On the road

Odiosas comparaciones: California, Mendoza, la energía y Sarmiento

Un paseo por la ruta que deja en claro que el futuro que predijo Sarmiento para nuestra provincia pudo ser posible. ¿Lo es aun hoy?

Por Gabriel Conte

En California, Nevada y Arizona

 Sarmiento dijo que Mendoza era la "California argentina". Más allá de nuestra ausencia de mar, hay muchas similitudes en lo geográfico y en algunos aspectos de la producción, con el vino como bandera emblemática de ambos estados. En el medio de la historia entre Domingo Faustino Sarmiento y ahora, hubo un acercamiento: trenes que entraban a las fincas y llevaban la vid hasta las bodegas, en un esfuerzo logístico que realzaba a la industria; un intento de polo cinematográfico aquí, no solo con Film Andes en Godoy Cruz, sino con los Estudios Dium en Guaymallén, que además fabricaba proyectores para cines.

Pero si hay algo que el prócer sanjuanino que gobernó Cuyo y el país pudo redecir es, probablemente, el futuro de las energías. Pero habrá que forzar el pronostico sarmientino un poco, porque California se acerca a tener un  50 por ciento de energías limpias.

El lago (que no lo es)

Parque solar california

Eso que se ve al fondo en la foto, al pie de los cerros en el atardecer desde la ruta Interestatal 15 entre California y Nevada, no es un lago: se trata de un gigantesco parque solar. El reflejo miente. Pero la ratificación de la verdad, satisface. Muy cerca del Valle de la Muerte en donde el Sol parte la tierra, allí genera voltios que se encienden, por ejemplo, a muy pocos kilómetros de este lugar, en Las Vegas, en donde todo es electricidad.

Lo que vemos es el Invanpah, un parque solar que se construyó en 2013 y que genera 392 megawats en el desierto de Mojave. Los paneles se despliegan tanto del lado de California como del vecinoe stado de Nevada.

Una foto aérea oficial (no como la primera de esta nota, obtenida por el autor justamente "on the road") muestra la dimensión del proyecto:

Ivanpah Solar Power Facility
Ivanpah SEGS (1)

Hay una mezcla de promoción de las industrias privadas de este tipo en EEUU con una serie de fuertes sanciones a las empresas que contaminen y no usen energías renovables.

De este modo, cuando pasamos por el condado de Kern nos tropezamos con esto:

En Tehachapi, camino entre Los Ángeles y San Francisco, está emplazado monumentalmene el segundo mayor parque eólico del mundo, llamado Centro de Energía Eólica Alta (AWEC, por sus siglas en inglés). Son 586 torres. Genera una potencia instalada de 1.547 MW. Eso ha generado -según informan los briefs específicos de California destinados a la temática- que"entre Inland Empire y el Valle de San Joaquín (áreas de California con bajos recursos) se condensara el 65% de los trabajos vinculados a la energía renovable. Se han creado 25.500 empleos en poco más de una década, ayudado a la población local y mejorado la calidad del medioambiente".

En Mendoza se está trabajando por contar con parques solares en La Paz, General Alvear, Las Heras y Luján. Y un parque eólico en El Sosneado. Pero es el Sol lo que más oportunidades parece generar, ante un mezquino viento que no sería suficiente para enarbolar esos enormes molinos.

Mendoza y California

Volviendo a Sarmiento y sus predicciones o deseos para Mendoza, ante la queja y el análisis "sencillón", sumemos algunas imágenes que dan cuenta de que no se equivocó, solo que toleramos que se interrumpiera ese camino.

Aquí, un video del Archivo histórico nacional que muestra cómo integrábamos factores logísticos ya desaparecidos a la industria:

Aquí los sectores privados privilegiaron a los camiones y las rutas en lugar de replantear la estructura ferroviaria. En California, se sostuvo todo. Aquí se llegó a decir que el tren era "cosa del pasado". En California, los trenes siguen recogiendo las vides en las fincas y llevándolas a las bodegas; los minerales en bruto para dejarlos en las plantas de procesamiento; los elementos industrializados y acercándolos -sin rutas atestadas de camiones- al puerto ya en sus contenedores:

Odiosas pero valiosas, a la vez, comparaciones.

¿Podremos retomar el hilo iniciado por Sarmiento? ¿O nos detendremos a hablar mal, bien, mal, bien, mal de él indefinidamente, otra vez yéndonos por las ramas en vez de hacer lo que hay que hacer?

Para no terminar esta nota "on the road" en una moraleja (siempre incómoda), mejor ver algunas imágenes más de la ruta de los gigantes eólicos que producen energía:

Eolico