Cómo fueron las últimas horas de la esposa y el hijo de Naidenoff

Uno de los cuerpos fue hallado en la cocina y el otro en la planta alta. Murieron por inhalación de monóxido de carbono por una falla en el calefón de la cocina.

Cuando la empleada doméstica llegó el lunes por la mañana a la casa del senador Luis Naidenoff y su familia sintió un fuerte olor a gas. En el interior de la vivienda, ubicada a 10 cuadras del centro de Formosa, ya no había nada por hacer: en su interior la esposa del senador, Cynthia Sonaridio (49), y su hijo Joaquín (17), ya se encontraban sin vida.

Los resultados de la autopsia confirmaron que ambos perdieron la vida producto de una intoxicación por monóxido de carbono. Dos perras labradoras, mascotas de la familia, también fallecieron por la misma causa. Al parecer, una mala combustión derivó en la salida de monóxido en el calefón de la cocina, finalmente la llama se habría apagado y habría empezado a salir gas por lo que quienes hallaron los cuerpos se refirieron al intenso olor que había en la vivienda.

Si bien Naidenoff y su mujer estaban en un "proceso de separación" hace menos de un mes, mantenían una buena relación. De hecho, el domingo habían pasado juntos el día del padre en Resistencia, Chaco. Del encuentro también participaron Joaquín y Agustina (23), la hija mayor del matrimonio que regresó en la tarde del domingo a Buenos Aires. Es que vive en la Capital y el lunes tenía un examen en la facultad.

En la noche del domingo, las dos víctimas fatales cenaron junto al senador y jugaron a la generala hasta la madrugada. Como Naidenoff y su esposa estaban distanciados, él se fue a dormir a un departamento con su sobrino Andrés. Al día siguiente, pasadas las 9 de la mañana, recibió una llamada de la empleada doméstica y se dirigió de inmediato hacia la casa familiar, de acuerdo a la reconstrucción realizada por Clarín.

Según detallaron desde el círculo cercano del senador, Cynthia, que es escribana y abogada, fue encontrada en la cocina, que queda en la planta baja; y Joaquín, entre su habitación y el pasillo de la planta alta. "Por la reconstrucción de los peritos, parece que Cynthia abrió la puerta de la cocina, inhaló el monóxido y se desmayó. Y como la puerta quedó abierta, llegó a afectar a Joaquín. El hijo del senador se conectó por última vez al WhatsApp a las 6.50 de la mañana, que es la hora a la que le suena el despertador. Fue hallado con el uniforme de la escuela puesto", sumaron allegados a las víctimas.

"En la casa contaban con una red domiciliaria que era alimentada por dos garrafas de 45 kilos, ubicadas en el fondo de la propiedad", agregaron fuentes cercanas a la familia. Al momento de la inspección ocular, realizada este lunes por la mañana, una de ellas estaba casi congelada. Esto tendría que ver con la excesiva emanación de gas.

La pérdida se habría originado en la zona de la cocina y, el lunes por la noche, peritos de la Policía Federal completaban rastrillajes en la vivienda para brindarle al senador una segunda opinión sobre lo ocurrido.

El ministro de Gobierno de Formosa, Jorge González, también destacó que la principal hipótesis es la del accidente. "Aparentemente, estamos ante un hecho de accidente doméstico, al considerar la muerte de dos mascotas, lo cual es orientativo del hecho", sostuvo.

Madre e hijo fueron velados desde las 21 del lunes en la Cochería Remanso de Paz, en Formosa. El entierro estaba previsto para este martes a las 9.

Opiniones (0)
18 de julio de 2018 | 04:22
1
ERROR
18 de julio de 2018 | 04:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"