La guerra de los detergentes: Cleaner vs Unilever

La pelea se desarrolla cruzando la cordillera. Acusan a la multinacional de "prácticas anticompetitivas". Los detalles de la pelea ¿limpia?

 Cleaner realizó una nueva denuncia ante la Fiscalía Nacional Económica (FNE) de Chile para que realice una investigación por precios predatorios (muy bajos) de Unilever, los que atentarían en contra del mercado de los detergentes. Asimismo, la compañía, que tiene la marca Biofrescura, pidió a la FNE que "se fiscalice rigurosamente el acuerdo conciliatorio que se suscribió en 2014, al que se llegó luego de una demanda interpuesta en contra de Unilever por abuso de posición dominante". La pelea parece no encontrar fin.

El gerente general de Cleaner, Pedro Pablo Vicente informó que tras dos audiencias que la compañía ya sostuvo con la FNE, el ente antimonopolios los citó nuevamente a declarar para fines de julio. Y destacó que "lo que buscamos es una cancha pareja para poder competir, porque independiente del acuerdo conciliatorio que se suscribió, lo concreto es que el mercado se ha visto perjudicado por la actitud predatoria de Unilever. Desde nuestro punto de vista es una compañía que ha infringido los términos del acuerdo, al punto que opera con vocación monopólica".

 En la oportunidad, el ejecutivo fue enfático en destacar que la empresa denunciada "está impulsando una guerra de precios disfrazada de promociones y los chicos y medianos no tenemos espaldas para sostenernos en el mercado con una agresión comercial de esta naturaleza". Según Vicente, la solicitud a la FNE se dio porque siguen las conductas anticompetitivas por parte de Unilever como "establecer premios por metas de venta, para que sea difícil al minorista potenciar parte de su oferta a otras marcas por temor a perderse el premio; Unilever presiona y llena los supermercados y las bodegas de los distribuidores para que sea difícil generar espacios para otras marcas y por último existe un hostigamiento permanente a la visibilidad de nuestros productos en puntos de venta". 

Por último, el gerente general de Cleaner dijo que además solicitaron a la FNE que "realice una fiscalización más profunda" al acuerdo conciliatorio de 2014. Esta denuncia se suma a la que realizó la empresa Maritano, dueña de la marca Jabón Popeye, en contra de la multinacional (que posee las marcas Omo, Drive y Rinso, entre otras) por supuestas prácticas abusivas.


Opiniones (0)
17 de agosto de 2018 | 18:18
1
ERROR
17 de agosto de 2018 | 18:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"