Deportes

El fútbol italiano, preocupado por medida del Gobierno

La Liga italiana se mostró "seriamente preocupada" por las pérdidas que podría sufrir con la prohibición de publicidades de casas de apuestas.

La Liga italiana de fútbol dijo hoy estar "seriamente preocupada" por las grandes pérdidas que podría sufrir después de que el Gobierno prohibiera las publicidades de casas de apuestas.

El viceprimer ministro italiano Luigi Di Maio dijo en conferencia de prensa que Italia era el primer país de Europa en tomar una medida así. "Creo que esta es una industria que se ha vuelto un poco demasiado grande a costa de la salud y la dignidad de la gente: vamos a reducirla", apuntó Di Maio.

El político, que es también ministro de Industria y Bienestar, afirmó que las apuestas estaban arruinando familias y que esto incidía también en el presupuesto de salud nacional.

La medida se decidió en una reunión de gabinete el lunes, a pesar de las críticas de la industria de las apuestas y los clubes de fútbol, que suelen contar con fondos de promoción de las casas de apuestas.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Investigaciones de Italia, 400.000 personas tuvieron algún tipo de problemas con las apuestas en 2017, cuatro veces más que hace diez años.

Sin embargo, la prohibición "lastimará la competitividad de los clubes italianos, llevando al extranjero presupuesto destinado a nuestros equipos", indicó la Serie A del fútbol italiano en una declaración.

Además, privará al Estado de hasta 700 millones de euros (815 millones de dólares) en los próximos tres años debido a la pérdida de ingresos impositivos y alentará las apuestas clandestinas, argumentaron los clubes de la Serie A.

En un decreto, el Gobierno previó una implementación gradual de la prohibición en los próximos 12 meses. Pero las disposiciones podrían ser modificadas por el Parlamento y la Seria A urgió a los legisladores a hacerlo.

Claudio Fenucci, jefe ejecutivo del club Bologna, de la serie A, fue citado por el diario "Il Messaggero" denunciando la "loca" movida del Gobierno, que consideró dejará a los clubes de fútbol sin 100 millones de euros (116 millones de dólares).

"El único resultado (...) será humillar a los fans italianos (de fútbol), cuyos equipos tendrán menos dinero a disposición", dijo Deborah Bergamini del partido opositor Forza Italia, del ex primer ministro Silvio Berlusconi.

La familia Berlusconi cuenta con el canal privado de TV Mediaset, que corre el riesgo de perder fondos debido a la nueva prohibición.

Di Maio dijo que su Movimiento Cinco Estrellas anti-establishment prometió durante mucho tiempo esta prohibición y criticó a la "gente famosa", como el ex astro del fútbol retirado Francesco Totti, quien aparece en muchas de estas publicaciones.


Opiniones (0)
16 de julio de 2018 | 23:54
1
ERROR
16 de julio de 2018 | 23:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"