La CGT pedirá en 2008 un aumento salarial de entre el 20 y el 30 por ciento

La CGT dejó trascender hoy que el año que viene reclamará un aumento salarial promedio de entre el 20 y el 30 por ciento, pese a que el Gobierno y la candidata Cristina Kirchner vienen emitiendo señales para tratar de acotar las demandas salariales en 2008.

La cifra del 30 por ciento fue hecha pública por el titular de la Federación de Panaderos, Abel Frutos, antes de participar junto al vicepresidente y candidato a gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y al secretario general de la CGT, Hugo Moyano, de la inauguración de un complejo turístico sindical en Necochea.

"Pediremos lo que nos corresponde por derecho propio con reajustes que serán de entre un 20 y un 30 por ciento. En diciembre veremos cuál es el número final", explicó Frutos.

A su vez, fuentes del gremio La Fraternidad confirmaron que la CGT planteará un aumento de esas características y, pese a que ratificaron su afinidad con la administración kirchnerista, subrayaron que no le otorgarán a Cristina Kirchner "un cheque en blanco". 
 
Si bien la central obrera exige un incremento del 30 por ciento, el Gobierno manifestó que la suba debería ser del orden del 10 por ciento, de modo que cuando llegue momento de negociar el aumento salarial para el próximo año seguramente las partes acordarían un reajuste de alrededor del 20 por ciento.    

A su vez, Frutos, de estrecha relación con Moyano, sostuvo que si la primera dama accede a la Presidencia, la CGT mantendrá "la misma relación" que hasta ahora con el Gobierno nacional, lo que según consideró implica "compartir" y "demandar".

"Seguirá existiendo el acuerdo implícito que tenemos con el Gobierno. Es la continuidad que, dicen, va a profundizar los cambios", explicó en declaraciones al diario Ámbito Financiero.

Días atras los seguidores de Hugo Moyano manifestaron que trabajarán de forma activa para impulsar el "diálogo social" que propone la primera dama en caso de asumir la Presidencia el próximo 10 de diciembre.   

Al respecto, la central sindical le acercará a la actual gestión un documento que contiene una serie de proyectos destinados a las áreas de salud, jubilaciones y desarrollo económico.

Por otra parte, Frutos consideró "imposible" que el Gobierno nacional le de personería gremial a la Central de Trabajadores Argentinos (CTA). "No puede hacerse mágicamente sin antes una modificación de una ley", argumentó el dirigente gremial al referirse a otra de las  cuestiones sensibles que atañe a la relación entre el Gobierno y la CTA.

Según dijo, a los integrantes de la CGT no les "asusta" esa posibilidad porque "muchos gobiernos pusieron el ojo en la legislación y no lo pudieron hacer".

Ocurre que desde hace tiempo comenzaron a circular versiones sobre la psibilidad de que Cristina de curso al histórico reclamo de la CTA y finalmente le otorge el reconocimiento estatal a la central disidente, una vez que acceda a la primera Magistratura.

"Todo es discutible. Pero a espaldas de la CGT no puede hacerse. Ni creo que el gobierno tenga esa actitud", concluyó.
Opiniones (0)
20 de junio de 2018 | 01:52
1
ERROR
20 de junio de 2018 | 01:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"