Los docentes deciden si van o no al paro

El plenario del SUTE está reunido en este momento. De no adherir a la medida de fuerza, la huelga de ATE perdería fuerza. La reunión comenzó a las 13 y se espera que a alas 18.30 termine.

En medio del conflicto que ha generado el aumento a los empleados públicos,  el sindicato que reúne a los docentes estatales –SUTE- está realizando hoy un plenario para decidir si hacer efectivas o no las medidas de fuerza que ATE, el otro gremio que se enfrenta al gobierno por el incremento salarial,  ya tiene votadas para mañana, el miércoles y el jueves.

Por otro lado, el Sindicato debe optar si acepta la propuesta de la Subsecretaría de Trabajo para mañana a las 10 de concretar las paritarias. “No podemos optar por las dos cosas. El mensaje del gobierno y el nuestro es claro, si hacemos paro no podemos por el otro lado estar en paritarias”, dijo el el secretario general Eduardo Franchino.

En este momento, los delegados docentes están planteando las distintas mociones, exposiciones que se extenderían hasta cerca de las 18. La alternativa que obtenga más votos en el plenario, será la que se imponga para todo el sector.

“Lo importante es que el SUTE salga favorecido de este conflicto”, señaló Eduardo Franchino. Todo parece indicar que no es imposible que los docentes no adhieran al paro, según las declaraciones que hizo para este medio.

Es que, según el sindicalita, aunque “es raro” que el plenario que se reúne mañana a las 10 en la sede gremial, vote a favor de dejar la medida en suspenso, esto puede ocurrir. La clave está en las reuniones que los miembros de la dirigencia del SUTE han estado teniendo con los técnicos del gobierno escolar. Así lo confirmó Andrés Cazabán, asesor de gabinete de la DGE.

Según Cazabán, hasta el viernes a la noche se han realizado estos encuentros con el objetivo de elaborar una nueva propuesta de aumento salarial, que se llevará el martes a la paritaria, para la que los docentes ya han sido convocados.

El asesor de Emma Cunietti explicó que el gremio se mostró más flexible en cuanto al aumento salarial que estaban solicitando. Cabe recordar que desde hace casi un mes, el sindicato de los maestros había acordado pedir un sueldo inicial de 2300 pesos, en coincidencia con el costo de la canasta familiar. Mientras que actualmente, un docente que recién se inicia gana 1.040 pesos. Por lo que, la suba debía ser de 1260 pesos.

Esto fue rechazado de plano por la Cartera de Educación, quienes habían ofrecido que el aumento consistiera en recuperar el porcentaje de inflación superior al 10%, que fue lo que se contempló en el presupuesto 2007. Como el índice inflacionario trepó hasta el 13%, la suba que la DGE propuso fue del 3% sobre los salarios de los educadores. Pero según lo dicho tanto por Franchino como por Cazabán, estas posturas, tan lejanas entre si, habrían empezado a acercarse.

La estrategia del gobierno es poder llegar a un arreglo con el SUTE, ya que los gremialistas de ATE son más duros en su posición. Esto quedó demostrado durante las consultas que la Comisión de Hacienda y Presupuesto de la Cámara Alta realizó durante la semana pasada, para pedir que cada sector involucrado en el proyecto de ley que el Ejecutivo envió a la Legislatura definiera su postura.

Según afirmó Enrique Vaquié, presidente de la Comisión, mientras que con el representante del SUTE se pudo conversar, con la dirigente de ATE, Raquel Blas, la charla se terminó rápidamente, porque la sindicalista se levantó y se retiró al escuchar que el panorama era similar al de la sesión del martes anterior en el Senado.

Sin embargo, si el Gobierno logra quebrar la unidad entre el SUTE y ATE, que hasta ahora venían realizando juntos las protestas, la medida de fuerza de 72 horas, no cobrará la misma relevancia que las de las semanas anteriores, en las que llegaron a ser más de seis mil los estatales que se reunieron para reclamar.

El proyecto de aumento para los trabajadores públicos continúa siendo el mismo: 79 millones de pesos para repartirse entre empleados de la salud, docentes, judiciales, entre otras áreas. Contempla un techo de 10%, y lo único que se definiría en paritarias, es que porcentaje le corresponde a cada ámbito.
Opiniones (0)
21 de agosto de 2018 | 12:07
1
ERROR
21 de agosto de 2018 | 12:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"