Rozas reconoció la victoria de Capitanich

El ex gobernador, Angel Rozas (UCR) reconoció anoche la victoria del candidato a gobernador Jorge Capitanich (PJ) en las elecciones provinciales chaqueñas del 16 de setiembre.

Cuando se había computado el 91,81% de las mesas y el justicialista llevaba una ventaja de 4.224 votos, Rozas emitió anoche una carta abierta reconociendo la derrota. Mediante la misiva, el candidato de la Alianza Frente de Todos expresó: “a punto de concluir el escrutinio definitivo, reconozco la diferencia final de aproximadamente 985 votos a favor del Frente Chaco Merece Más para los cargos de gobernador y vicegobernador”.

Rozas admitió la victoria de su rival y al mismo tiempo anunció que se retira “de los cargos públicos pero no de la lucha”, dado que “he cumplido una etapa”.

Después de 12 años de hegemonía, el radicalismo, que llegó al poder de su mano, lo volvió a ceder en el marco de una pulseada cabeza a cabeza en la que su postulación enfrentó una estrategia electoral muy eficaz de Capitanich, quien aglutinó a todo el arco opositor.

“Dijimos en la noche del 16 de setiembre que había importantes errores materiales en el escrutinio provisorio, cuando existía una diferencia de sólo 2.005 votos sobre medio millón de sufragios emitidos; hoy se demuestra que teníamos razón”, argumentó. “Se detectaron 3.627 errores, por votos mal consignados en los telegramas, la mayor parte a favor de la Alianza Frente de Todos y otros a favor del PJ, que terminaron modificando el resultado provisorio”, añadió Rozas en su misiva.

Luego expresó su agradecimiento a los electores: “acompañaron nuestras propuestas, especialmente los electores de General Pinedo y Sáenz Peña”, dijo.
Opiniones (0)
21 de febrero de 2018 | 20:47
1
ERROR
21 de febrero de 2018 | 20:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve