Rabio, el pulpo adivinador del Mundial, acaba cortado en rodajas

El molusco, llamado Rabio, predijo con éxito todos los resultados de la selección nipona en el torneo, pero eso no lo salvó de terminar convertido en sashimi.

Un pulpo gigante del Pacífico que se tornó en una celebridad tras predecir los partidos de Japón en la Copa del Mundo fue sacrificado, rebanado y puesto a la venta en ese país asiático, reporta el diario Mainichi Shimbun.

El molusco, bautizado como Rabio, realizó sus predicciones posándose sobre una de las tres cajas -victoria, derrota y empate- colocadas en la piscina donde era mantenido tras su captura el mes pasado en las costas de Obira, una aldea de la isla japonesa de Hokkaido.

Similar a las acertadas predicciones del famoso pulpo Paul del Mundial de Sudáfrica 2010, Rabio adivinó incluso la derrota japonesa contra Polonia, pero fue convertido en 'sashimi' y puesto a la venta en un mercado poco antes de que ese último resultado se tornara realidad.

El pescador que lo capturó, Kimio Abe, afirmó que Rabio será reemplazado por otro pulpo. "Espero que su sucesor adivine con precisión los resultados de todos los juegos restantes", indicó Abe, según cita Reuters.

RT

Opiniones (0)
20 de agosto de 2018 | 21:52
1
ERROR
20 de agosto de 2018 | 21:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"