Cornejo consiguió aval para otra Ley clave

Luego de mucha rosca política y en medio de una fuerte presión de los dueños de taxis, el oficialismo introdujo cambios al proyecto del Ejecutivo y logró avanzar con la aprobación de Diputados de la Ley "Uber".

A diferencia de lo que ocurrió la semana pasada, cuando el radicalismo quedó aislado y frustrado por el revés a la ampliación de la Corte, esta vez escuchó e incorporó aportes de la oposición y consiguió la media sanción de Diputados para la nueva Ley de Movilidad de Mendoza. 

En líneas generales, se trata de una nueva iniciativa del Ejecutivo que busca transformar en el mediano plazo el sistema de colectivos, taxis y remises y que, a su vez, habilita la llegada a la provincia de distintas plataformas electrónicas como Uber.

Ayer, pasado el mediodía, tras una intensa mañana legislativa, entre mucha rosca política partidaria y una manifestación importante de los propietarios y trabajadores de taxis y transportes escolares, la "tropa" de Cornejo obtuvo la media sanción de la Cámara baja.

Para ello, el radicalismo tuvo que ceder en varios puntos del proyecto de Ley original que había enviado el Ejecutivo e introdujo cambios propuestos por los distintos bloques:

-a partir de un aporte del bloque camporista "Podemos Vivir Mejor", el oficialismo agregó el cobro de una alícuota adicional del 1% en concepto de IIBB para las plataformas electrónicas que no tengan asentamiento en Mendoza; ello con la idea de generar un Fondo de Movilidad que permita, por ejemplo, financiar la compra de nuevas unidades de transporte para modernizar el sistema;

-en otro punto, se incorporó un pedido del Partido Demócrata para garantizar que todos los poseedores de cuatro o más taxis puedan formar parte de mandatarias; 

-asimismo, se tomaron ideas del Partido Intransigente para que los prestadores de servicios de taxis también puedan ser prestadores de Uber lo que, justificaron, permitirá una mejor competencia; 

-además se sumó del peronista Carlos Bianchinelli el factor de que en los próximos permisos que autorice el Ejecutivo se priorice a personas con discapacidad, punto que fue reforzado por el PI para que se tome en cuenta también a los actuales choferes. 

"La autoridad de aplicación deberá diseñar mecanismos a fin de priorizar, en el otorgamiento de futuros permisos para este servicio, a los actuales choferes y personas con discapacidad que cumplan con los requisitos que por reglamentación se definan", fue como quedó redactado el artículo en cuestión, el 43.

-también desde el partido que lidera José Luis Ramón se estableció que, tomando en cuenta la Ley de Defensa al Consumidor, las plataformas electrónicas cumplan con la obligación de generar un libro de actas digital para que los usuarios que tengan malas experiencias puedan elevar sus quejas;

-otro cambio clave hecho a la iniciativa original del Ejecutivo y luego de una fuerte presión del sector correspondiente, fue a nivel del segmento referido al servicio de Transportes Escolares, en el que se limitaba a 10 años la antigüedad de los vehículos. En este sentido, se logró una nueva redacción del artículo 87 para una adecuación gradual de la flota. Se convino en que: 

*quienes tengan vencimiento de su permiso al 31/12/2019 seguirán contando con 20 años de antigüedad, 

*a quienes se les otorguen permisos del 1/1/2020 al 31/12/2021 tendrán 15 años de antigüedad; 

*y por último, quienes consigan permisos del 1/1/2022 en adelante entrarán en los 10 años de antigüedad.

Tras estas concesiones, bajo la mirada atenta del secretario de Servicios Públicos de Cornejo, Natalio Mema, que anduvo desde temprano merodeando por los pasillos del Parlamento y una vez que los dueños y trabajadores de taxis y transportes escolares se calmaron (recordar que tuvo que intervenir Infantería y hubo cierta tensión), la nueva Ley de Movilidad obtuvo media sanción y pasó para su revisión y tratamiento al Senado.

Más allá de algunos votos en contra de determinados artículos de parte del PJ ortodoxo, del PI y del radical Ricardo Mansur, casi todos los bloques opositores con excepción de las dos diputadas que integran el bloque del Frente de Izquierda y de los Trabajadores - Maile Rodríguez y Macarena Escudero- habilitaron que se avance con la nueva Ley de Transporte Provincial.

En efecto, en relación al consenso con el que salió la media sanción, el referente del bloque de Podemos, Lucas Ilardo, observó: "Tenemos que reconocer que esta vez el oficialismo ha hecho una excepción al escuchar y tomar en cuenta nuestros aportes"; y a propósito de los cambios introducidos remarcó la regulación de las plataformas electrónicas como Uber mediante la incorporación, por ejemplo, de la alicuota de IIBB del 1% y la renovación gradual de los coches según su antigüedad. 

Los socios ausentes

Llamó la atención, en otro orden, la ausencia de dos aliados del radicalismo

Uno de ellos, el macrista Pablo Priore, cuya banca vacía fue asociada a su labor como abogado de una compañía propietaria de taxis; el otro fue el massista Guillermo Pereyra, quien al representar a los trabajadores del comercio viene disintiendo con el Ejecutivo.

Ante la consulta de MDZ, Priore desestimó las especulaciones y remarcó que hace tiempo había requerido licencia por un viaje programado.

Opiniones (2)
22 de agosto de 2018 | 05:26
3
ERROR
22 de agosto de 2018 | 05:26
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. macmacmac LTA...
    2
  2. Realmente dan asco. Es muy evidente en mi opinión, que está ley es pura transa. Y para colmo se suben representantes de la oposición, dan asco!!!. Lo único que se nota es que hay más de un político se llenará los bolsillos por eso la sacan sin analizar que dejan fuera de MERCADO a muchos chóferes que alquilan las unidades.
    1