Aseguran que el riesgo de "fraude econónico" subió un 30% en el país

Según informó el director para la Argentina de la consultora internacional Kroll, Matías Kahon, las posibilidades de que las empresas nacionales sufran algún tipo de fraude económico aumentó en estos últimos tres años. En un informe realizado por la empresa, el riesgo sería entre el 30% y 40%.

El riesgo de que empresas  nacionales sufran de fraude económico creció en los últimos tres años entre 30% y 40%, según afirmó el director para la Argentina de la consultora internacional Kroll, Matías Nahon.

La exposición al fraude económico creció muchísimo, no está lejos de los estándares internacionales y en los tres o cuatro años, creció entre un 30% ó 40%", señaló Nahon.

El directivo afirmó que en el país "lo que más problemas ocasiona es el fraude interno, o sea, realizado por el personal que trabaja en sectores de compras o de información sensible para la compañías, como datos que le sirvan a la competencia".

Además, destacó que está muy extendido el "abuso de la propiedad intelectual, como la falsificación o el robo o contrabando de mercadería, especialmente con productos de consumo masivo, como por ejemplo, la indumentaria".

Al presentar formalmente su informe anual, el directivo estimó que "cuatro de cada cinco compañías han sido víctimas de fraudes corporativos en los últimos tres años en todo el mundo".

El estudio de Kroll, una compañía dedicada a realizar consultorías sobre riesgos empresarios en todo el mundo, sostuvo que "las nuevas tecnologías, los nuevos inversionistas, y la expansión hacia nuevos mercados en el exterior han abierto la puerta a distintas formas de fraude".

"El espionaje industrial está creciendo mucho, en relación con el robo de información de diferentes maneras, como a través de la rotación de personal o de las nuevas tecnologías informáticas", enfatizó Nahon.

A su vez, señaló que en el mundo existen casos de "compañías que han perdido más de un millón de dólares" en el último año por este tipo de fraudes.

El informe anual, realizado con más de 900 ejecutivos de todo el mundo, arrojó también que se "ha popularizado el robo de activos físicos o acciones, un delito que padecieron el 34% de los participantes encuestados".

"La quinta parte de las compañías experimentaron robo de información, conflicto de intereses, malos manejos financieros, fraude interno, fraude en las compras, corrupción o soborno", remarcó el relevamiento.

En tanto, indicó que el costo promedio derivado de estas problemáticas en las grandes compañías fue "superior a los 20 millones de dólares, aunque una de cada diez perdió más de 100 millones".

Según el estudio, la "alta rotación de personal es la causa más frecuente de una mayor exposición al fraude", seguida por "la tecnología de la información".
Opiniones (0)
22 de julio de 2018 | 14:32
1
ERROR
22 de julio de 2018 | 14:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"