Caso Carleti: le otorgaron la prisión domiciliaria provisoria a una imputada

Susana Hurtado recibió el beneficio para poder cuidar de su hijo. La medida deberá ser confirmada el próximo jueves. La mujer está imputada como partícipe secundaria en el crimen de la empresaria frutihortícola.

Susana Hurtado, imputada como partícipe secundaria en el crimen de Norma Carleti, recibió de manera provisoria el beneficio de prisión domiciliaria esta mañana. Esta decisión deberá ser confirmada el próximo jueves, pero mientras tanto la mujer se irá a su casa para cuidar a su hijo, señalaron fuentes judiciales.

Hurtado es la pareja de Juan Carlos Guerrero -imputado como coautor y partícipe primario del homicidio-  y madrastra de los hermanos Kevin, Eber y Alexis, sindicados como los autores materiales del asesinato.

Hurtado y el padre de los Guerrero habían sido detenidos el 7 de junio pasado, cuando además se agregó la imputación por femicidio agravado por el vínculo y por promesa de remuneración económica a Leonardo Hisa, sindicado como el instigador y autor intelectual del crimen. 

Estas nuevas detenciones e imputación para Hisa se produjeron a raíz de un audio grabado por un compañero de celda de Kevin Guerrero en el que éste confesaba ser el autor del crimen y que lo había hecho a cambio de una suma de dinero ofrecida por Hisa a su padre.

El caso

El pasado 5 de marzo, la empresaria frutihortícola Norma Carleti fue asesinada de 55 puñaladas en su vivienda de Tunuyán. Por el crimen fueron detenidos los hermanos Kevin, Alexis y Eber Guerrero, sindicados como los autores materiales del hecho; y el exesposo de Carleti, Leonardo Hisa, señalado como el instigador y autor intelectual del crimen. La noche del asesinato, los hermanos Guerrero huyeron en un Fiat 600 que apareció quemado horas después en una finca de La Puntilla.

El primer detenido fue Kevin Guerrero, quien se encontraba con prisión domiciliaria en una vivienda cercana al domicilio de Carleti, cumpliendo una condena por robo. La noche del asesinato, la alarma de su tobillera electrónica se activó, pero al no tener geolocalizador no podían determinar dónde estaba. Poco después, el sospechoso regresó a su casa y allí lo atraparon. Luego cayeron sus hermanos Eber y Alexis, que fueron reconocidos huyendo de la escena del crimen por la oficial que llegó al lugar.

En tanto Hisa fue detenido unos días después, por cuatro indicios que apuntaban a que habría sido el instigador del crimen: la mala relación con Carleti, con quien atravesaba un conflictivo proceso de divorcio (varias testimoniales dieron cuenta de esta situación); la disputa económica entre ambos a partir de la división de bienes de la sociedad conyugal; la relación laboral y personal de Hisa con el padre de los detenidos, Juan Carlos Guerrero; y una llamada telefónica desde un teléfono perteneciente a la familia Guerrero al celular de Hisa, realizada el domingo 4 de marzo a las 21.04, horas antes del crimen.

Opiniones (0)
20 de julio de 2018 | 22:59
1
ERROR
20 de julio de 2018 | 22:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"