El fenómeno Tres Chiflados en la política mendocina

La amistad política como "un barco frágil de papel". ¿La revindicación de Paco? Cómo cayó Nieri a los intendentes. El paso al frente obligado.
Avatar del

806819

Mandar al frente. Muy jóvenes, abstenerse. Los más viejos recordarán un fenómeno que sucedía en la serie televisiva en blanco y negro "Los Tres Chiflados" con Curly, Larry y Moe. Cuando había que avanzar en alguna situación riesgosa y se necesitaba un voluntario que diera un paso al frente, los otros dos daban uno para atrás, dejando junto en el lugar indicado para los desafíos a quien no se movió y obligándolo, así, a encarar el desafío. Algo así está pasando en la política mendocina. El que asoma la cabeza en un partido para hacerle frente a la realidad es más porque los demás dieron un paso atrás que por voluntad propia.

Despellejados. En el peronismo se vive gran parte de esta situación, debido a que no logran articularse entre sí, mientras convocan y tientan a sectores que se van despellejando de un Cambia Mendoza quemada por el sol del veranito político al que le llegó el frío invierno de la crisis, para juntarse, pero ninguno quiere dar la cara. Hay preocupación en el oficialismo de allí que torpezas extremas como las declaraciones ofrecidas a MDZ por la diputada cornejista Marcela Fernández en torno a cómo su líder político torcería la voluntad de propios y extraños representa una encerrona. Solo pudo disculparse con sus jefes diciendo que lo publicado estaba "descontextualizado", pero no dice lo mismo el audio de la entrevista, por lo que así como usó la sesión de diputados para mentir, debería usar la próxima para pedir disculpas, si es que tiene integridad.


Porcelana. Pero no de la que habló Albino, ¡qué sensación rara! Porcelana china, de la más cara, es lo que se dice y hace. No hay lugar ni en el oficialismo ni en la oposición para decir cosas que puedan romper algo tan caro como las posibilidades electorales, equiparable a objetos de aquel valor. Por eso todos antes de dar el paso al frente prefieren guardarse bajo siete llaves, salvo los que están preparados para las emociones fuertes, que no fue el caso de aquella legisladora, pero sí la de un multiprotagonista de la política como el subsecretario Néstor Majul, que salió a enfrentar a Julio Cobos, luego de que desafiara a Alfredo Cornejo una y otra vez y el senador nacional no encontrara quien le respondiera a su alrededor. El excolaborador directo del entonces vicepresidente Cobos empezó a ventilar datos inconvenientes y desde el entorno del Senador dijeron que lo defendería el intendente de Junín, Mario Abed, pero nunca atendió al teléfono. Ellos estaban convencidos de que lo haría y él simplificó la cosa:" Nunca me llamó nadie", les dijo, y volvió a ser la pieza más chica e inaccesible de una matrioska.

La teoría de las dos puntas y las otras. Algunos sostienen que estecontrapunto entre Cornejo y Cobos responde a algo ya visto en la UCR entre Víctor Fayad y José Genoud. Sostienen que buscan que "el que no esté con vos esté conmigo" y, de esa forma, evitar perder gente en un mismo partido. Lo desmienten otros, señalando que Cobos siempre está caminando por el borde y que alguna vez hasta armó un partido propio, que se opuso a la alianza con Macri, que siempre se sintió más cerca de los peronistas. Pero al final, es una teorización. Otros dicen que "hay que dejar al Julio que se junte con De Marchi: lo va a garcar". Pero otros ven un polo interno en Cambia Mendoza que alientan desde Buenos Aires y que se consolidaría con una fórmula Cobos - De Marchi. Unos dicen que el padrino es Marcos Peña y otros, que lo es Rogelio Frigerio. Pero también están los que sostienen que "todo se trata de tensar la cuerda para meter al Marcelino de vice de alguno de Cornejo", aunque el guaymallino diga -como le dijo al programa "Otra Manera" por MDZ Radio- que "todos me tienen podrido; Cobos también, todos". 

