Idioma y espíritu, de Inger Christensen

Idioma y espíritu
Veo las leves nubes
Veo el leve sol
Veo donde se perfila
un infinito proceso
como si ellos me sintieran en la tierra
como si ellos supieran que yo
soy sus palabras.


El tiempo
Estoy sentada en la ramita de mi sensatez
serrando, serrando con una tosca sierra oxidada
juguete escondido de mi infancia.
Sierro, sierro, se acerca el invierno
apresuraos, apresuraos, manos ansiosas,
arrojadme, arrojadme a mí misma.

Anhelo
Respiro por mi herida
me quedo levantada por la noche
la luz encendida
busco
busco con las manos
aunque veo
encuentro una grieta en el muro
te beso.
Opiniones (0)
21 de mayo de 2018 | 04:45
1
ERROR
21 de mayo de 2018 | 04:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"