Qué dice la DGE sobre el Patrono Santiago en las escuelas

El Estado, con aval de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza, avala la celebración religiosa inamovible sin dictado de clases.

 Los días en recuerdo de quienes construyeron la actual Argentina pueden ser cambiados en el calendario, sin necesidad de que coincidan con la conmemoración. Eso, muchas veces, ha despertado broncas porque se pierde el concepto de la jornada. ¿Podría el feriado del Patrono Santiago o el de la Virgen del Carmen de Cuyo pasarse al siguiente domingo y ser celebrado en misa en las iglesias en lugar de en los patios de las escuelas, y todos poder trabajar libremente?

Sin embargo, con aval de la Corte, la Dirección General de Escuelas (DGE) sostiene en Mendoza un feriado inamovible, de carácter religioso para los que profesan el catolicismo pero que abarca a todos, aun con otras creencias o sin ellas y que priva de un día de clases, en un país que busca con gran esfuerzo llegar a tener la cantidad de jornadas educativas de algunos de sus países vecinos. Ni hablar de los que hoy son un ejemplo para el resto del mundo. Y todo esto sucede más de un siglo después de que Argentina fuera Finlandia: sí, todos miraban, admiraban e intentaban imitar el sistema educativo argentino, como ahora pasa con la nación nórdica.

A las escuelas de Mendoza se las obliga a rendir honores a Santiago, una medida que -tal como contó el columnista José Thomas en MDZ Radio- rige desde que empezó la última dictadura, en 1976 y pretende fundamentarse en factores históricos y no religiosos. 

La Corte rechazó en 2015 el planteo de organizaciones sociales que reclamaron tanto por la conmemoración del Patrono Santiago como de la Virgen del Carmen de Cuyo en las escuelas. Los jueces -muchos de los cuales tienen símbolos religiosos en sus despachos- consideraron que estas celebraciones "exceden lo religioso y son una tradición". El fallo fue redactado por Alejandro Pérez Hualde y contó con el respaldo de sus pares Jorge Nanclares y Julio Gómez.

 Durante el juicio, la APDH San Rafael pidió que se ordenase a la DGE "que se abstuviera de instruir a docentes, alumnos y personal no docente, de participar de la organización, asistencia, ejecución de los actos escolares conocidos, por quienes profesan la religión Católica Apostólica Romana, como Santo Patrono Santiago y Virgen del Carmen de Cuyo".

Para la Corte, "la pretendida erradicación del ámbito público escolar de tradiciones mendocinas, vinculadas con el homenaje periódico anual de las figuras del Santo Patrono, inseparable del hecho mismo de la fundación, y de la imagen del quien fuera designada por el General San Martín -y destinataria material de su bastón de mando- nuestro máximo prócer, como ‘generala' del Ejército de los Andes, que Mendoza con un esfuerzo histórico contribuyó a conformar con sus hombres y bienes, constituiría un acto de reduccionismo y de represión de manifestaciones populares".  

A continuación, la información que la DGE difunde para este día en su calendario:

053 PATRONO SANTIAGO

En el acta de fundación de Mendoza, consta que Don Pedro del Castillo, decidido a establecer la ciudad y nombrar su cabildo, dispuso señalar la advocación de la iglesia mayor, nombrando a San Pedro, a quien tomó como patrón y abogado de la ciudad. Se carece de actas capitulares que den cuenta de cuándo se comenzó a rendir homenaje a Santiago como patrón de Mendoza de los primeros 5 años, lo cual impide fijar una fecha precisa. Pero en el acta del 22 de junio de 1566, consta la elección de Gabriel Cepeda como Alferez Real, a quien se le entregaría el estandarte y prestaría solemne juramento como era costumbre.

En los años siguientes, las actas consignan que en la víspera de Santiago, el Alferez recibía el estandarte y prestaba el juramento. Y en 1575, el acta del 24 de julio hace explícita mención del Apóstol cuando lo nombra «Patrón de las Españas y a quien esta Ciudad tiene por Patrón y Abogado». En esa misma acta se hace referencia a la ceremonia del paseo del estandarte durante los dos días. A partir de la fecha mencionada, la documentación posterior da testimonio de la reiteración anual de esta ceremonia como festejo establecido definitivamente.
En Mendoza se postula que Santiago es el escudo ante el problema natural que más preocupa en la provincia: los temblores.