Espejito, espejito. Mientras tanto, en los municipios radicales, todos miran a Laura Montero porque, dicen, su forma de levantar la mano para existir es armarles líos a los intendentes. En donde tiene algún concejal amigo, lo hace, sacando los pies del plato cada vez que puede. La vicegobernadora es parte del trio cobista que integran el mismísimo Cobos, el rector de la UNCuyo, Daniel Pizzi y ella. Los que no están allí dicen: "Ya están bien pagados, ¿qué más quieren?". Hacia adentro, hay divisiones y no todos son lo mismo. Los jóvenes que eran arengados por ella estaban en un grupo que antes conducía Peti Lombardi, "La cantera popular". Pero ahora se abrió una rama que se llama "Prisma", Movimiento Pensamiento y Acción. Es que Cornejo manoteó de "La Cantera" a Federico Zamarbide y lo puso en el Congreso. No era el líder del grupo y desestabilizó el compromiso con Montero y ahora todos sospechan de todos. Por lo pronto, la primera mujer vicegobernadora de la historia que busca que todos los candidatos sean mujeres pero no estaría proponiendo nombres (en la UNCuyo apoyó al que iba en contra de la única mujer) pide que le lean el conglomerados de medios de la Legislatura que ha construido, en donde puede leerse lo que ella tiene para decirle al mundo, sin que nadie la interrumpa con preguntas incómodas.

Todo ok. Con Cornejo el resto de los radicales quiere estar bien. Aunque por lo bajo lo critiquen por un extremado personalismo, le reconocen resultados en esa axtitud que critican y entonces, mejor dar un pasito para atrás, como los Tres Chiflados. Porque para quienes conocen la serie saben que no es lo mismo que al frente quede Curly o Larry que Moe, que al menos tiene dotes de líder.

Nieri. La elección de Lisandro Nieri para tallar en Gobierno se enmarca en esta decisión de Cornejo de que no se escape ningún billete de la caja pero, además, de evitar bravuconadas dentro de las filas propias ni críticas innecesarias desde ningún lado hacia el Gobierno. Nieri es discreto y técnico, ya había reunido en su despacho hace unas semanas atrás a los intendentes propios para hablarles de la crisis. La reacción en las comunas tras su designación fue de sorpresa y conformidad. ¿Por qué? En las quinielas del poder se la jugaban por un "chocador" y armador de Cornejo, que podía ser Majul (que quiere gobernar Maipú y le daría plafón) o que llevaría a ese lugar a Peti Lombardi, ex casino, actual virtual "jefe de Gabinete", que quiere gobernar la Capital. Pero la determinación estuvo guardada hasta último momento por el propio mandatario y sorprendió a todos, aunque alguno se haga el que "yo lo sabía desde siempre".

Municipios. "Mutis por el foro" hay en las comunas, en donde la palabra reelección es la que más fluye, sobre todo en las peronistas, en donde prefieren defender "la casa" antes que dar el pasito al frente que les reclama la militancia. En el radicalismo en cierto modo hay una especie de sobredimensionamiento de las posibilidades de cada uno. Quienes rodean a los intendentes creen que pueden ser gobernador porque, en realidad, quieren que se mueva la pirámide política para ocupar su lugar. Pero se les ha pedido que tengan calma.

Capitol City. La "guerra" por la Capital del ejército irregular de Cornejo otrora, con su "Revolución de los sargentos" contra Viti Fayad puede dar el gran golpe ahora. Su soldado en la zona enemiga durante décadas, dentro del torbellino fantástico que suele ser la interna radical, fue justo Peti Lombardi, a quien desde el comando triunfante se le reconoce el mérito de la resistencia en suelo hostil, tanto mérito con tan solo resistir, que creen que puede gobernar la Ciudad aunque pocos fuera del café Ébano lo conozcan. Así que el trueque de poder con Rody Suárez, otorgándole la chance de ser candidato a gobernador en esta instancia a cambio de que Cornejo, elevado al rango de General, "ponga" al intendente en la Ciudad, es una posibilidad latente en las negociaciones. Lo que la tropa -ahora toda subyugada por el triunfador, pero no mezclada- piensa: "Cuando el Rody termine la gobernación 'la casa', Capital, seguirá en manos extrañas". Y se arrugan enteros.

