La histórica decisión que debe tomar Cristiano Ronaldo

Acabado el Mundial para él, Cristiano Ronaldo se enfrenta desde ya a su futuro, a una decisión histórica que podría provocar un terremoto en los mercados.

 Acabado el Mundial para él, Cristiano Ronaldo se enfrenta desde ya a su futuro, a una decisión histórica que podría provocar un terremoto en los mercados: seguir en el Real Madrid o irse por un traspaso récord.

El portugués salió de la Copa del Mundo con escasa gloria. Tras su derrota 2-1 ante Uruguay, sólo dejó un gesto de honor al ayudar al lesionado Edinson Cavani a salir del campo. El resto fue sólo impotencia y esfuerzos inanes. No acabó con uno de los pocos muros que no pudo derribar en su carrera: jamás hizo goles en las eliminatorias de los cuatro Mundiales que disputó.

¿Estará en Qatar 2022? El crack dejó su futuro con la selección en el aire. "Estoy seguro de que este equipo seguirá estando entre los mejores del mundo en el futuro. Tiene jugadores maravillosos y un equipo joven y fantástico".

A sus 33 años, su adiós de la selección está más cerca que lejos. A Qatar 2022 llegaría con 37 años en las piernas. Pero lo inmediato que tiene que resolver es su futuro a nivel de clubes.

Cristiano Ronaldo abandonó el sábado el estadio Olímpico de Sochi de la misma manera que llegó a Rusia. Sin hacer declaraciones sobre si seguirá o no en el Real Madrid. Recorrió la zona mixta desoyendo los ruegos de los periodistas y mirando al frente, un gesto altivo con el que quizá sólo pretendía ocultar la huella de la decepción.

Cristiano ronaldo

"No es momento de hablar sobre mi futuro", fue lo único que dijo en una entrevista obligada por los patrocinadores. Y se marchó.

Ahora comienzan sus vacaciones y, con ellas, la especulación de un futuro sin resolver, de una duda que abrió él mismo el 26 de mayo minutos después de que conquistara con el Real Madrid su tercera Liga de Campeones consecutiva y quinta en total.

"Fue bonito estar en el Real Madrid", dijo en una frase que dejó helados a sus hinchas, que aguó la celebración. Al día siguiente ofreció el mensaje inverso: "Nos vemos el año que viene", dijo a los hinchas.

Durante este tiempo, durante el propio Mundial, las páginas de los periódicos se llenaron sobre rumores y la tendencia general es que se quiere ir del Real Madrid. Hoy mismo, el diario italiano "Tuttosport" habló de la posibilidad de la Juventus. Antes se especuló con Manchester United o incluso con Paris-Saint Germain.

Cristiano Ronaldo tiene una cláusula de 1.000 millones de euros (1.170 millones de dólares), a la que se remite el Real Madrid. Pero su edad, sus 33 años, propiciaron la apertura de un debate entre sus hinchas: ¿es el momento de venderlo? Su actuación en este Mundial, de más a menos, sólo reforzó quienes responden afirmativamente a esta pregunta. Y cada vez son más, según encuestas.

Atrás quedaron los análisis sobre el por qué de su malestar en el Real Madrid. Unos dicen que se lleva mal con su presidente, Florentino Pérez, mientras otros sostienen que sólo es cuestión de dinero, que el portugués pretende que el club blanco sufrague los 14 millones de euros que deberá pagar al fisco español como una multa por haber evadido impuestos.

La parte próxima al jugador defiende que el ganador de los dos últimos Balones de Oro no puede tener un sueldo inferior al de Lionel Messi, con 40 millones de euros anuales. De nuevo, algo tan intangible como el "cariño" encuentra el valor de su cambio en dinero.

Mientras, de fondo quedan las malas relaciones entre Pérez y el "superagente" Jorge Mendes, el representante de Cristiano Ronaldo. Nadie duda de que Mendes estaría frotándose las manos por hacer la mayor operación de la historia del fútbol y llevarse su 12 por ciento de comisión.

El Real Madrid no movió ficha y está esperando a que lo haga el portugués, con contrato hasta 2021. Su nuevo técnico, Julen Lopetegui, se apresuró a defender en su presentación que "es el mejor del mundo" tras sugerir anteriormente que tal honor pertenecía a Lionel Messi.

Sea como fuere, el mercado está pendiente de una decisión trascendente que podría provocar un verdadero terremoto en los mercados, una enorme montaña de dinero que comenzaría a circular por toda Europa y que fomentaría un aluvión de traspasos importantes. Sólo Cristiano Ronaldo conoce el fin de esta truculenta historia. La solución, en breve.

Opiniones (0)
21 de julio de 2018 | 09:33
1
ERROR
21 de julio de 2018 | 09:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"