Viaje de egresados: todo lo que tenes que saber.

Qué se debe tener en cuenta antes de contratar una empresa. Seguro, cuota cero, coordinadores y más.

¡Recibí nuestro Newsletter!
Enterate de promociones, sorteos y los mejores consejos para hacer tus viajes mucho más placenteros y económicos.

Para los chicos es el viaje que celebra haber llegado al final de un ciclo. Para los padres, todo es una suma de interrogantes: que la empresa de turismo estudiantil cumpla todo lo que vendió, que garanticen la seguridad de los estudiantes, que actúen con rapidez y responsabilidad ante una emergencia, que no permitan que ingieran alcohol, en otras.

Sin dudas, para muchas familia es un gasto significativo por eso hay varias cuestiones a tener en cuenta.

Tras varias denuncias por incumplimiento a comienzos de la década del 2000, en 2006 se sancionó la ley nacional 26.208, de turismo estudiantil y posteriormente la resolución 23/2014. En primer lugar, las agencias de viajes estudiantiles tienen que estar habilitadas como tales por el Ministerio de Turismo de la Nación. Esto significa que cumplen con varias cosas como la cuota cero, que cuenta con seguros de responsabilidad civil, accidentes personales y de caución, asistencia al viajero y con coordinadores inscriptos en el Registro Nacional de Coordinadores Estudiantiles.

En la web del Ministerio de Turismo (www.turismo.gov.ar/turismo-estudiantil) hay un apartado dedicado al turismo estudiantil donde puede consultarse la normativa, agencias autorizadas y preguntas frecuentes como, por ejemplo, cuántos coordinadores viajan con el grupo.

La empresa debe ofrecer, al menos, tres opciones de hotelería con capacidad máxima de 4 pasajeros por habitación y en módulos separados por sexo; un pasajero "liberado" cada 10 (quiere decir que no paga; en general los utilizan los dos acompañantes mayores, padres o profesores, que van con el grupo); un coordinador (mayor de 21 años) cada 35 chicos y si son 36, deben ir dos; más la cantidad de asistentes (mayores de 18) que fija la agencia en función del grupo y las características del viaje.

El pago de la cuota cero sirve para que le devuelvan el dinero en caso de que el viaje no pueda realizarse por causas ajenas a los viajeros y sin que existan causas de fuerza mayor. También existe la posibilidad de que otra agencia se haga cargo del viaje. Es decir, con la cuota se reintegra el dinero o se hace efectivo el viaje pactado en lo que hace a servicios básicos (transporte, alojamiento, comidas y excursiones diurnas, salvo turismo aventura). Este sistema es único a nivel mundial. Tampoco pueden vender un viaje de egresados a futuro en cualquier fecha.

El modelo de contrato aprobado está disponible en el sitio web de Turismo que para estos casos corresponde el contrato "organizador egresado con preventa". Debe incluir todos los datos de hospedaje, transporte (fecha de salida y regreso), gastronomía, excursiones diurnas y seguros.

En ese acuerdo, la empresa tiene que informar los datos de la contratación de los seguros que deben cubrir todos los riesgos del viaje: responsabilidad civil, accidentes personales, asistencia médica y farmacéutica, y servicios de asistencia del viajero. En los destinos del exterior los seguros que se exigen son más costosos precisamente para que alcancen las coberturas necesarias en otro país. No hay que olvidar que los chicos que viajan al exterior, en su mayoría menores de 18, tienen que tramitar, ante escribano público, el permiso de sus padres para salir del país.

Para el control de los estudiantes también se ha recurrido a las bondades de la tecnología. Por ejemplo, en Bariloche algunas empresas en el check-in del hotel a cada chico le colocan una pulsera con un chip que tiene sus datos y ficha médica, y que permite hacer un seguimiento de sus ingresos y salidas del hotel o la disco.

El recurso de la pulsera también se utiliza en los hoteles de Brasil y del Caribe, que en general son grandes complejos con todos los servicios incluidos. Otras empresas le sumaron una aplicación para celulares que permite el ingreso de los padres al sistema de seguimiento de los chicos.

Los contratos establecen, además, que la empresa se reserva el derecho de expulsar del viaje al pasajero cuya conducta, estado de salud u otras razones provoque peligro o cause molestias al resto del grupo o pueda malograr el desarrollo del viaje. Regresa a su ciudad junto a personal de la empresa y no tiene derecho a reclamar por los servicios contratados que no recibió.

Los viajes se pagan hasta en 18 cuotas a través de cuponeras, y recientemente se sumaron los canales de pago online. Hay que estar atentos a los intereses que cobran en caso de atraso en el pago del primer y segundo vencimiento. 

Opiniones (0)
18 de agosto de 2018 | 03:22
1
ERROR
18 de agosto de 2018 | 03:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"