Taxistas volvieron a la carga contra la llegada de UBER a Mendoza

Trabajadores del rubro se agolparon en uno de los ingresos a la Legislatura pidiendo se frene el tratamiento de la Ley de Movilidad. "Quieren precarizar y uberizar nuestro trabajo", soltaron.

Trabajadores de taxis de Mendoza volvieron otra vez a la carga en contra del proyecto de Ley de Movilidad que habilitaría la llegada de UBER a Mendoza y que ya cuenta con media sanción de Diputados. En estos momentos, referentes gremiales del sector están reunidos con el presidente provisional del Senado, Juan Carlos Jaliff, para disuadir a los senadores de que se dé sanción definitiva a esta iniciativa. 

A principios de julio, luego de mucha rosca política y de cierta tensión social, Diputados provincial dio media sanción al proyecto del Ejecutivo que busca transformar en el mediano plazo el sistema de colectivos, taxis y remises y que, a su vez, habilita la llegada a la provincia de distintas plataformas electrónicas como UBER. 

Tras el receso y descanso de los legisladores, la media sanción pasaría a revisión y tratamiento del Senado para la semana próxima, por lo cual, taxistas disconformes con el proyecto, volvieron a la carga este mediodía y se agolparon en uno de los ingresos del Parlamento provincial. 

"No hemos hecho ningún corte ni tampoco nos estamos manifestando, pero sí estamos negociando con el presidente provisional del Senado, Jaliff, para que se frene el tratamiento de esta Ley que lo único que va a conseguir es precarizar nuestro trabajo", argumentó Mario Lucero del Sindicato de Obreros de Taxis de Mendoza (SOTM).

Según especificó Lucero, como la vicegobernadora Laura Montero está en Foro Valos en el hotel Sheraton, fue Jaliff quien recibió a Jorge Omar Viviani, el secretario general de la Federación Nacional de Peones de Taxis y a referentes de cámaras del sector para negociar que se frene la sanción definitiva de esta Ley. 

Si bien Diputados introdujo modificaciones varias al proyecto, los taxistas en general continúan manifestándose en contra. Básicamente se contraponen a la llegada de UBER porque entienden que "la misma torta se va a repartir en más manos generando una profunda precarización en el sector".

Opiniones (2)
14 de agosto de 2018 | 05:35
3
ERROR
14 de agosto de 2018 | 05:35
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. A mí el dueño de la remiseros de la calle O'Higgins de Godoy cruz me dijo que era un negro de mierda y que nunca iba a tener ni una licencia para trabajar, con esta ley se quiere cortar las bolas, trabaje en el taxi 282 tenía como 2 vuelcos estaba destruido y aún sigue circulando ese coche, la mafia es de los dueños de taxis que explotan a los trabajadores pagNdoles mal y alquilndoles los autos, para tenerlos en negro sin feriados ni vacaciones ni nada
    2
  2. Gran mafia la de los taxistas... En este caso uberizar significaría civilizar y terminar con estas mafias. Bandera verde a Uber
    1