La DGE se hará cargo de 1.300 comedores escolares

El sistema de asistencia alimentaria de meriendas y almuerzos para los alumnos de todos los niveles educativos, que hasta ahora estaba en la órbita del Ministerio de Salud y Desarrollo Social, estará en manos del gobierno escolar. Representa más de 50 millones de raciones al año.

El Ministerio de Salud y Desarrollo Social transfirió a la Dirección General de Escuelas (DGE) el servicio de los comedores escolares, un programa que entrega más de 51 millones de raciones anuales a chicos que asisten a más de 1300 escuelas y efectores relacionados con la educación.

La medida, efectivizada mediante un decreto firmado este miércoles por el gobernador Alfredo Cornejo y suscrito por los ministros Elisabeth Crescitelli (Salud y Desarrollo Social) y Jaime Correas (DGE), es considerada como un "hito" en el Gobierno porque implica tanto la concreción de un anhelo buscado durante muchos años por las diferentes administraciones provinciales, como el aseguramiento de una gestión más directa y transparente de los recursos destinados a los comedores escolares, que este año recibieron unos 550 millones de pesos.

Además le permitirá a Salud y Desarrollo Social concentrar sus políticas públicas de asistencia alimentaria en otros programas de fines sociales, como NutriFamilia y Comer Juntos, en la entrega de las tarjetas de alimentos y en el trabajo coordinado con los municipios y las organizaciones sociales.

A partir de este mes, la DGE estará a cargo del servicio alimentario que se brinda en 1309 efectores educativos de toda la provincia, conformados por 1104 escuelas, 200 Servicios Educativos de Orientación Social (SEOS) jardines maternales, 32 Centros de Desarrollo Infantil y Familiar (CDIYF) y 54 centros comunitarios. En éstos se distribuyen 282.000 raciones por día, entre almuerzos y meriendas, lo cual equivale a 51.500.000 porciones al año.

También quedarán bajo la órbita del gobierno escolar unos 24 agentes integrantes de la Dirección de Derecho a la Alimentación (DIDA), incluyendo a 14 nutricionistas, a los que se les garantizaron sus condiciones laborales.

Este traspaso ocurre luego de dos años y medio de gestión que implicó el ordenamiento de las cuentas públicas en el área de comedores escolares, la regularización del pago a los proveedores, la confección de los menús para las escuelas y el relevamiento de la matrícula de los alumnos beneficiarios. En los últimos meses, además, se realizó un profundo trabajo en el campo técnico y jurídico para que la transferencia del servicio esté respaldada por normas nacionales y provinciales.

Crescitelli explicó a MDZ que el principal objetivo de esta medida es que "este servicio destinado a los niños de las escuelas llegue en tiempo y forma y que, por sobre todas las cosas, no haya ningún error en los datos", por lo que "creemos que ésta es la decisión más acertada para hacer un uso eficiente de ese dinero destinado a los comedores escolares".

A su vez consideró que "la Dirección General de Escuelas es un órgano descentralizado, lo que le dará mucho más velocidad al manejo y control de los recursos, y como lo más importante es tener actualizada la matrícula, cumplirá con creces los objetivos".

"Ahora desde la Subsecretaría de Desarrollo Social [a cargo de Alejandro Verón] podremos ocuparnos mejor de los programas sociales, algo que nos lleva mucho tiempo y trabajo burocrático", añadió.


Opiniones (2)
14 de agosto de 2018 | 05:33
3
ERROR
14 de agosto de 2018 | 05:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Es para lo único que sirve la escuela pública!!!!!!!!!!! De hecho, van a alimentarse y cuando les viene en ganas se van a cualquier hora.
    2
  2. Comenzaron a comprar votos. ¡Claro! ¡Se vienen las elecciones!
    1