Detienen a un hombre por el asesinato de su ex pareja

El hecho ocurrió el jueves por la noche en una calle de General Roca.

 Una mujer fue asesinada a cuchillazos en el pecho al ser interceptada en una calle de la ciudad rionegrina de General Roca y por el hecho fue detenido un enfermero con el que había mantenido una relación sentimental, informaron ayer fuentes judiciales y policiales.

La víctima fue identificada como Leticia Gómez (30), en tanto que el sospechoso es Mario Bravo (54), quien vivía a pocas cuadras de la casa de la víctima.

Durante la audiencia de formulación de cargos realizada ayer por la tarde, el titular de la Unidad Fiscal de Delitos contra las Personas, Luciano Garrido, acusó a Bravo por el delito de "homicidio doblemente calificado por el vínculo y por ser cometido en contexto de violencia de género".

Según relató el fiscal, el hecho ocurrió el jueves a las 22.40 en inmediaciones de San Luis al 1800, de General Roca, cuando el imputado, que había mantenido una relación de pareja con la víctima, la agredió con un arma blanca provocándole lesiones en la zona del tórax.

Entre las evidencias recabadas hasta el momento, Garrido mencionó el acta de procedimiento labrada por personal de la comisaría 21a. y las entrevistas a dos policías que recorrían la zona en bicicletas y divisaron a la víctima y al presunto agresor instantes después del ataque.

Los policías trasladaron a la víctima inmediatamente al hospital Francisco López Lima, pero murió debido a la gravedad de las heridas que tenía.

En tanto, el acusado fue interceptado cerca del lugar y llevado a la comisaría,mientras que los peritos levantaron rastros para avanzar en la pesquisa.

Al respecto, el fiscal mencionó que del lugar del hecho se secuestró un cuchillo de unos 15 centímetros que sería el utilizado para perpetrar el hecho y que en el vehículo del acusado se halló la vaina con la cual se enfunda esa arma.

Debido a la calificación legal escogida contra Bravo, Garrido solicitó como medida cautelar que se le aplique prisión preventiva por tres meses porque en caso de recaer condena la misma sería de prisión perpetua.

Por otro lado, entendió que en este caso se encontraban presentes los dos riesgos procesales a considerar a la hora de evaluar el pedido de un encarcelamiento preventivo: el riesgo de fuga y el posible entorpecimiento de la investigación.

En tanto, la defensa del acusado, representada por Oscar Pineda y Pablo Iribarren, no se opuso a la medida cautelar, pero solicitó que se cumpla en forma domiciliaria.

Tras escuchar a las partes, la jueza de Garantías Margarita Carrasco no hizo lugar a este último planteo y dictó la prisión preventiva por un plazo de tres meses.

Télam

Opiniones (0)
19 de agosto de 2018 | 14:36
1
ERROR
19 de agosto de 2018 | 14:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"