MDZ Men: Los hombres y las dietas

Los hombres son más constantes y abandonan las dietas con menor frecuencia que las mujeres. Ellos adelgazan más rápido y prefieren seguir las pautas de un profesional.

Para los hombres la estética, la imagen y la presencia son razones secundarias que les motiven a adelgazar, aunque son conscientes que tanto a nivel personal como profesional, tener y mostrar un aspecto cuidado es también importante. El sobrepeso y la obesidad han pasado a considerarse signos de dejadez y de descuido personal, actitudes cada vez menos aceptadas por la sociedad. El hombre que hace dieta siente que está recibiendo una educación alimentaria y está adquiriendo a la vez unos buenos hábitos alimentarios.

El asesoramiento dietético es un factor muy importante para los hombres que empiezan a hacer dieta cuando ya se encuentran en obesidad, mientras que las mujeres entran en el sistema cuando aún están en sobrepeso.

El exceso de peso en los hombres se debe en su mayor parte a la falta de organización de las comidas, al tamaño de las porciones y a determinados estilos de vida sedentaria. Los hombres que tienen un peso extra, especialmente alrededor de la cintura, tienen un mayor riesgo de diabetes tipo 2, presión arterial alta, enfermedades del corazón y derrame cerebral.

También y aunque, a priori, parezca lo contrario, el hombre cumple más a la hora de reducir alimentos. Ellos frenan más el consumo de alcohol, carnes rojas, grasas, productos de panadería., fiambres, quesos, pan.

A la hora de adelgazar, ser hombre es ventajoso. 

Ellos pierden el doble de peso que las mujeres en el mismo tiempo, gracias a que su organismo retiene menos líquidos y a que no se ven afectados por tantos cambios hormonales.

El sistema de adelgazamiento no difiere entre sexos

Los pilares básicos para el control del peso son los mismos para hombres y para mujeres. Una alimentación sana y equilibrada que implica realizar cuatro comidas al día, con porciones medidas, ingesta de líquido, eliminar las harinas refinadas, moderar el consumo de sal, evitar las bebidas alcohólicas, consumir verduras y frutas, lácteos descremados, carnes magras, legumbres, arroz integral y complementada con ejercicio físico.

La clave siempre está en adaptar la dieta en función de las características de la persona: edad, estado biológico, patologías asociadas. La persona que quiere adelgazar deberá buscar el asesoramiento de profesionales en nutrición y seguir las pautas indicadas.

Es positivo que los hombres también empiecen a cuidar su alimentación, ya que puede afrontar el proceso dietético con la mujer, lo que garantiza mayores posibilidades de éxito. Cabe recordar que la soledad es el principal motivo de los fracasos de los procesos dietéticos.

Además, es importante que todos los miembros de la familia se conciencien y hagan una dieta en común, que no es más que llevar unos hábitos alimenticios correctos, para educar a los más pequeños.


Lic. Liliana Grimberg

Nutricionista Dietista (MAT 978 UBA)

Opiniones (0)
19 de agosto de 2018 | 05:05
1
ERROR
19 de agosto de 2018 | 05:05
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"