Se reavivó la polémica por la minería en La Rioja

Hüniken se manifestó en contra de la ley anti-minera sancionada por la Legislatura. Las diferencias internas en el Gobierno sobre el tema volvieron a alertar a los grupos ambientalistas que desde el año pasado mantienen cortes en los senderos y rutas internas que conducen a los campamentos donde están instaladas las empresas mineras.

La polémica por la minería en La Rioja se reavivó en los últimos días con declaraciones del director del área Herman Hüniken, que le valieron su salida del gobierno de Luis Beder Herrera, y que podrían desencadenar una nueva serie de protestas de grupos ambientalistas.

Hüniken se manifestó en contra de la ley anti-minera sancionada por la Legislatura en marzo de este año, en medio de la crisis institucional que enfrentó a los diputados con el ex gobernador Ángel Maza.

Herrera aclaró que despidió al funcionario porque "provocó malestar en el Gobierno" con sus declaraciones, a las que calificó como de "ignorancia supina" al tiempo que informó que la norma a la que se refirió Hüniken "no está vigente".

"No podemos derogar algo que no existe", declaró el gobernador para replicar también a los empleados de la repartición que desde el martes se declararon en estado de asamblea para reclamar que el Gobierno provincial "aclare cuál será la política minera que mantendrá".

Sucede que la ley 8137 prohíbe "en todo el territorio de la Provincia de La Rioja la explotación minera a cielo abierto con técnicas correspondientes al proceso de lixiviación con cianuro, mercurio y/o cualquier otra sustancia contaminante".

No obstante, la norma quedó sujeta a la aprobación de una Consulta Popular vinculante –convocada por la Ley 8138- que debió realizarse el pasado 29 de julio en los departamentos Famatina y Chilecito, pero que nunca se hizo.

Las diferencias internas en el Gobierno sobre el tema volvieron a alertar a los grupos ambientalistas que desde el año pasado mantienen cortes en los senderos y rutas internas que conducen a los campamentos donde están instaladas las empresas mineras, que por ahora sólo realizan trabajos de cateo y exploración en las montañas, en busca de minerales metalíferos para explotar.

Estos sectores que se oponen a la explotación minera a gran escala invitaron esta semana al gobernador Herrera a presentarse en la sesión de la asamblea el próximo jueves y exigen que el mandatario, que aclaró que no es ambientalista, cumpla con la promesa de campaña de defender el medio ambiente.

Los dirigentes ratificaron la voluntad de volver a cortar las rutas nacionales y provinciales, para hacerse escuchar.

La antinomia entre el sí y el no a la minería en La Rioja fue el eje de la campaña para la gobernación: mientras Beder Herrera, oriundo de Famatina, se planteó abiertamente en contra de la actividad, los candidatos del mazismo mantuvieron silencio sobre el tema.

Los miembros de la Asamblea de Ciudadanos Auto-convocados de Famatina y Chilecito decidieron que esperarán hasta el próximo viernes 28 para que se reglamente y se llame a la consulta popular sobre la minería contaminante.

La nueva decisión de los auto-convocados será exigir "al gobernador Luis Beder Herrera que tome cartas en el asunto, bajo la amenaza de llamar a una desobediencia civil y de no votar en las elecciones de octubre", informaron a la prensa.
Opiniones (0)
20 de julio de 2018 | 21:13
1
ERROR
20 de julio de 2018 | 21:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"