Por ley provincial 4.081 (1976) se declara feriado provincial el 25 de julio en homenaje al Santo Patrono Santiago.

Procesión

Tradicionalmente, el pueblo mendocino ha acompañado la imagen del Santo Patrono en una procesión por las calles del microcentro. En las actas del Cabildo ha quedado registrada esta costumbre desde principios del siglo XVII, aunque en esos tiempos la procesión tenía lugar la víspera de la festividad de Santiago Apóstol. En la actualidad, el recorrido se hace el mismo 25. La imagen que la provincia veneró durante más de 400 años fue la del Santiago guerrero o «matamoros», que llegó a Mendoza desde España en el año 1600 y muestra al santo sobre un caballo, empuñando una espada y con dos musulmanes a sus pies, tal como se apareció a los españoles que luchaban contra los moros en el año 844.

Ese ícono fue reemplazado en 2001 por uno que muestra otra faceta del santo, la del Peregrino que predicó en Judea y Samaria y -según sostienen algunos- evangelizó España y organizó su iglesia. La figura, que desde entonces preside la tradicional procesión, fue tallada en madera por la monja Marta Morader, de la congregación de misioneras Claretianas. Las dos imágenes se encuentran en la parroquia de la calle Sarmiento, pero la que preside el altar es la del caminante.

La "ley" provincial 4.081 de 1976 sancionada por el gobernador militar Sixto Fernández:

Homenaje al apóstol Santiago, santo patrono de la provincia de Mendoza.

LEY 4.081

MENDOZA, 6 de Septiembre de 1976

Boletín Oficial, 7 de Septiembre de 1976

Vigente, de alcance general

Id SAIJ: LPM0000435

EL SENADO Y CAMARA DE DIPUTADOS DE LA PROVINCIA DE MENDOZA, SANCIONAN CON FUERZA DE L E Y :

ART. 1.- Declárase feriado en todo el territorio de la Provincia el día veinticinco (25) de julio, en homenaje al Apóstol Santiago, Santo Patrono de la Provincia de Mendoza. En ese día regirán las normas legales sobre descanso dominical.

ART. 2.- El Poder Ejecutivo podrá declarar feriado o no laborable, dentro del territorio de la Provincia, cualquier otro día siempre que así lo exijan acontecimientos nacionales o provinciales, necesidades impostergables de servicios o razones de conveniencia pública.

ART. 3.- Las reparticiones y establecimientos públicos dependientes del Poder Ejecutivo y de las municipalidades funcionarán y estarán abiertas al público todos los días del aÑo, con excepción de los sábados y domingos, primero de enero, jueves y viernes santo, primero de mayo, veinticinco de mayo, veinte de junio, nueve de julio, veinticinco de julio, diecisiete de agosto, ocho y veiniticinco de diciembre, y los días declarados feriados o no laborables por el Poder Ejecutivo cuando tengan vigencia en todo el territorio de la Provincia.

ART. 4.- La disposición anterior no regirá para las reparticiones y establecimientos públicos que por la naturaleza de los servicios que prestan, deban funcionar sin interrupciones.

ART. 5.- Las escuelas primarias y demás establecimientos de instrucción pública funcionarán en los días que determine el Poder Ejecutivo en los reglamentos respectivos.

ART. 6.- Para el Poder Judicial regirán las disposiciones pertinentes del Código Procesal Civil.

[Contenido relacionado]

ART. 7.- (deroga ley 527, 697, 1324, y 1568)

ART. 8.- La presente ley regirá a partir del día de su publicación en el Boletín Oficial.

ART. 9.- Téngase por ley de la Provincia, cúmplase, comuníquese, publíquese, dése al registro oficial, y archívese.

Firmantes

FERNANDEZ - RAMIREZ DOLAN

La DGE aporte un artículo sobre el tema como fuente para las escuelas:

El apóstol Santiago, patrono de Mendoza

Por Ana E. Castro

 Han transcurrido más de cuatro centurias y media desde que Mendoza comenzara su existencia. La fe sembrada desde los años iniciales renueva cada año la veneración al Apóstol Santiago, que en numerosas ciudades de América fue adoptado como Patrono principal. 

La fundación de Mendoza y el primer patrono 

El 22 de febrero de 1561, Pedro del Castillo tomó posesión del territorio de Cuyo, a nombre del rey Felipe II. El 2 de marzo fundó la ciudad que llamó Mendoza en homenaje al gobernador de Chile, D. García Hurtado de Mendoza. 

El fundador señaló el lugar donde habría de levantarse la primera iglesia o iglesia Matriz. A continuación alzó en sus manos un árbol gordo, por rollo y árbol de justicia, para que en él se ejecutase la justicia real. Nombró luego los integrantes del primer Cabildo, que prestaron juramento y entraron a ejercer sus funciones. 

Al fijar el sitio de la iglesia Matriz, Pedro del Castillo nombró a San Pedro como su titular, por devoción al santo de su nombre y lo "tomó como patrón y abogado de esta ciudad", según consta en el acta de fundación. 

El apóstol Santiago, Patrono de Mendoza 

La pérdida de las Actas capitulares de los primeros cinco años de existencia de la ciudad, no nos permiten conocer el momento en que comenzó a honrarse al apóstol Santiago como Patrono principal. Pero ya en 1566 la ciudad hacía su festejo. Esta celebración era organizada por el Cabildo y participaban el cura de la Matriz, las autoridades civiles, las comunidades religiosas y el pueblo en general. 

En la festividad del apóstol Santiago, se unía todo el imperio español, por ser este santo Patrono de España. Las ceremonias coincidían en lo esencial.

 La festividad de Santiago Apóstol 

La festividad de Santiago consistía en dos actos especiales que estaban reglamentados por las disposiciones del gobierno: el día 24 se hacía el paseo del Estandarte Real, desde la casa del Alférez designado el año anterior hasta el Cabildo. Allí juraba el nuevo Alférez Real, recibía el Estandarte y se pasaba a la Iglesia Matriz para la función de Vísperas. A la mañana siguiente, se celebrara la Misa solemne de Santiago con el Estandarte Real nuevamente en la Matriz. Concluida la función era llevado a la casa del Alférez Real y allí permanecía hasta el 24 de julio del año siguiente. 2 

A partir de 1566 las Actas traen la constancia de la elección del Alférez Real, que debía ser un sujeto de conducta ejemplar, elegido en sesión especial del Cabildo. A él correspondía el honor de conservar en su casa el Estandarte Real y sacarlo a pasear en la festividad del Santo Patrono o enarbolarlo cuando las circunstancias lo exigiesen. 

El Cabildo comenzaba a preparar la fiesta de Santiago varios días antes del 25 de julio. El Acta de diez y ocho de julio de 1630 nos ilustra acerca de una interesante disposición tomada aquel año: 

tratóse de que el día del bienaventurado Santiago está próximo y es Patrón de esta ciudad y en conformidad de lo ordenado y entablado por las Ordenanzas de esta provincia, están todos obligados a celebrar la dicha fiesta, y para que tenga cumplido efecto mandaron que se provea un Auto que todos los que estuvieren en esta ciudad con luto, se lo quiten ocho días antes y ocho días después de las dichas fiestas, pena de veinte pesos, los diez aplicados para la real cámara y los diez para gastos de justicia, y de diez días de cárcel, lo cual se publique. Y se ordenó que se hiciesen las cuadrillas para los que han de jugar cañas, y luego se trató que en cuanto a los lutos se entienda que sólo se han de quitar desde las vísperas hasta que se acaben las fiestas. (Actas Capitulares de Mendoza (1627-1650), T. II, Mendoza, Junta de E. Históricos, 1961, p 130). 

El Acta capitular que sigue es la del 24 de julio de ese mismo año. Después de mencionar los asistentes a la sesión, presidida por el teniente de Corregidor, agrega: 

por cuanto hoy es víspera del patrón y abogado de esta ciudad, Santiago, luz, espejo y patrón de las Españas y esta tarde a vísperas y mañana a Misa se ha de sacar el Estandarte por el Alférez Real que está nombrado,[...] acordaron que, atento a que el año pasado fue electo por Alférez Real don Juan de Villegas y tiene en su guarda y custodia el Real Estandarte, y para que este Cabildo le entregue al capitán Domingo Sanchez Chaparro, Alférez Real al presente de este dicho año, acordó este Cabildo [...] que sea traído el dicho Real Estandarte. 

Consigna el Acta que Juan de Villegas lo llevó y entregó al Cabildo y pidió constancia de ello al escribano. Inmediatamente el Cabildo dispuso que el Estandarte se entregase al nuevo Alférez Real, Domingo Sánchez Chaparro y ordenó que el nombrado prestase el juramento. Y sigue el Acta:

 Para cuyo efecto, en presencia de este Cabildo y de mí el presente escribano, se le tomó juramento y lo hizo cumplidamente, jurando por Dios Nuestro Señor y por Santa María su Madre y por las palabras de los Santos cuatro Evangelios y por el bienaventurado Santiago, luz y espejo de las Españas y abogado de esta ciudad, so cargo del cual se obligó y prometió de tener el Estandarte Real, que de presente se le entrega, en guardia y custodia, y las veces que se ofreciere al servicio de Dios Nuestro Señor y de su Majestad y defensa de esta ciudad, acudirá con él y con su persona como está obligado [...] y no 3 entregará el dicho Real Estandarte, aunque sea en trance de perder la vida" (Idem, p. 132). 

El Acta de 24 de julio de 1650 consigna que se juntaron los miembros del Cabildo con los vecinos encomenderos y moradores en las puertas del Cabildo y se presentó el capitán Lorenzo Sande Carrasco "viniendo a caballo y con el Estandarte Real enarbolado, se apeó en presencia de su señoría de dicho Cabildo y entregó el dicho Real Estandarte". A continuación se mandó llamar al nuevo Alférez Real, quien hizo el juramento de fidelidad. El Teniente de Corregidor le entregó luego el Estandarte en nombre del Rey. (Actas Capitulares de Mendoza, T. II, p, 374). 

Nueva reglamentación del Gobernador Intendente 

De acuerdo con investigaciones del Prof. E. Fontana, un siglo más adelante, con la nueva división político-administrativa y ante una discusión entre el Comandante de Frontera y el Cabildo acerca del lugar y la función que cada autoridad debía cumplir en las celebraciones, el gobernador intendente de Córdoba, Marqués de Sobremonte, reglamentó la ceremonia en todos sus detalles. El 24 se ponía una guardia al Estandarte mientras estaba enarbolado en casa del Alférez Real. A las primeras horas de la tarde del día 24, se formaban las milicias en la plaza; allí se esperaba la salida del Cabildo y luego se emprendía la marcha. A los sones de la Marcha Dragona se conducía el Estandarte Real. Al entrar en la iglesia Matriz, se lo saludaba con cinco cañonazos. Concluidas las Vísperas, nuevamente en procesión, el Estandarte era llevado a la casa del Alférez Real. Al día siguiente se repetía la ceremonia en horas de la mañana, en que se hacía la función solemne del Patrono. Luego el Estandarte Real se llevaba a la casa del Alférez con una procesión que conservaba el mismo orden del día anterior. 

A las ceremonias de carácter cívico y religioso, se unían los festejos populares. Los vecinos formaban cuadrillas para jugar cañas y solían realizarse corridas de toros. 

Desconocemos hasta ahora el momento en que se puso en práctica la procesión con la imagen del Santo, pero es obvio que en plena guerra de la independencia y, sobre todo, con la presencia de San Martín en Cuyo, se eliminó el paseo del Estandarte Real. En documentos de 1815 consta la realización de la fiesta, con la predicación de un sacerdote a quien se le levantó la prohibición de predicar, para que se hiciese cargo del sermón. 

Las imágenes de Santiago 

¿Cuándo encontramos la primera imagen de Santiago en la iglesia Matriz? En la visita pastoral del obispo Humanzoro en 1665 figuraban en la Matriz doce lienzos que "representaban a los apóstoles, pintados al temple". Allí estaría entonces la primera representación del Patrono. Un inventario de 1722 menciona 4 las imágenes ubicadas en el altar mayor: Ntra. Sra. de la Candelaria, San Juan Bautista, San Pedro, San Antonio y Santiago, "patrón principal de esta ciudad, vestido de caballero, con manto capitular, sombrero, bastón y espada. En otro altar había una imagen pequeña de Santiago, esta vez a caballo, donada por una devota. Por primera vez, entonces, se mencionan dos imágenes de bulto del Santo patrono, en sus dos versiones, como civil y como guerrero. 

