Podcast

La imagen de conductor de grupo no fue buena

Miguel Simón, columnista de MDZ Radio en Rusia 2018, analiza la eliminación argentina y qué será del futuro de Jorge Sampaoli.

Croacia fue el choque con la realidad que uno imaginaba pero no quería aceptar. Francia fue la realidad misma. Siempre es más duro ese choque con la realidad. En esta época de ilusión y de fe uno distorsiona la imagen del equipo que uno sigue. Lo de Italia '90 nos sigue haciendo daño, porque no fue un buen producto final pero sí lo fue en cuanto a resultados, y eso te hace pensar que el Mundial cambia mágicamente y se disimulan las falencias en lo táctico y en lo estratégico.

Mbappé, más allá de la velocidad, que fue más rápido que la velocidad promedio de Bolt, lo que demostró en la temporada fue mucha personalidad. No cargó con la mochila de la cotización, no sé si por la inconsciencia de su edad. En el PSG jugó toda la temporada, siempre estuvo a nivel, se acopló a un equipo lleno de estrellas y lo hizo con total naturalidad. Está fresco, está con chispa, y eso es muy importante en un Mundial.

Hoy por hoy el fútbol no te perdona la falta de eficacia y no ser atlético. Si no estás a tono con los rivales que vas a enfrentar, te va a costar mucho, y eso se notó. Argentina fue un equipo desgastado y en otra velocidad con respecto a Francia, no sólo con Mbappé.

Argentina no tuvo renovación en cuanto a futbolistas surgidos de juveniles. La final sub 20 de 2013 la jugaron Uruguay y Francia. Francia tiene cuatro jugadores importantes de esa generación, y Uruguay tiene a cinco jugadores de aquel Mundial. Argentina no se clasificó ni a la segunda fase del Sudamericano, ahí estaba Lanzini, quien pudo haber jugado. También pudo haber estado Kranevitter, o Centurión, después empezás a bajar escalones en cuanto a la calidad.

Hay un patrón también, y es cuando el fútbol tiene algo de matemática. No siempre, pero cuando ves a Francia, Uruguay, Croacia, Inglaterra, ves que hubo equipos que se renovaron con la energía suficiente y en Argentina los juveniles no han colaborado. De la generación de 2009 sólo llegó Salvio.

Por una cuestión lógica, más allá de las versiones, de sentido común, cuando se reúnan van a llegar a la conclusión de que el DT no va a continuar. Más allá de las cuestiones tácticas, cuando el técnico no controla al plantel... esas cuestiones a los entrenadores no se las perdonan, más allá de lo que se hizo en la cancha, que además es un agravante. La imagen de conductor de grupo no fue buena. Más allá de que no sé cuánto hubo de verdad, pero que quedó desautorizado, quedó desautorizado.

Escuchá la columna completa

Opiniones (0)
21 de julio de 2018 | 11:12
1
ERROR
21 de julio de 2018 | 11:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"