Increíble excusa de un cura de 70 años que abusó de una niña de 11

"Creí que tenía 15", dijo el sacerdote, descubierto en un auto con la niña: "El diablo me ha puesto la zancadilla... Tengo plena confianza en Jesús y María", asegura. 

El sacerdote italiano Paolo Glaentzer, arrestado tras ser presuntamente sorprendido cuando trataba de abusar de una niña de 11 años en un coche, ha alegado durante una entrevista que ha concedido al diario Corriere Fiorentino que "el diablo" le puso "una zancadilla".

"Hay simpatía mutua con la niña, cuando me enteré de que tenía 11 años... yo creí que tenía al menos 15", ha explicado el religioso de 70 años, quien ha admitido que "fue una estupidez por mi parte" y ha manifestado que "siento mucho lo que sucedió".

Paolo Glaentzer

Paolo Glaentzer tiene plena confianza en Jesús y María

"He cometido un error, lo admito, Nuestro Señor lo considerará, Él es capaz de hacerlo", ha declarado Glaentzer quien, a pesar de haber vivido "muchas situaciones que parecían no tener escapatoria", considera que "quizás esta sea una de las peores", tiene "plena confianza en Jesús y María".

Este caso se suma a otros escándalos recientes, como, entre otros, las acusaciones de pedofilia contra el 'número tres' del Vaticano o los abusos sufridos por más de medio millar de niños en el coro dirigido por el hermano del papa Benedicto XVI y los numerosos casos de abusos de niños, niñas y monjas en la Iglesia Católica de Chile.

RT 

Opiniones (4)
21 de agosto de 2018 | 11:44
5
ERROR
21 de agosto de 2018 | 11:44
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Pobre muchacho equivocado, la próxima deberá pedir partida de nacimiento
    4
  2. Y la justicia italiana que dice? o va a hacer lo mismo que hizo con el Provolo alla?
    3
  3. Entonces hay que llamar a declarar al diablo e imputarlo
    2
  4. Qué asco El patriarcado al máximo, perversión, sádico, psicópata, todos componentes del veneno patriarcal: avanzar al máximo sobre la vulnerabilidad del otro, conquistarlo hasta en lo más íntimo, llegar al fondo de su vulnerabilidad. Igualmente avanzar y conquistar avanzando sobre la vulnerabilidad del otro es moneda corriente, es la lógica que impera, cuya máxima expresión llega a estos niveles perversos. Pero hay que revisar en cada uno de nosotros cuántas veces usamos nuestra fuerza para avanzar sobre la vulnerabilidad del otro, así sea en acciones no castigadas legalmente, sólo cuando cambiemos esta lógica vamos a poder solucionar estos niveles de abusos, pero no nos hagamos los inocentes y señalemos con el dedo a quienes abusan sexualmente. Tenemos que salir todos de la lógica del abuso (aunque no sea sexual, ni penado legalmente).
    1