Proponen cambios para acelerar las causas en la Justicia penal

El proyecto de reforma del Código Procesal Penal, que prevé ajustes para agilizar el trámite de las causas penales, dar mayor poder investigativo a los fiscales y controlar el dictado de medidas privativas de libertad de los sospechosos, fue presentado hoy por el ministro de Justicia , Alberto Iribarne.

"Una justicia más eficaz implica abreviar los plazos procesales y respetar también los derechos de quienes están sometidos a juicio penal para que un plazo breve sepan qué va a pasar con ellos", explicó el ministro de Justicia , Alberto Iribarne, al detallar el eje filosófico de la reforma del Código Procesal Penal, que prevé ajustes para agilizar el trámite de las causas penales, dar mayor poder investigativo a los fiscales y controlar el dictado de medidas privativas de libertad de los sospechosos.

La iniciativa, que debe ser debatida en el Congreso y que podría demorar unos tres años en implementarse, fue impulsada por el Gobierno nacional hace seis meses, cuando se constituyó la comisión asesora para la Reforma Procesal Penal.

Ese cuerpo fue integrado por juristas, abogados, legisladores y funcionarios de la cartera que dirige Iribarne.

El ministro de Justicia planteó claramente que esta propuesta "debe incluirse dentro de las políticas de Estado que deben tener perpetuidad en el tiempo".

"Somos conscientes que estas reformas suelen frustrarse en la etapa de su implementación. Por eso debe haber una ley de implementación que establezca plazos y también un cuerpo que siga el desarrollo de esa reforma", sostuvo Iribarne antes de finalizar su discurso durante un acto realizado en un salón del piso 11 del Ministerio de Justicia.

Iribarne estuvo acompañado por el Procurador General de la Nación, Esteban Righi; los ministros de la Corte de Justicia Elena Higton y Juan Carlos Maqueda; el coordinador de la comisión asesora, Alberto Beraldi; y la defensora general de la Nación, Stella Martínez.

Entre el público se ubicaron el ministro de Seguridad bonaerense, León Arslanian; el secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, y varios de los que integraron la comisión asesora.

El único ausente, de los que habían comprometido su presencia, fue el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, quien quiso evitar una protesta en Plaza de Mayo organizada por campesinos, indígenas y desocupados para denunciar "la precarización de la vida y el saqueo de los bienes naturales y la contaminación".
Opiniones (0)
21 de julio de 2018 | 03:00
1
ERROR
21 de julio de 2018 | 03:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"