Deportes

La sexta del Tour de France fue para Dan Martin

El irlandés de 31 años se impuso en la empinada rampa del Mûr-de-Bretagne y se llevó la sexta etapa del Tour de France de ciclismo.

El irlandés Daniel Martin robó hoy el show a los hombres más fuertes del pelotón al imponerse en la empinada rampa del Mûr-de-Bretagne y llevarse la sexta etapa del Tour de France de ciclismo.

Martin, de 31 años, saltó desde abajo y consiguió mantener una exigua ventaja hasta la línea de meta, donde venció por un segundo al francés Pierre Latour.

El español Alejandro Valverde también peleó por la victoria en el muro final pero tuvo que conformarse con el tercer puesto a tres segundos del ganador, después de 181 kilómetros de etapa desde Brest.

El belga Greg van Avermaet logró defender un día más su maillot amarillo de líder al entrar en meta también con tres segundos de desventaja.

Entre los grandes perdedores de la jornada estuvieron el francés Roamin Bardet, que perdió algo más de medio minuto respecto al ganador, y sobre todo Tom Dumoulin, que había empezado el Tour como principal rival del máximo favorito, el británico Chris Froome.

El dos veces campéon del mundo contrarreloj tuvo un pinchazo a 5,6 kilómetros de la llegada y, pese a contar con tres compañeros para ayudarle en un furioso final, perdió 53 segundos con el ganador de la etapa y un tiempo muy valioso en la lucha por la general.

Froome, por el contrario, supo mantenerse bien entre los mejores y cruzó la meta a ocho segundos de Martin. Su cocapitán en el Sky, Geraint Thomas, se pegó aún más a Van Avermaet y es ahora segundo en la clasificación general con tres segundos de desventaja.

"Mi táctica de atacar pronto en la subida final funcionó pese al fuerte viento en contra. Ya en la primera ascensión había notado que me sentía muy bien", explicó Martin.

El líder de la carrera también se mostró satisfecho con su actuación: "Para mí todo ha ido perfecto", dijo Van Avermaet.

El Muro, una dura subida de dos kilómetros con un porcentaje medio de inclinación de 6,9, había que superarlo dos veces en el tramo final de la jornada, con 16 kilómetros entre una y otra ascensión.

Fue la tercera vez que una etapa del Tour terminaba en el famoso Muro, donde en 2011 ganó el luego campeón del Tour Cadel Evans y en 2015 Alexis Vuillermoz.

Como en las jornadas precedentes, la escapada del día, compuesta por cinco ciclistas, no consiguió su objetivo y fue disuelta antes del exigente final en Mûr-de-Bretagne.

Mañana se disputa la etapa más larga de la edición 105 del Tour, con 231 kilómetros entre Fougères y Chartres.

El perfil del recorrido no tiene ninguna dificultad topográfica a excepción de una pequeña ascensión de cuarta categoría, por lo que se espera terreno propicio para los sprinters.

Opiniones (0)
21 de agosto de 2018 | 22:43
1
ERROR
21 de agosto de 2018 | 22:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"