Un ex presidiario salpicó con sangre a los policías y les dijo que tenía Sida

Una simple infracción de tránsito derivó en una persecución, un policía herido de bala, una pelea en la comisaría 16 y la amenaza de haber contagiado a los uniformados de HIV. Esto hizo un ex preso que quedó detenido.

Un detenido, que además de disparar y herir a un uniformado, se peleó con otros efectivos en la seccional 16 de Las Heras. El arrestado es un ex presidiario que se enfrentó cuerpo a cuero con los uniformados y ya en la comisaría, se produjo se produjo una lesión para comenzar a sangrar y comenzó a tirarle su sangre a los policías diciéndoles que los estaba contagiando de Sida.

Todo comenzó alrededor de las 17 en las inmediaciones de calles San Martín y Burgos, de Las Heras. En esa intersección, un sujeto, cuya identidad no trascendió, que conducía un Peugeot 504 pasó un semáforo en rojo y casi chocó contra un móvil policial. A partir de esa situación se generó una corta persecución hasta que lograron hacer frenar al conductor.

Debido a la infracción vial y al escape, los policías lo dijeron que debía acompañarlos hasta la seccional, pero no era un arresto, incluso continuó manejando su propio vehículo y los uniformados lo custodiaban.

Pero al llegar a calle 9 de Julio, imprevistamente el hombre puso una nueva marcha y comenzó a huir por esa arteria con dirección hacia el norte.

Una nueva persecución vehicular se inició entre los mismos protagonistas que finalizó en la mencionada calle y Paul Harris, donde, a esta altura, el sospechoso dejó su vehículo y se introdujo en unas viviendas.

Los efectivos salieron detrás de él hasta que lo alcanzaron. Pero era tal la resistencia del ex presidiario que se tomó a golpes con uno de los uniformados. Otro de los policías, que llevaba una escopeta de balas de goma, intentó interceder, pero el individuo tomó el arma y se la quitó.

Directamente le apuntó a uno de los efectivos sin saber que tipo de disparo podía efectuar y gatilló. La posta de goma le perforó la mano izquierda al auxiliar Gonzalo Berlino, por lo cual debieron llevar al Hospital Militar y luego a la Clínica de Manos donde fue asistido.

Tras esa situación lograron detener al hombre y lo trasladaron a la comisaría 16. Según fuentes policiales, allí intentó golpear a los uniformados pero éstos lo controlaron.

Debido a la gresca el detenido presentaba algunas pequeñas lesiones y aprovechó para inflingirse una herida y salpicó con sangre a varios policías diciéndoles que era portador del HIV.

Cuando controlaron al sujeto, lo subieron a un móvil y llevaron al Hospital Central para que sea revisado. También a los policías que les cayó sangre del individuo fueron trasladados al centro asistencial para que sean sometidos a los análisis que determinen si existen posibilidades de contagio.

Opiniones (0)
20 de julio de 2018 | 00:42
1
ERROR
20 de julio de 2018 | 00:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"