Deportes

El GP de Austria ofrece una pronta revancha a Vettel

En su parte más ajetreada del año, la Fórmula 1 ofrece revanchas rápidas. Bien lo sabe el alemán, que buscará volver al liderato.

En su parte más ajetreada del año, la Fórmula 1 ofrece revanchas rápidas. Bien lo sabe el alemán Sebastian Vettel, que tras una actuación con dificultades hace una semana en Le Castellet buscará volver al liderato de la máxima categoría este fin de semana en el Gran Premio de Austria.

El apretado cronograma de carreras, que incluirá el Gran Premio británico el próximo 8 de julio, ofrece al piloto de Ferrari una buena oportunidad de recuperarse tras aquel choque en la primera vuelta en el trazado de Paul Ricard que le significó terminar quinto.

Vettel frenó lento y chocó el Mercedes del finlandés Valtteri Bottas en la primera curva. El cuádruple campeón recibió una penalidad de cinco segundos pero logró remontar hasta estar cerca, aunque eso no le valió demasiado porque el británico Lewis Hamilton ganó la carrera y volvió al liderato del campeonato.

Tenemos que enfocarnos en recuperar el terreno perdido", expresó Maurizio Arrivabene, director deportivo de la escudería italiana.

"El equipo dio todo (en Francia), tomando las decisiones estratégicas correctas para dar a los pilotos todas las oportunidades de lograr el mejor resultado posible"

A Vettel, en todo caso, no le queda demasiado tiempo para pensar en qué habría podido hacer distinto en esa primera vuelta, porque puede rápidamente revertir la situación tras perder el primer lugar con Lewis Hamilton. De Hamilton lo separan 14 puntos.

Pero no es un terreno sencillo: desde que Spielberg volvió al calendario en 2014, Mercedes ganó todas las ediciones de la carrera. Además, Hamilton llega con confianza después de su victoria en Francia.

El vigente campeón cree que, visto el trazado austríaco, será importante la clasificación del sábado.

"En esa pista no puedes realmente adelantar", dijo Hamilton. "Aun si tienes esas largas rectas, es muy muy difícil adelantar", añadió el piloto de 33 años.

"Ha sido una buena pista para nosotros en el pasado, así que no veo por qué sería diferente ahora", agregó.

Por lo demás, la pista pertece a la marca de bedidas Red Bull, lo que hace que la escudería que lleva el mismo nombre juegue de local, aun si su fábrica está en Reino Unido.

El australiano Daniel Ricciardo, tercero en la tabla con 96 puntos y dos victorias, tiene muchas ganas de dar batalla.

"Austria es una vuelta corta, pero una muy cargada. Es bastante frenético. El sector medio y el último sector son muy rápidos, de hecho las dos últimas curvas son mis favoritas, sobre todo con los coches actuales", expresó Ricciardo.

"La carrera es intensa y se siente un ritmo alto desde el princpio hasta el final, así que tienes que concentrarte mucho", señaló.

Su compañero de equipo, el holandés Max Verstappen, se siente más tranquilo después de protagonizar un choque a principios de temporada y llega al trazado austríaco con un tercer y un segundo lugar en las dos últimas carreras.

Pero su interés es también otro. "Una de las cosas que más me importan al venir a Austria es la comida. Soy un gran fan del schnitzel y de la ensalada de papas, así que intentaré buscar un poco de comida local en el fin de semana", consideró el holandés.

Opiniones (0)
19 de agosto de 2018 | 03:10
1
ERROR
19 de agosto de 2018 | 03:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"