Policía murió de un disparo accidental

El efectivo sufrió un tiro en la cabeza producto de la caída de su arma reglamentaria.

Un efectivo de la Policía Federal Argentina (PFA) murió tras recibir un balazo en la cabeza al caérsele su arma reglamentaria en una dependencia de la localidad bonaerense de Florida.

El hecho ocurrió  en la sede ubicada en calle Yrigoyen 4848 del partido de Vicente López, en la zona norte del Gran Buenos Aires.

Fuentes policiales informaron a la agencia Télam que todo comenzó en el cuarto piso de la sede donde funciona una base de la PFA. Allí, el sargento primero Pedro Mario Nocera estaba trabajando y en ese momento se le cayó su pistola reglamentaria al suelo.

Según las fuentes, el efectivo recibió un disparo en la cabeza y cayó al piso gravemente herido. Sus compañeros lo trasladaron de urgencia al hospital zonal y luego iba a ser derivado al Hospital Churruca del barrio porteño de Parque Patricios. Sin embargo, Nocera murió como consecuencia de las lesiones sufridas, añadieron los voceros.

El hecho es investigado por la fiscal Cecilia Chaieb, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada en Vicente López Oeste, Departamento Judicial San Isidro.


Opiniones (0)
18 de agosto de 2018 | 00:13
1
ERROR
18 de agosto de 2018 | 00:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"