Pere Guardiola, hermano y representante de Pep. Fuente: La Nación 

Quién tiene la razón en esto poco debe interesar. Lo importante es la Selección argentina y el trabajo serio que se tiene que realizar si realmente queremos un cambio para no seguir con improvisaciones y para que, de una vez por todas, no cometer torpezas que dañen, aún más, la imagen de nuestro fútbol. 

Lionel Scaloni y Pablo Aimar dirigirán a la Selección hasta fin de año y durante ese tiempo analizarán el proyecto a futuro. Ambos tendrán a su cargo nada más ni nada menos que los primeros pasos de la "renovación". 

Ahí tenemos que poner todas las energías. Es ahora. Vamos a lo importante.