Tirapiedras escondemanos. Tierra adentro en la provincia el manejo de la comunicación por parte de los intendentes parece total. Tanto que un breve zapping por los caminos internos de la Mendoza profunda hace escuchar radios que atacan al gobierno provincial y nacional todo el tiempo y victimizan a sus gobiernos locales opositores, en donde cuando entrevistan al intendente o sus funcionarios hasta son más discretos a la hora de quejarse que quienes los invitan a sus programas radiales, por ejemplo. Hay miedo al cambio local pero quieren que cambie todo lo demás. Este fin de semana en una radio del Valle de Uco se escuchó, por ejemplo, decir que ya no llegaría más plata nacional para bienes de capital a las comunas y se señaló como un "escándalo", pero consultadas autoridades municipales peronistas solo respondieron: "La plata estaba llegando tarde pero ahora está puntual, cada 15 días". Por lo pronto, las comunas que presupuestaron una actualización de las tasas municipales en no más de 20 por ciento evalúan cómo sostenerlas sin cambios en medio del freno a las compras por el enfriamiento de la economía y con comercios entre pinzas por el sinceramiento de tarifas que sincera, además, que no venden tanto como para poder pagarlas. Habrá discusiones de abajo hacia arriba y movilizaciones en las plazas departamentales, agitadas -sobre todo- desde sectores de la oposición, aunque con el miedo de que muevan tanto la estantería que termine cayéndose encima suyo también.

Paco, el reivindicado. El exgobernador Francisco Paco Pérez debe sentirse reivindicado. El que fuera tratado como "monumento a la improvisación" (sino a otras cosas feas) como es el estadio cubierto fue inaugurado con bombos y platillos, con el funcionariato que lo lo desalojó del poder en las urnas feliz y hasta con el primer triunfo de una camiseta argentina en algo en mucho tiempo. Un estadio que iba a costar más de 200 millones terminó por encima de los 1000. Nadie sabía para qué serviría. Estructuralmente se creyó que "estaba mal hecho", como lo dijo el subsecretario Daniel Chicahuala apenas asumió Cornejo, ahora resulta que es poco más que "una maravilla". Y pocos critican su arquitectura invasiva del paisaje, luego de las plazas de piedra seca que reemplazan fuentes que este gobierno está haciendo. 

Volver con la frente (cantando la) marchita. Todos chochos con el estadio cubierto. Tanto, que animan a los que se fueron y que el peronismo oficial esconde, a querer volver. Tal es el caso de un posteo del ex dos veces diputado nacional Dante González en su perfil de Facebook, quien no dudó en actualizar un recuerdo en el que aparecen todos, pero todos, con el deseo de "volver". La película se llama "Momentos de gloria que volverán" y vale la pena leer los comentarios de la militancia:

Bonus track. Para finalizar, una metáfora completa en la voz de Dante González, con letra del gran Alberto Cortez:

A mis amigos les adeudo la ternura
y las palabras de aliento y el abrazo;
el compartir con todos ellos la factura
que nos presenta la vida, paso a paso.
A mis amigos les adeudo la paciencia
de tolerarme las espinas más agudas;
los arrebatos de humor, la negligencia,
las vanidades, los temores y las dudas.
Un barco frágil de papel,
parece a veces la amistad
pero jamás puede con él
la más violenta tempestad
porque ese barco de papel,
tiene aferrado a su timón
por capitán y timonel:
un corazón.
A mis amigos les adeudo algún enfado
que perturbara sin querer nuestra armonía;
sabemos todos que no puede ser pecado
el discutir, alguna vez, por tonterías.
A mis amigos legaré cuando me muera
mi devoción en un acorde de guitarra
y entre los versos olvidados de un poema,
mi pobre alma incorregible de cigarra.
Un barco frágil de papel,
parece a veces la amistad
pero jamás puede con él
la más violenta tempestad
porque ese barco de papel,
tiene aferrado a su timón
por capitán y timonel:
un corazón.
Amigo mío si esta copla como el viento,
adonde quieras escucharla te reclama,
serás plural, porque lo exige el sentimiento
cuando se lleva a los amigos en el alma.