Cobos y los "necesitados" de Mendoza

Kirchner ordenó ganarle a Cobos en Mendoza y agitó este lado de la política local. Pero están los que empujan para dar la batalla desde el radicalismo y quienes quieren hacerlo a través de alianzas. Mientras tanto, en el Congreso, los Kirchner van por el último botín del año: la prórroga del Impuesto al Cheque, que no parece favorecer mucho a Mendoza.

El panorama electoral del 2009 se abre como un mapa, por ahora, difícil de descifrar. Y que convierte a Mendoza en un punto más importante que de costumbre.

Néstor Kirchner marcó nuestra provincia con rojo esta semana, al ordenarle en Olivos a Celso Jaque y los justicialistas locales la misión de ganarle a Julio Cobos en Mendoza.

El vicepresidente en principio miró para otro lado. Pero aquí son muchos los que esperan una señal para devolver el golpe y comenzar a dar la pelea de cara a las urnas. Desde distintos espacios, son varios también los “necesitados” de esa señal vicepresidencial: muchos ven cerca el final de sus mandatos en la Legislatura o el Congreso y otros tantos cuentan los días para volver a la cancha.

El propio Cobos necesita sacarse el gusto amargo del 2007, cuando perdió la provincia a manos del justicialismo y llegó a un cargo nacional muy importante, del que ahora el kirchnerismo lo quiere desalojar a toda costa. 

Los “necesitados” de Mendoza. El 2009 ya desespera a muchos dirigentes locales. La hiperactividad del senador radical Ernesto Sanz, necesitado de renovar mandato en el Senado Nacional el año próximo, es una prueba concreta.

Sanz es uno de los principales armadores de lo que podría ser una alianza en Mendoza entre el sector de Cobos y el radicalismo ortodoxo. Si se deja de lado a Roberto Iglesias, ya casi nadie le cierra en la provincia las puertas del comité radical al vicepresidente. Una decisión que está a mitad de camino entre el reconocimiento de su conversión al antikirchnerismo y el espíritu de supervivencia.

Sanz se mueve lentamente por un camino paralelo al de algunos correligionarios de aquí y de Buenos Aires. El “operativo retorno” de Cobos es una maniobra casi desesperada del alfonsinismo, dicen algunos. Figuras también “necesitadas” como Leopoldo Moreau, Coti Nosiglia y hasta (dicen) el local César Biffi serían los principales responsables de esta embestida. Y que no se parece a la movida del senador sanrafaelino: el camino más pragmático y rendidor posiblemente sea la alianza, no la vuelta plena de Cobos al partido de Alem, razona Sanz.

Además, a ciencia cierta, no se vislumbra la forma en que se va a concretar esa vuelta urgente pedida por algunos: la expulsión de Cobos y todo el radicalismo K fue una decisión orgánica que costaría tiempo revertir en lo institucional. Y los tiempos institucionales de la UCR para revertir la medida podrían no ser compatibles con el propio calendario electoral.

Frente a esta situación, los “necesitados” de la UCR (Sanz a la cabeza), ya hablan sin tapujos de una confluencia. Pero Sanz no es la única boca para alimentar que tiene Cobos en Mendoza.

La señal de Felipe Solá. Esta semana, el vicepresidente de la Nación recibió un mensaje que mete ruido entre las maniobras de los radicales para que Cobos vuelva cuanto antes. Felipe Solá, uno de los disidentes del justicialismo más importante del país, eligió como jefe de su nuevo bloque a Enrique Thomas, un peronista periférico que en Mendoza está decididamente ligado a Cobos.

¿Qué fue esto? Cerca de Solá afirman que el ex gobernador bonaerense buscó sin dudas avisarle a Cobos que tiene las puertas abiertas si quiere subirse y quizás liderar el costado peronista de la oposición, que está naciendo y crece en diputados nacionales.

Y hasta hubo quienes arriesgaron la posibilidad de que Cobos apoye en la provincia de Buenos Aires la candidatura a diputado nacional de Solá en 2009. Oferta tentadora, ya que, en el principal distrito del país, el brumoso CONFE cobista tiene pocas posibilidades de incidir con hombres propios en la elección. A lo que hay que sumar que, aunque hoy lo reniegue, detrás de Solá asomaría más adelante el poderoso aparato electoral duhaldista.

Una alianza de este tipo tendría beneficiarios directos en Mendoza. En primer lugar, Thomas, quien está en esa lista de necesitados de la que hablábamos más arriba, ya que también se le termina el mandato como diputado el año próximo.

Si Cobos tomara esta opción, el ex presidente del INV podría aspirar a ser otra vez candidato a diputado nacional por Mendoza.

Esta variante es también acariciada y apoyada por los sectores independientes de Mendoza que acompañaron a Cobos hasta aquí y que ven la necesidad urgente de que el vicepresidente tome ese camino. Lo que implicaría, desde ya, renunciar a la proclamada vuelta a la UCR.

Además de los peronistas disidentes (Thomas, Pardal, Amstutz), están otros dirigentes que se jugaron por Cobos en su momento, como el ex ministro de Salud, Armando Calleti y, más que nada, Patricia Gutiérrez, la secretaria del vicepresidente en la Casa Rosada. Para todos ellos no habrá nada si Cobos desanda su separación con la UCR.

Este grupo firmaría hoy mismo una fórmula de candidatos cobistas para el Congreso, encabezada por el radical Sanz y el peronista Thomas.

No obstante, desde el peronismo, algunos escépticos bombardean este armado.

