La Nación gastará más plata en estas elecciones

El Estado gastará 200 millones, más del doble que en 2003, cuando desembolsó 80 millones, y 54% más que en las legislativas de 2005, cuando pagó 130 millones.

Esos son los datos calculados por el director nacional electoral, Alejandro Tullio, sin contar una eventual segunda vuelta. Según señaló el funcionario al diario La Nación, uno de los mayores costos este año será el aporte a los partidos políticos.

El Estado les pagará en total 35 millones de pesos, contra los 17,7 millones de 2005. El monto lo dispuso el ministro del Interior, Aníbal Fernández, en la ley de presupuesto. Allí se definió que el Estado debía duplicar el fondo por distribuir entre las distintas agrupaciones. La ley de financiamiento de los partidos políticos establece en su artículo 34 que el Gobierno debe fijar cada año electoral cuál es el monto de esa partida especial.

Con esa ley en mano, y por ser elecciones presidenciales, Tullio justificó el aumento al doble del presupuesto para los partidos. De los 35 millones de pesos, el 30% se distribuirá en forma igualitaria entre las listas oficializadas, y el resto de manera proporcional a la cantidad de votos que el partido hubiera sacado en las últimas elecciones de diputados nacionales.

Otro de los gastos grandes será el escrutinio, que quedó en manos de la empresa española Indra y costará 38,6 millones de pesos. En los comicios pasados esta empresa cobró 24,6 millones. Esta vez, la novedad que aporcional a la cantidad de votos que el partido hubiera sacado en las últimas elecciones de diputados nacionales.

Otro de los gastos grandes será el escrutinio, que quedó en manos de la empresa española Indra y costará 38,6 millones de pesos. En los comicios pasados, la misma compañía se llevó 24,6 millones para cumplir con el recuento de los votos.

Esta vez, la novedad que aportó la empresa es que, tal como acordó con el Gobierno, escaneará los telegramas de todas las mesas del país para que puedan ser verificados por los fiscales de los partidos políticos y así aportar mayor transparencia al recuento de votos.

El precio total del escrutinio incluye la posibilidad de una segunda vuelta. Si no la hubiera, el costo sería de un 15 por ciento menos. Tullio destacó que el aumento en el precio se debió a que el recuento incluirá dos categorías de candidatos más que en las elecciones legislativas de 2005.

La logística total de la elección presidencial insumirá unos 40 millones de pesos, también el doble que en los comicios anteriores.

Esto incluye principalmente los gastos del Correo Argentino, como adaptación de locales, el pago de los viáticos a las 90.000 personas contratadas para las elecciones y el alquiler de colectivos, camiones y aviones para el traslado de las urnas a los juzgados electorales.

La confección de los padrones, que se terminó el viernes pasado, no varió sustancialmente en el precio. En 2005 costó 9,4 millones, mientras que para este año se calculó un gasto cercano a los 10 millones de pesos. La confección quedó en manos de la empresa Boldt.

En esta elección, quienes hayan sido seleccionados para ser autoridades de mesa tendrán un incentivo extra que el propio deber ciudadano: cobrarán 60 pesos, 10 más que en los comicios presidenciales de 2003 y 2005.

En total, el Estado repartirá 9 millones de pesos en 150.000 autoridades de mesa. Las últimas veces que se votó en distintos distritos fueron notorios los problemas para conseguir autoridades en las mesas.

El Estado también hará un aporte a las agrupaciones políticas para la impresión de boletas. Será de 10 millones de pesos más que en el último año. La Dirección Nacional Electoral fijó un precio de referencia de 0,009 pesos por cada cuerpo de boleta. A partir de allí repartió el dinero para que cada partido eligiera la empresa que le imprimirá sus boletas.

El Ministerio del Interior girará a la Justicia de todo el país unos 18 millones de pesos para las cámaras y juzgados electorales; también es el doble que en las dos últimas elecciones. "El aporte se duplicó en función de los aumentos en los contratos y las horas extras que se deberán pagar a los integrantes de la justicia electoral. Antes se pagaba solamente a quienes no tenían un empleo público, pero este año se les paga a todos", explicó Tullio.

Otro de los grandes gastos se lo llevará la seguridad de las elecciones. Para pagar el operativo de custodia se destinaron 27 millones de pesos, mientras que en 2005 se habían dispuesto 19 millones.

En este caso, el director nacional electoral argumentó que el costo se elevó por el pago a las 60.000 personas que se movilizarán del Ejército y las Fuerzas Armadas, tanto en los días previos como durante toda la jornada electoral. "Los viáticos aumentaron en función del aumento en los sueldos del personal de seguridad", amplió Tullio.

Por otra parte, unos 6 millones de pesos fueron destinados a la compra de urnas y sobres, cifra que incluye la eventualidad de una segunda vuelta.
Opiniones (0)
21 de febrero de 2018 | 01:20
1
ERROR
21 de febrero de 2018 | 01:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve