Le dieron una paliza por ser gay

Un joven de 30 años sufrió un ataque homofóbico cuando se dirigía a su trabajo en la ciudad de La Plata. "Este es puto, hay que matarlo", contó que le dijeron sus agresores.

Hermann tiene 30 años y, como todas las mañanas, salió de su casa alrededor de las 7 para dirigirse a su trabajo. Pero esta vez no fue igual. Según denunció, fue sorprendido por dos personas en la esquina de diagonal 76 y 42, en La Plata, y al grito de "este es puto, hay que matarlo" lo golpearon y le pegaron una patada en la cabeza.

En declaraciones al portal 0221.com.ar, el joven aseguró que "la patada hizo que volaran mis anteojos y yo quedé parado, no me pudieron voltear. Menos mal, sino el cuento hubiera sido otro".

Tras el ataque, el joven llamó al 911 para comunicar lo ocurrido: "Vinieron rápido a atenderme porque les dije que estaba lastimado. Me sugirieron que vaya a hacer la denuncia a la comisaría, pero hubiera preferido no ir. La mujer que me atendió, carente de empatía, me preguntaba todo el tiempo si me habían robado y qué me habían robado, sin entender que había sido un ataque homofóbico".

"Me duele más la sociedad y su intolerancia que el golpe. La herida se va, la sensación de sentirse indefenso queda", contó resignado Hermann.



Opiniones (0)
16 de agosto de 2018 | 12:57
1
ERROR
16 de agosto de 2018 | 12:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"