La teoría de los escépticos habla de una reunión entre Felipe Solá y el interminable operador presidencial Juan Carlos Mazzón, previo al anuncio de su nuevo bloque parlamentario, en la que el mendocino le habría arrancado al bonaerense el compromiso de que, más allá de su distanciamiento del kirchnerismo, no va a romper institucionalmente con el PJ.

El pronóstico de algunos justicialistas es claro: 2009 no será el año de las alianzas, sino del fortalecimiento de las estructuras partidarias tradicionales. Principalmente la del peronismo y de su inagotable instinto de supervivencia en el poder.

Otra pelea millonaria en el Congreso. Mientras prepara a la tropa para la batalla electoral, el kirchnerismo sigue protagonizando a nivel nacional brutales batallas de dinero, en los albores de un año donde va a tener que poner toda la carne en la parrilla para retener el poder.

Viene de ganar un partido importante: el Congreso Nacional le devolvió esta semana el control general de los fondos provisionales al Estado, como los Kirchner lo pedían. Pero la inminente discusión de la prórroga del impuesto al cheque, otra caja que el matrimonio K desea retener, plantea algunas dudas.

Cierto nivel de intriga enmarca esta definición. Hace pocas horas, la oposición de la Cámara de Diputados anunció que se abroquelará en torno a un despacho alternativo, que eleva la coparticipación del impuesto que creó Domingo Cavallo en 2001 del 14% al 35%. Hay en juego cerca 10.000 millones de pesos para las provincias, si esta postura se impone. En cambio, si los niveles de reparto del tributo se mantienen iguales que hasta ahora, las provincias deberán repartirse sólo unos 3.000 millones.

Algunas estimaciones indican que Mendoza recibirá unos 160 millones en 2009 de acuerdo con el plan K, contra más de 400 millones de pesos si triunfa el plan anti-K.

La pregunta es si la oposición logrará reunir fuerzas suficientes para que las provincias mejoren la recaudación del impuesto a costa de debilitar la caja nacional, algo a lo que difícilmente se resigne el kirchnerismo.

Los legisladores nacionales por Mendoza ya están tomando posturas al respecto: el despacho opositor de Diputados lleva las firmas de Silvia Lemos (UCR) y Laura Montero (cobismo). A ellos se suma Enrique Thomas, el jefe del bloque del peronista disidente Felipe Solá, para quien la modificación del impuesto al cheque representará la primera pelea importante desde que abandonó definitivamente el kirchnerismo.

En contraste, reina un significativo silencio entre los diputados que responden al poder nacional. Todo indica que habrá disciplina partidaria y todos acompañarán, en silencio, el proyecto K.  

Sacar del hermetismo a los legisladores oficialistas o al menos dejar en evidencia que votarán en contra de los intereses de Mendoza parece ser el objetivo de los opositores mendocinos. Por eso están preparando para este lunes una reunión en la Legislatura donde plantarán bandera y anticiparán su voto en la discusión del impuesto al cheque.

Demasiado rápido. Lo que más sorprende a los simples mortales que por estos días apenas alcanzan a enterarse de estas batallas por la plata en el Congreso es la velocidad con que se están desarrollando.

Apenas un mes demoró el Congreso en sellar la reestatización de las jubilaciones, una decisión que compromete el futuro de toda la población económicamente activa y con trabajos en blanco. Y en la que quedó definido el manejo para el Estado de una caja cercana a los 100.000 millones de pesos.

¿Es razonable que sólo una semana después los legisladores estén definiendo en el recinto qué hacer con otro recurso millonario? ¿Por qué el apetito por la plata del kirchnerismo no atiende la necesidad institucional de someter las decisiones importantes a un debate un poco más extenso y amplio?

Los políticos, por ejemplo, discuten en Mendoza por estos días si usar o no los dineros del Fondo Anticíclico de la provincia, que contiene 185 millones de pesos. Y el debate amaga con ser largo, ya que más allá de los recursos en juego, supone reconocer la crisis y diseñar las acciones correctas para afrontarla.

Pero da la sensación que los cuidados frente a la crisis económica terminan en la General Paz. A 1.000 kilómetros de distancia de Mendoza, el Congreso discute con toda la velocidad que desea imprimirle el oficialismo una ley que podría reportarle a Mendoza, en una de las opciones en juego, más del doble de plata que la que hay en el Fondo Anticíclico.

Estas dos realidad políticas son muy diferentes. No parecen responder a un mismo país. Aunque tanto en el Congreso Nacional como en la Legislatura mendocina, los actores sean, desde el punto de vista partidario, prácticamente los mismos.

Opiniones (2)
19 de febrero de 2018 | 16:14
3
ERROR
19 de febrero de 2018 | 16:14
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. SON GRANDECITOS,ESTOS ARMADORES DE ALIANZA,Y TODOS SON UNOS RESENTIDOS,SANZ,ME TIENE HARTA,LA VIEJA PINTARRAJEADA,Q AHORA SE UNIRÁ CON LA LAURITA Y THOMAS.SOLA SE ENOJÓ PORQUE LE PERJUDICARON SU PRINCIPAL ,FUENTE DE INGRESOS .HAY QUE VER LAS ESTANCIAS DE ESTE PANQUEQUE EN LA PAMPA HÚMEDA.
    2
  2. jaque miente y quiere fundir esta provincia.
    1
En Imágenes
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
13 de Febrero de 2018
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
París bajo la nieve
7 de Febrero de 2018
París bajo la nieve