Deportes

Lanús clasificó con lo justo en la Copa Argentina

El Grana derrotó a Douglas Haig de Pergamin0 en los penales luego del 1 a 1 en el tiempo regular, por los 32avos de final del certamen.

Lanús, que la semana pasada fue eliminado por penales (3-2) de la Copa Sudamericana por Junior en Barranquilla, tuvo una revancha en los 32avos de final de la Copa Argentina. Tras el 1 a 1 en los 90 minutos, se impuso por 4 a 2 a Douglas Haig (milita en el Torneo Federal A) también en los penales, en el estadio de Defensa y Justicia en Florencio Varela.

Muy probablemente fue el último partido Esteban Andrada en el Granate, arquero al que lo espera Boca por una cifra millonaria. "Después hablaré con mi representante. Si me toca irme seré muy agradecido al club y si me toca quedarme también. Es algo muy lindo lo que estoy viviendo y esperemos que se de de la mejor manera", dijo al término del encuentro. "Por suerte se pudo pasar. Aprovecharon un error nuestro y llegó el gol de contra. No le pudimos entrar por ninguna parte", reflexionó sobre el encuentro.

Fue mejor el arranque de los de Pergamino. A los segundos de juego con un remate cruzado. Después aprovechó un error en la salida para incomodar con un remate desde lejos. Fueron jugadas sin peligro real, pero que avisaron que no se la iban a dejar fácil a los dirigidos por Ezequiel Carboni.

Pero fue justamente el finalista de la Copa Libertadores 2017 el que pegaría primero, en el primer avance del partido. A los doce minutos, un buen desborde de Marcelino Moreno terminó en la apertura del marcador.


Nicolás Pasquini no pudo con dos disparos (el primero la atajó el arquero y luego la sacó un defensor de la línea), pero en el rebote paró la pelota Lucas Mugni y remató Joel Martínez para ganarle a la línea defensiva. La pelota entró mansa sobre el palo derecho de Rodrigo Barucco tras otro rebote.

En el complemento Lanús buscó el segundo gol que le de tranquilidad, pero no tuvo ni el juego ni la profundidad para complicar verdaderamente al arco rival. Un cabezazo a los siete minutos o un disparo de Rolando García Guerreño después de varios rebotes tras un córner fueron lo más claro que produjo el Granate.

Sólo la distancia de un gol hacía creer que el encuentro estaba abierto, ya que en el trámite Douglas Haig no había podido salir de su rol defensivo, como sí lo había hecho en la primera etapa. Y la igualdad, sorpresiva, llegó a los 34 minutos.

Opiniones (0)
15 de agosto de 2018 | 06:44
1
ERROR
15 de agosto de 2018 | 06:44
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"