Damiani, el dueño de los secretos financieros de los argentinos

El uruguayo, ex presidente del club de fútbol Peñarol, maneja un estudio que ayuda a empresarios a ocultar sus fortunas en cuentas en Suiza y en sociedades en paraísos fiscales.

"Los clientes nos pagan para evitar cometer errores con su dinero". Así resumió su misión Juan Pedro Damiani, cabeza de un poderoso estudio jurídico y contable de Uruguay al que recurrieron durante años empresarios argentinos para resguardar sus secretos financieros en paraísos fiscales y cuentas bancarias en Suiza

Su rol en el mundo offshore quedó expuesto por los Panamá Papers en 2016 y los nuevos documentos de esta filtración vuelven a ponerlo en el centro de la escena. 

Damiani ayudó a decenas de sus clientes argentinos a ingresar en el último blanqueo. Así lo confirman documentos y correos electrónicos obtenidos por el diario alemán Süddeutsche Zeitung y el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ). 

Para eso, colaboró en la elaboración de documentación e incluso antedató declaraciones ante la AFIP para que sus clientes tuvieran los papeles en orden y pudieran entrar al sinceramiento fiscal. Durante años, Damiani fue el principal nexo entre argentinos y el bufete panameño Mossack Fonseca, también dedicado a crear sociedades offshore. Se mueve por Panamá, Suiza, Liechtenstein y Buenos Aires. 

Supo integrar el Comité de Ética de la FIFA, presidir el Club Atlético Peñarol y ser cónsul de Marruecos en Uruguay. Armó documentos y ayudó a empresarios a ocultar sus patrimonios e inversiones. 

Una de las vías de Damiani para mover dinero por el mundo sin que salgan a la luz su origen o sus dueños es la financiera suiza Helvetic Service Group. En la Argentina, esta empresa es conocida por ser la dueña de "La Rosadita" y fue utilizada por Lázaro Báez para lavar US$ 33 millones. Helvetic maneja sociedades y cuentas que en realidad serían de terceros, como por ejemplo, los clientes de Damiani. 

Por el caso Báez, Damiani es investigado por el juez federal Sebastián Casanello, debido a su estrecho vínculo con Helvetic y a numerosas transferencias de dinero con la financiera suiza. El magistrado trata de determinar si parte del dinero que movió Damiani era de Báez. 

De acuerdo a lo informado por Perfil, el juzgado recibió información desde Europa que demuestra que la relación del uruguayo con la financiera suiza es mucho más estrecha de lo que se creía. La filial uruguaya de Helvetic tiene una cuenta bancaria en el LGT Bank en el Principado de Liechtenstein. El beneficiario de la cuenta, al menos entre 2010 y 2013, era Damiani, según confirmaron fuentes judiciales al equipo argentino de Panamá Papers. 

Opiniones (1)
19 de julio de 2018 | 09:10
2
ERROR
19 de julio de 2018 | 09:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Este es uno de los principales operadores de los que se valió el kirchnerismo para esconder parte del atraco al que sometireron a nuestro pais durante 12 largos años. Si nuestros jueces actuaran como deben deberían estar ya todos en la cárcel en lugar del Congreso de la Nación, en los sindicatos, coordinando piquetes o destruyendo impunemente el patrimonio público en plazas o edificios del Estado.
    1