Adiós a un ícono popular: los hitos en la carrera de Violeta Rivas

A los 80 años, la popular cantante argentina falleció este sábado al mediodía. En la nota, un repaso por su trayectoria.

La cantante Ana María Francisca Adinolfi, conocida popularmente como Violeta Rivas, murió este mediodía a los 80 años. Según confirmó a LA NACION su marido, Néstor Fabián, se encontraba internada desde hacía varios días por una patología en los riñones y en la sangre. Además, padecía de Mal de Alzheimer.

Rivas saltó a la fama en los años 60 como parte del icónico programa musical El Club del Clan, del que también salieron artistas de la talla de Palito Ortega y Chico Novarro. Uno de sus mayores éxitos, "¡Qué suerte!", justamente, lo presentó durante una gira en Uruguay junto a esos dos compañeros.

Durante sus más de 50 años de carrera, editó más de 30 discos y participó de decenas de programas televisivos y comedias musicales. El cine también la tuvo como protagonista en películas com o Buenas noches, Buenos Aires, Fiebre de primavera, Nacidos para cantar y ¡Viva la vida!

Aquellos primeros años, Violeta los recordaba con muchísimo cariño. "Fue una época fantástica, porque era nuestra adolescencia y nos divertíamos muchísimo. Realmente, lo vivimos como un juego y entonces nos era muy fácil todo. Además nos llevábamos muy bien y los muchachos nos protegían un poco a nosotras. Yo creo que El Club del Clan pegó tan fuerte porque no había ningún programa para los jóvenes y porque cada uno de nosotros tenía su personalidad y su estilo", expresó hace unos años en una entrevista televisiva.

Siempre ajena a los escándalos y a las polémicas, Rivas supo conformar uno de los matrimonios más queridos y sólidos del ambiente artístico. La relación con el también cantante Néstor Fabián comenzó en 1964, y se mantuvieron juntos hasta el día de su deceso.

La fama de ambos y el cariño del público hicieron que muchas de las instancias más felices de su vida privada cobraran estado público y fueran, además, televisadas. Primero, su casamiento y luego el nacimiento de su hija Analía y su primer corte de pelo fueron registrados por las cámaras de Sábados Circulares, el mítico ciclo conducido por Pipo Mancera, y seguidos por millones de espectadores.

Muchos años después, invitada al programa de Susana Giménez, la misma Analía contó una anécdota que retrata el amor y la constancia de los seguidores de su madre y lo acostumbrada que estaba a recibir esas muestras de afecto. "La siguen muchas personas, siempre y está tan acostumbrada... Un día estábamos caminando por Belgrano, se acerca un señor, la saluda y claramente se la quiere levantar. Ella pensaba que la conocía hasta que le preguntó cómo se llamaba", recordó entre risas. 

Fuente: Pablo Montagna para La Nación

Opiniones (0)
22 de agosto de 2018 | 03:15
1
ERROR
22 de agosto de 2018 | 03:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"