Efecto Oyarbide: podrían reabrir la causa por enriquecimiento contra CFK

El exjuez dijo esta mañana que cedió ante las presiones de los Kirchner para cerrar aquella investigación. La UIF solicitó la reapertura de la causa.

"Yo sobreseí porque había que hacerlo. Y así fue que transcurrió. Esa era la pura verdad", dijo esta mañana Norberto Oyarbide, quien ratificó que recibió presiones de Javier Fernández y Jaime Stiuso para que cerrar la causa por enriquecimiento ilícito contra Néstor y Cristina Kirchner.

Horas después de la entrevista en la que Oyarbide lloró, la Unidad de Información Financiera (UIF) pidió que se reabra la causa por enriquecimiento ilícito contra la expresidenta de la Nación. En su momento, el ahora exjuez desestimó que el exmatrimonio presidencial aumentara su patrimonio un 158% en un año.

Oyarbide prestó declaración indagatoria ayer ante el juez federal Claudio Bonadio en el marco de la causa de los cuadernos de Oscar Centeno. Luego, ante la prensa, Oyarbide admitió que recibió presiones y este jueves volvió a los tribunales para buscar algún tipo de acuerdo para quedar como "imputado colaborador".

Tras estas afirmaciones, la UIF, que dirige Mariano Federici, solicitó la reapertura de la causa por enriquecimiento ilícito contra el matrimonio Kirchner invocando el instituto de "cosa juzgada írrita", es decir, que la sentencia que los benefició se obtuvo de manera fraudulenta. Además la UIF pidió ser tenido por parte querellante.

Opiniones (0)
20 de agosto de 2018 | 12:00
1
ERROR
20 de agosto de 2018 | 12:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"