Ningún sector adopta medidas anticrisis en la región

Frente a una retracción del comercio local, y con una crisis cada vez más profunda de la vitivinicultura, además de los bajos precios que cotizan los primeros frutos de carozo que han madurado en el Este, los líderes políticos locales sólo esperan las medidas que pueda implementar el Gobierno de la provincia o el de la Nación.

Impávidos ante la crisis, no se han adoptado medidas desde los organismos públicos ni se han realizado encuentros con los sectores productivos organizados para impulsar  algunas medidas que -desde la región- puedan prevenir males mayores que pudieran producirse en la economía local.

Sólo la Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de San Martín se ha manifestado sobre la crisis internacional. En el análisis señala que si bien son otros los países que la originaron, es indispensable que se adopten medidas desde este lugar del mundo.

La entidad empresaria ha dejado claro que la solución pasa por la “promoción de espacios de consensos y participación y el desarrollo de nuevas formas de coordinación de recursos, financiamiento, asociaciones productivas, sistemas de comercialización e innovación tecnológica”

El líder político de la zona Este, Jorge Giménez, intendente de San Martín, aún no ha definido ninguna estrategia. Tampoco convoca a los sectores productivos del departamento para analizar la situación de crisis internacional, en qué medida podría afectar al departamento y qué soluciones adoptar.

Más ocupados en coordinar las acciones internas de su sector político, Gerardo Del Rio y Mario Abed, intendentes de Rivadavia y Junín, respectivamente, concentran sus esfuerzos en avanzar sobre Celso Jaque para recibir los dineros que, provenientes o no desde el Fondo Anticíclico provincial, les permita llegar a fin de año sin sobresaltos. Tampoco ellos reclaman a la sociedad organizada acciones conjuntas para prevenir situaciones difíciles.

“Las ventas ya se han reducido en los comercios y la situación de la fruta está afectando a los pequeños productores por los bajos precios que se observan en el mercado”, decía con preocupación Juan Lescano.

Lescano, un pequeño productor de Alto Verde expresaba su desazón por el precio que en la actualidad puede vender sus damascos y consideraba que “las perspectivas no son mejores para el durazno.”

“Va a ser un año malo”, sentenciaba el trabajador de la tierra. “No se si el Estado o quién tiene que ocuparse de estos temas, pero hay que encontrarles alguna solución”, lanzó el pequeño propietario.
Opiniones (1)
24 de abril de 2018 | 21:12
2
ERROR
24 de abril de 2018 | 21:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Primeramente comparto los dichos del periodista. Desde las comunas y la provincia no solo no hay respuesta a las contingencias inmediatas sino que no hay una planificación ni siquiera a corto plazo. Los productores están a la buena de dios. Lo más lamentable, es que con los antecedentes de este gobierno, no deben esperanzarse en algún cambio. Yo les sugiero: mujeres y niños primero, salvanse quien pueda....
    1
En Imágenes
Aguas color Malbec
17 de Abril de 2018
Aguas color Malbec