Deportes

Niki Lauda: voluntad, disciplina y una gorra roja

Niki Lauda es una institución en la F1. Su accidente de 1976 y su posterior regreso le convirtieron en leyenda, pero el triple campeón del mundo tuvo muchas secuelas.

Niki Lauda es una institución en la Fórmula 1. Su accidente de 1976 y su posterior regreso le convirtieron en leyenda, pero el triple campeón del mundo tuvo muchas secuelas. El ex piloto de 69 años lucha ahora de nuevo por su vida.

Hay una escena de la película "Rush", en la que Daniel Brühl interpreta a Lauda, que dice mucho de la personalidad del austríaco. Tras el accidente en Nürburgring en 1976, tumbado en la cama del hospital, intentó ponerse el casco a pesar de las graves quemaduras que sufrió en la cabeza. Él no quería estar ahí, quería estar en la pista luchando por el título mundial.

Y 42 días después de rozar la muerte en Alemania en un infierno de llamas, volvió a subirse a su Ferrari. Ahora, 42 años después, la Fórmula 1 está pendiente de Lauda y de su estado de salud, después de que fuera sometido el jueves a un trasplante de pulmón de urgencia. De nuevo, un examen para la voluntad y la disciplina del ex piloto.

No obstante, los médicos son optimistas respecto a la recuperación de Lauda. "Las cosas están yendo muy bien por el momento. Estamos muy satisfechos", dijo el viernes el cirujano que dirigió la operación en el Hospital General de Viena, Walter Klepetko.

Voluntad y disciplina fueron las dos cualidades que convirtieron a Lauda en uno de los mejores pilotos de la historia del automovilismo. Y también en un empresario de éxito. Gracias a esos dos atributos pudo esquivar la muerte varias veces.

Nikolaus Andreas Lauda, al que todo el mundo llama Niki, nació el 22 de febrero de 1949 en Viena. Hijo de un adinerado hombre dedicado a la industria, llegó a la Fórmula 1 sin el apoyo moral ni económico de su familia. Ganó los títulos de 1975, 1977 y 1984 y celebró un total de 25 victorias.

Un año después de su último título, en 1985, puso fin a su carrera, pero seis años antes ya había fundado su aerolínea. El 26 de mayo de 1991 vivió uno de sus peores días, cuando un avión de Lauda Air se estrelló en Tailandia con 223 personas a bordo. No hubo supervivientes.

"Mi accidente no fue nada en comparación con lo que vi ahí", comentó una vez el piloto. Las imágenes de Lauda caminando sobre los escombros del avión siniestrado dieron la vuelta al mundo. Y todavía hoy le cambia la voz cuando se refiere al tema.

Y eso que Lauda no es una persona de gran sentimentalismo. No mostraba euforia cuando comentaba las carreras de la Fórmula 1 en la cadena RTL tras retirarse. Y mantuvo el mismo perfil cuando en 2012 se convirtió en el jefe del consejo de vigilancia de la escudería Mercedes. Desde 2013, el equipo ha ganado los cuatro títulos de pilotos y los cuatro de constructores.

Rara vez sucede que Lauda se pierda un Gran Premio. Pese a sus problemas con los pulmones, el 22 de julio estaba en Hockenheim y siete días después asistió a la carrera de Hungría.

El accidente de 1976 siempre lo ha acompañado. Desde entonces, siempre ha usado una gorra roja que se convirtió en una marca registrada de Lauda. Al principio la utilizaba para que no se le cayera el vendaje que tenía que llevar en la cabeza para las quemaduras. Después, sirvió como espacio publicitario para sus actividades empresariales.

Lauda tuvo que someterse a dos trasplantes de riñón tras retirarse. Uno se lo donó su hermano Florian en 1997 y el segundo, en 2005, lo recibió su mujer, Birgit. Con ella tiene dos mellizos de ocho años, Max y Mia. También tiene dos hijos de un primer matrimonio, Lukas (39 años) y Mathias (37).

Aunque perdió el título mundial de 1976 por un punto ante el británico James Hunt, Lauda se convirtió en una leyenda tras el accidente que marcó esa temporada.

"¿Cómo puede un idiota volver a pilotar después de arder?", se preguntó una vez Lauda. Y él mismo se responde: "La rápida recuperación fue parte de mi estrategia para no estar tanto tiempo en casa sentado reflexionando por qué sucedió todo eso".

Opiniones (0)
20 de agosto de 2018 | 03:53
1
ERROR
20 de agosto de 2018 | 03:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"