Drogados con nafta, aborígenes atacaron a la Policía

Ocurrió en la localidad salteña de Coronel Juan Solá. Aseguran en la zona que es la droga más común en ese pueblo.

Un grupo de unos 15 aborígenes de la etnia Wichi drogados con nafta atacaron una patrulla policial en la localidad salteña de Coronel Juan Solá y le robaron el arma reglamentaria a uno de tres uniformados mientras estaba inconsciente.

Fue de tal dimensión la trifulca que al lugar tuvieron que acudir refuerzos policiales de dos pueblos cercanos y hasta personal de Infantería.

Según una fuente del Chaco salteño, los protagonistas de los disturbios huyeron hacia el monte que rodea al pueblo. Sin embargo, en la fuga fueron detenidos cinco de los más belicosos, quienes fueron trasladados a la comisaría.  

La fiscal autorizó la requisa de los inmuebles de los detenidos para dar con la pistola 9 milímetros que finalmente fue recuperada en casa de un familiar de uno de los detenidos.

La fiscal penal de Embarcación Liliana Souto, ordenó la identificación de los nativos y su inmediata liberación. No obstante, deberán presentarse hoy en la fiscalía actuante.

Violento final

De acuerdo con el testimonio de algunos policías involucrados en el choque con los wichis, los incidentes se habrían producido cuando los originarios se hallaban bajo los efectos de alucinógenos y drogas de bajo costo, pasta base y marihuana, pero por sobre todo por la peor droga que se consume en la zona: la nafta.

Al llegar la policía a la misión La Cortada, debido a un tumulto generado entre los mismos aborígenes, estos sin ninguna razón habrían atacado a la patrulla compuesta por el conductor del móvil policial y dos cabos.

El ataque se produjo ni bien la policía descendió del vehículo y la violencia del grupo agresor llegó a su punto máximo cuando el cabo Ortega fue alcanzado por un ladrillo y al caer inconsciente fue despojado de su arma reglamentaria.

Su compañero, de apellido Corbalán, recibió una brutal golpiza en el intento de proteger a Ortega, que se hallaba caído. El chofer del móvil solicitó refuerzos   y antes de que estos llegaran el arma robada al policía fue accionada.

Los heridos fueron trasladados al hospital de Morillo y luego a la ciudad de Orán. Se trata de los efectivos policiales de la comisaría 44 de Coronel Juan Solá.

Luego, en las tareas de recuperar el arma y detener a los agresivos resultó golpeada una mujer policía. Los médicos le diagnosticaron al cabo Ortega politraumatismo, traumatismo de cráneo con pérdida de conocimiento, heridas cortantes en cuero cabelludo y luxación del hombro derecho.

En tanto, a los otros policías heridos se les diagnosticó politraumatismos varios.

Según medios periodísticos del lugar, la droga más común en el pueblo es la nafta, porque es más económica y más fácil de conseguir.

Opiniones (0)
20 de agosto de 2018 | 19:27
1
ERROR
20 de agosto de 2018 | 19:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"