El terremoto de 1861 convirtió en ruinas la ciudad de Mendoza. Las paredes y techo de la Matriz cayeron sepultando altares e imágenes. No se han encontrado testimonios acerca del posible rescate de bienes culturales de la iglesia destruida. Además, debemos tener en cuenta que al terremoto siguió el saqueo y el incendio. Esto nos lleva a conjeturar que la imagen del Santiago guerrero que durante muchos años vimos en procesión por las calles de Mendoza es de la última parte del siglo XIX, cuando se había levantado la nueva iglesia de San Nicolás, que fue declarada Matriz en 1886. Para esa fecha habían fracasado los intentos de construcción de la Matriz frente a la Plaza Independencia, donde se levantó más tarde el Colegio Agustín Álvarez. 

Santiago y los temblores 

Tampoco podemos señalar el origen de la tradición de acudir a Santiago como protector frente a los sismos, ya que en el siglo XVII, concretamente desde 1647, era Santo Domingo el abogado contra los temblores. La festividad se celebraba el 13 de mayo, en recuerdo del violento terremoto que afectó a Santiago de Chile y donde milagrosamente salvaron sus vidas el obispo y secretario, que pudieron llevar ayuda espiritual y material a los habitantes de aquella ciudad. Las Actas Capitulares de Mendoza dan cuenta de los preparativos de esa celebración. 

Mendoza, fiel a sus raíces históricas, continúa rindiendo homenaje a su Patrono en el marco de una serie de actividades religiosas y culturales. Mientras en el templo de Santiago Apóstol y San Nicolás se conserva la imagen del guerrero, hoy recorre las calles una nueva imagen estrechamente vinculada a los comienzos de la evangelización: el peregrino que llevara la Buena Noticia a España, para luego retornar a Tierra Santa a dar testimonio de su fe con su martirio. 

Ana E. Castro 

Bibliografía y fuentes 

. Actas Capitulares de Mendoza (1627-1650), T. II, Mendoza, Junta de Estudios Históricos, 1961. . Libro de Visitas Pastorales, Archivo Diocesano de Mendoza, Sección Histórica. . E. Fontana, El Patrono Santiago y su festividad en la época colonial, en: Revista de la Junta de Estudios Históricos de Mendoza, 2da.época, N° 2. Mendoza, 1962.  


Opiniones (4)
17 de agosto de 2018 | 18:43
5
ERROR
17 de agosto de 2018 | 18:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. No comparto en absoluto el fallo de la Suprema Corte de la Provincia. El fundamento de que "exceden lo religioso y son una tradición" es un eufemismo para esconder el verdadero propósito que es religioso. Podemos acaso tener en Mza. algo más tradicional que el cruce de los Andes y sin embargo el 18 de enero fue suprimido como feriado, cuando es un acontecimiento que nos incluye a todos los mendocinos?. Pero el mayor problema es que en materia educativa las escuelas estatales celebran con un acto estas fechas, lo que se contrapone a lo determinado por el art. 212 inc. 1° de la sabia Constitución de Mendoza que establece que la educación será laica, gratuita y obligatoria. Y por supuesto transgrede su art. 7mo. que establece que todos los habitantes somos iguales ante la ley, lo que no ocurre en el caso con los alumnos y docentes que no profesan el catolicismo.
    4
  2. Estos periodistas del Pro quieren desterrar hasta las tradiciones de los pueblos con tal de hacer lobby a favor de Mauri, porque no se fijan en cosas más importantes como las condiciones deplorables de las escuelas o el vaciamiento del sistema educativo, hecho que usarán de excusa para destruir la educación pública.
    3
  3. Es interesante ver cómo se festeja una fecha, católica en nuestra sociedad laica. Porque veneran a un santo que mataba gente y en ese caso, moros. Esta conmemoración demuestra la falta de respeto por el resto de los credos, como por ejemplo los musulmanes, etc. Vergenzoso es tener un ácto provincial de este manera y para culminarlo con la Frutillita de la torta se festeja con timba en los burros. El reflejo de la sociedad que nos imponen. Saludos
    2
  4. Es un feriado provincial, que tiene igual alcance que un domingo, por lo tanto no veo para que tanta perorata con las clases. Hoy no trabajo nadie, al menos en la actividad publica, por lo tanto tampoco hay clases, se festeje o no el Patron Santiago en cada familia. Si hacen actos en las escuelas estatales y privadas laicas, no corresponde. Entiendo que se hace mencion a la fecha en las escuelas religiosas
    1