Piñera ratificó expulsión de 2.000 inmigrantes por delitos

El presidente chileno reiteró la decisión de su Gobierno de echar del país a miles de delincuentes e ilegales.

El presidente chileno, Sebastián Piñera, reiteró hoy la decisión de su Gobierno de expulsar del país a unos 2.000 extranjeros que cometieron delitos o permanecen en forma irregular en el país.

"Brazos abiertos a quienes vienen a integrarse a nuestro país y puertas cerradas para los delincuentes", señaló Piñera durante un acto en el que entregó las primeras visas en el marco de su plan de regularización migratoria que lanzó a comienzos de abril.

El mandatario, que asumió su segundo periodo de Gobierno el 11 de marzo, señaló hoy que el proceso extraordinario de regularización migratoria ya alcanzó los 140.000 inscritos para aspirar a una visa.

En el país residen cerca de 1,1 millones de migrantes, de los cuales más de 300.000 se encontraban en situación irregular. La mayoría proviene de Perú, Colombia, Bolivia, Venezuela, Haití y Argentina, de acuerdo a datos oficiales.

"Estamos expulsando a personas que cometieron delitos en nuestro país o están de forma irregular. No están respetando nuestras leyes", subrayó Piñera.

Durante su campaña electoral y ya siendo presidente Piñera fue un severo crítico de las políticas migratorias de su antecesora Michelle Bachelet (2014-2018), porque considera que en esos años no hubo control.

"Yo no soy un xenófobo, pero sí creo que hay que tener cierto sentido común, yo no tengo por qué aceptar a cualquier persona que quiera venir a Chile", señaló en su momento, y dijo que había que poner "orden en la casa de todos" respecto de la inmigración, tras lo cual lanzó su programa para regularizarla.

Tras una determinación de los Tribunales de Justicia, el pasado fin de semana comenzó una primera etapa con la expulsión de 59 extranjeros que estaban cumpliendo condenas por diversos delitos, informó en la oportunidad el ministro del Interior, Andrés Chadwick.

"No queremos tener en Chile personas que hayan cometido delitos graves ni en sus países, ni en el extranjero, ni menos en Chile. Cumplen condena y se les va a expulsar del país", advirtió la autoridad.

Además, explicó que un tercer criterio de expulsión será para los extranjeros que no regularicen su situación migratoria, cuyo plazo expira el 23 de julio.

En tanto, Héctor Espinosa, el jefe de la policía civil chilena, señaló que se está "dando cumplimiento a las expulsiones lo más rápido posible".

"Hay un proceso que se viene estudiando y hay una programación. En un inicio queremos este año, a lo menos, expulsar a 2.000 personas", detalló el jefe policial.

Opiniones (0)
14 de agosto de 2018 | 05:26
1
ERROR
14 de agosto de 2018 | 05:26
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"