Santos-Tabárez: duelo récord de veteranía

Ambos son leyendas en su país e hicieron a su Selección campeona continental. Mañana se enfrentarán en octavos de final.

Ambos son leyendas en su país, ambos hicieron a su selección campeona continental y ambos imponen una autoridad que excede el fútbol: Óscar Tabárez y Fernando Santos librarán mañana desde el banquillo uno de los duelos particulares de los octavos de final entre Uruguay y Portugal.

Portugal Raphael José Fonte Fernando Santos

Y ese cúmulo de experiencia dejará uno de los récords de Rusia 2018: el uruguayo, de 71 años, y el luso, de 63, sumarán la mayor edad entre dos entrenadores de un partido mundialista con 135 años y tres meses, superando así los 133 y nueve meses que reunían Otto Rehhagel (Grecia) y Lars Lagerback (Nigeria) en un partido de Sudáfrica 2010.

"Me sorprende, en primer lugar, cómo pasa el tiempo", reflexionó Tabárez en Rusia repasando una carrera de más de medio siglo vinculado al deporte rey. "Los cambios que ha habido no solo en el fútbol, sino en el mundo, han sido espectaculares. No es lo mismo el año 90 que el 2018. El mundo es otro".

El "Maestro" (Montevideo, 1947) es ya parte de esa historia. Tras iniciarse como futbolista en los 60, se sentó en los banquillos de varios clubes hasta dirigir a Uruguay una primera etapa en los 90 y una segunda desde 2006 hasta hoy: cuatro Mundiales (Italia, Sudáfrica, Brasil y Rusia), tres de ellos consecutivos.

En lo deportivo, sus mayores logros fueron el título de Copa América de 2011 en Argentina y el cuarto lugar en el Mundial de Sudáfrica. Todo ello acompañado de una profunda renovación institucional vivida por el fútbol uruguayo durante estos 12 años.

Pero igual de importante es el papel del técnico fuera de la cancha: con su discurso medido al milímetro, filosófico y humano a la vez, orgulloso y respetuoso, el docente Tabárez es una autoridad indiscutida para el plantel y para el país, un modelo de valores y trabajo. Un "Maestro".

"Seguimos aprendiendo cada día de él", contó durante el Mundial el central Diego Godín, capitán y referente de La Celeste. "Su edad no tiene nada que ver. Con el maestro llevamos mucho tiempo juntos. El respeto que nos transmite día a día va más allá".

Nacido siete años después, Santos (Lisboa, 1954) es en muchos sentidos una suerte de Tabárez europeo y actualizado.

Comparte el mismo tono pausado al hablar, la voz grave que fuerza a escuchar con respeto, el gesto entre reflexivo y melancólico. Pero el luso, ingeniero electrónico de profesión, ofrece una visión decisivamente menos emocional y más pragmática del fútbol, sus motivaciones y sus objetivos.

"Organización, concentración, pasión y confianza", resumió en una entrevista las cuatro claves de su gestión. Con esos principios llegó a la selección en 2014 tras una exitosa etapa al frente de Grecia e hizo historia en la Eurocopa 2016 guiando a Portugal al primer título grande de su historia.

Si Tabárez tuvo su cuota de suerte al contar con una generación de estrellas como Diego Forlán, Luis Suárez o Edinson Cavani, a Santos le tocó en gracia un Cristiano Ronaldo en plenitud. Tal vez el mayor logro del técnico haya sido supeditar el astro mundial a su sistema de disciplina y solidaridad mutua, y no lo contrario.

Santos mima a conciencia el ego del delantero del Real Madrid. "Cristiano es como el vino de Oporto. Sabe cómo mejorar su capacidad al máximo con la edad", dijo la semana pasada. Pero su autoridad le permite mantener jerarquías indiscutibles. "Portugal juega con 11 y Cristiano forma parte de ese grupo", zanjó antes del torneo. "Será el Mundial de Portugal, no el de Cristiano Ronaldo".

Si el Uruguay de Tabárez se acerca a sus orígenes entre las potencias futbolísticas y si el Portugal de Santos logró instalarse en ese grupo con la Eurocopa es gracias a otro rasgo compartido entre ambos técnicos: son ganadores natos. "Resultadistas", incluso. Más que por un juego vistoso, sus equipos luchan por imponerse y avanzar.

Se vislumbra en las frases que deslizan cuidadosamente entre su discurso de humildad. "Ojalá podamos jugar los siete partidos en este Mundial", dijo Tabárez tras golear a Rusia 3-0 y cerrar la fase de grupos con pleno de victorias. Y Santos, ante los octavos con Uruguay: "Tengo confianza en mis jugadores y creo que vamos a pasar". Solo uno de los dos volverá a acertar mañana.

Pablo Sanguinetti (DPA) 


Opiniones (0)
20 de agosto de 2018 | 03:57
1
ERROR
20 de agosto de 2018 | 03:57
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"